Noticia

50 años del primer Mazda con motor rotativo

Ignacio de Haro

30/05/2017 - 16:45

Se cumplen 50 años del primer Mazda con motor rotativo. Hace ahora exactamente medio siglo del lanzamiento del Mazda Cosmo Sport, un elegante biplaza que supuso el inicio de una tradición innovadora que se ha mantenido viva durante todos estos años y que sigue estando presente en los modelos actuales del fabricante japonés.

Te interesa: Un perfume inspirado en los coches Mazda se lleva un premio

Hace ahora 50 años desde Mazda lanzó su primer coche con motor rotativo, el Mazda Cosmo Sport (o 110S, como se le denominó en otros mercados) de 1967. Un vehículo innovador que también fue el primer deportivo de la historia de Mazda, un modelo que supuso el inicio de una tradición innovadora que se ha mantenido viva durante todos estos años y que sigue estando presente en los modelos actuales que componen la gama del fabricante japonés, desde el liviano Mazda MX-5 hasta el recientemente renovado Mazda CX-5.

Cuando fue presentado en 1967, el Mazda Cosmo Sport se convirtió en el primer automóvil de producción en serie que recurrió a una mecánica tipo Wankel con dos rotores y aunque solo se produjeron 1.176 unidades de este modelo, es tremendamente importante para Mazda. Y es que con él, la marca japonesa dejó de ser conocida como un fabricante de vehículos industriales y utilitarios para transformarse en una marca respetada internacionalmente por su vocación de desafiar los convencionalismos, tanto en términos de ingeniería como de diseño.

VÍDEO: ¡Una de clásicos! Así es el Mazda Cosmo 110S

Para poner en el mercado su primer coche con motor rotativo y lograr que fuera viable comercialmente, los ingenieros de Mazda antes debieron superar multitud de obstáculos. De hecho, fueron decenas de empresas las que firmaron acuerdos de licencia con NSU para desarrollar la novedosa tecnología de este fabricante alemán de coches y motocicletas (entre ellas varios grandes fabricantes de automoción, como Mercedes), pero solo una compañía tuvo éxito: Mazda.

Tras completar cientos de miles de kilómetros con los prototipos de pruebas y lograr niveles de rendimiento equivalentes a los de motores de pistones mucho más grandes y pesados, la firma japonesa puso a la venta el Mazda Cosmo. Y así comenzó este capítulo de éxito dentro de la historia de Mazda, que desembocó en la fabricación de casi dos millones de vehículos con motor rotativo y culminó con el triunfo logrado en las 24 Horas de Le Mans de 1991 por el Mazda 787B. Esta victoria fue y sigue siendo un hito en la historia de Le Mans, ya que ha sido la única vez que ha ganado un coche con motor sin pistones. ¿Se animará Mazda a lanzar un nuevo coche con motor rotativo en el futuro? Solo ellos lo saben con seguridad, pero los rumores parecen indicar que sí.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches