Noticia

5 marcas que queremos ver resucitar

Aarón Pérez

14/06/2017 - 08:00

Estas son las 5 marcas que queremos ver resucitar, cinco fabricantes que con el paso de los años se han visto obligadas a desaparecer por diferentes razones. Y es que la historia del automóvil ya nos ha brindado multitud de casos similares a éstos y algunas incluso han vuelto del más allá para disfrutar de cierto éxito.

No te pierdas: Las 10 marcas que menos se devalúan en segunda mano

Los cinco ejemplos que te traigo hoy son una muestra de que algunos fabricantes han desaparecido demasiado pronto y que podrían volver para cobrar el éxito que no tuvieron en su momento. Estas son las 5 marcas que queremos ver resucitar, cinco marcas que nos gustaría volver a ver comercializando vehículos y que creemos que podrían ser relevantes en la actualidad, por lo que merecen una segunda oportunidad en la vida y que podamos comprar sus coches no solo de segunda mano.

Vídeo: cinco coches que serán clásicos en 2017:

El primero de ellos es Hummer, la cual pertenecía a General Motors y, a causa de la recesión económica, fue una de las varias marcas que desaparecieron a principios de esta década. Comenzó siendo un fabricante de humvees exmilitares y más tarde comercializaba modelos muy exitosos entre el público norteamericano. Teniendo en cuenta el éxito de los SUV actuales, sería interesantes que fuera devuelta a la vida como una alternativa de lujo a Range Rover con motores más eficientes y toda la tecnología que hoy conocemos.

Duesenberg nació en 1913 y fue a la quiebra en 1937 después de la Gran Depresión. General Motors sería una compañía que podría adquirir los derechos de este fabricante y ofrecer los productos conceptuales que Cadillac y Buick no están dispuestos a llevar a producción. Un poco de marketing inteligente y podría tener tanto éxito como cabría esperar. 

Una alternativa al Chevrolet Camaro y al Chevrolet Corvette podrían ser los productos que ofrecería Pontiac, la tercera marca que queremos ver resucitar. Hacia el final de su existencia, la compañía no construyó nada interesante, a excepción del Solstice y el G8 para el mercado australiano. Una opción interesante para reinventar Pontiac sería la de enfocarla como una compañía deportiva, algo así como lo que muy acertadamente ha conseguido Fiat con Alfa Romeo.

Triumph es un fabricante británico que actualmente es propiedad de BMW. En los años 60 y 70, esta marca era famosa por sus icónicos roadster como el Spitfire y el TR6. Actualmente, la compañía bávara se ha desviado de sus orígenes enfocados en la ligereza y la simplicidad, por lo que Triumph podría ocupar este vacío ofreciendo vehículos de baja potencia como nivel de entrada al grupo, una alternativa interesante a Mini y que podría ser un rival directo del siempre ganador Mazda MX-5.

Por último, Saab es una de esas marcas que nos gustaría ver resucitar y que, por suerte, se encuentra ya en ese proceso de retorno de más allá, gracias a la adquisición por parte de NEVS. Su enfoque será completamente eléctrico e incluso está a punto de presentar dos concept cars basados en esta estrategia. Por su parte, al igual que Volvo estuvo en una situación delicada hace unos años y ahora se postula como un serio rival a batir gracias a la inversión de capital chino, Saab podría seguir sus pasos y enfocarse en la seguridad, una de las que eran sus principales obsesiones cuando aún existía, la cual es una mentalidad fantástica en el mercado de los coches autónomos.

Lecturas recomendadas

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches