Noticia

5 coches con doble padre y madre

Aarón Pérez

07/12/2016 - 11:48

Aquí te traigo 5 coches que son producto de una asociación, una forma sencilla y más asequible para dos o más fabricantes a la hora de crear un nuevo modelo. Comparten gastos en desarrollo para más tarde poder ofrecer un producto similar bajo diferentes insignias que permitan cubrir casi por completo los mercados mundiales. Con estos cinco ejemplos te muestro que es una práctica que se lleva a cabo desde hace décadas.

No te pierdas: Parecidos razonables: ¿Mercedes Clase A o Infiniti Q30?

Aquí te traigo 5 coches que son producto de una asociación, una forma sencilla y más asequible para dos o más fabricantes a la hora de crear un nuevo modelo. Comparten gastos en desarrollo para más tarde poder ofrecer un producto similar bajo diferentes insignias que permitan cubrir casi por completo los mercados mundiales. Con estos cinco ejemplos te muestro que es una práctica que se lleva a cabo desde hace décadas.

Pero, a veces, esto puede tener resultados desastrosos como el Volkswagen Routan, que en realidad era solo un Chrysler Town and Country, a excepción de algunos detalles propios. Un claro ejemplo de lo que estamos hablando en estas líneas son los recientes Infiniti Q30 e Infiniti QX30, los cuales comparten plataforma con el Mercedes Clase A y el Mercedes Clase GLA, aunque la carrocería muestra un diseño característico de la firma asiática.

Opel Speedster

Comenzamos por el Opel Speedster, uno de los modelos de la firma del rayo que realmente fue un incomprendido, pero que en el Reino Unido se vendió como Vauxhall VX220 y en los mercados asiáticos como Daewoo Speedster. Se trataba de un pequeño roadster que se basaba en el Lotus Elise y que estuvo en activo desde 2000 hasta 2005 con motores de 2.2 litros y 145 CV y una versión más potente de 2.0 litros turbo con 200 CV.

Mitsubishi 3000GT

En la década de los 90, el Mitsubishi 3000GT recibía esta denominación cuando salió de las fronteras japonesas, mientras que, en el mercado local, su nombre era Mitsubishi GTO. Por su parte, incluso Dodge vendía su propia versión llamada Stealth. Este deportivo fue la respuesta al Nissan Skyline en Japón, al 300ZX en Estados Unidos y al Toyota Supra en casi cualquier mercado, gracias, en parte, al potente V6 de 24V y 3.0 litros que ofrecía 223 CV en su versión estándar y 320 CV con la opción biturbo.

Toyota GT 86/Subaru BRZ

Y llegamos al Toyota GT 86 y al Subaru BRZ, el ejemplo perfecto de esta práctica desde 2012. Si eres un amante de los coches puros, ambos modelos son algo que debes tener en cuenta si quieres cambiar de vehículo próximamente. Una transmisión manual asociada a un motor bóxer de cuatro cilindros y 2.0 litros de aspiración natural con 200 CV que envía la potencia al tren posterior, proporcionando sensaciones al volante tan únicas gracias a un chasis y una suspensión optimizada para la ocasión. Estéticamente, a excepción de los respectivos logotipos, no se diferencian en nada.

Saab 9-2X

El Saab 9-2X es uno de esos coches excepcionales que nos brindó la firma sueca antes de que todo llegar a su fin. Sin embargo, el 9-2X era realmente un Subaru Impreza. Contaba con un motor 2.5 atmosférico de 173 CV, mientras que la versión Aero más potente se decantaba por un motor turbo de 2.0 litros con 230 CV que compartía con el WRX.

Nissan y Mercedes-Benz

Ambas compañías comparten una sociedad que nos está brindando de vehículos de ambas marcas que, realmente, presentan similitudes en cuanto a componentes y plataformas. A los Q30 y QX30 antes mencionados, debemos sumar el recién presentado Mercedes Clase X Concept, el cual comparte su plataforma con el Nissan Navara, pero ofrecerá todo el buen hacer y los acabados propios de Mercedes-Benz.

Lecturas recomendadas

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches