Noticia

3 ventajas y 4 defectos de customizar coches

Alex Morán

07/08/2017 - 11:34

El mercado está lleno de piezas para tunear tu vehículo y de talleres donde modificarlo, la cuestión es: ¿es buena idea prepararlo?

La época dorada del tuning ya pasó. Los días en que vehículos llenos de masilla poblaban y dominaban las carreteras quedaron atrás. Pero eso no significa que la personalización y la customización de coches se hayan extinguido del todo. Para aquel que quiera, sigue habiendo talleres en los que llevar a cabo modificaciones al gusto, la cuestión que debería preguntarse es: ¿qué partes positivas y que negativas tiene este mundillo? Aquí estamos nosotros para ofrecerte algunas respuestas.

VÍDEO: La locura del Tuning Ruso

Empezaremos por lo bueno. A título personal, cualquiera que prepare su coche estará consiguiendo un vehículo más exclusivo, ya sea en lo visual o en lo mecánico. Su vehículo se distinguirá de los demás y, dependiendo del empeño que ponga en la preparación, podrá llegar a crear algo único. Que después su gusto sea bueno o malo dependerá de cada uno.

Además, permite mejorar el coche en todos sus aspectos si se tiene conocimiento para ello. Instalar un sistema de infoentretenimeinto más moderno que el que utilizase en origen, mejorar el sistema de sonido, cambiar la tapicería, instalar asientos calefactables… todo redunda en una mayor comodidad a bordo.

Y, lógicamente, la personalización de la mecánica puede llevar al coche a otro nivel de rendimiento. Frenos de mayores dimensiones que detengan el vehículo en menos metros, un sistema de escape que añada potencia, suspensiones adaptables que mejoren la comodidad o el comportamiento según se necesite… Las opciones son amplísimas y las hay de todo grado de dificultad, pudiendo empezar por cambios en el software de la centralita que desbloqueen potencia extra en el motor.

Pero por otro lado, hay una serie de factores por los que no es tan recomendable tunear un coche. Por empezar donde hemos dejado lo positivo, hay que tener mucho cuidado con las mejoras mecánicas que se aplican al coche, porque en ocasiones pueden ser contraproducentes. Siguiendo el ejemplo de desbloquear caballos extra en la ECU, es posible que el resto del coche no esté preparado para soportar el incremento de potencia, lo que podría repercutir en sobrecalentamiento del motor, vibraciones o, sencillamente, que el sistema de frenos no sea efectivo según a que velocidades se circule.

Además, si estuviéramos en Estados Unidos no habría problema, pero en España la legislación es muy estricta con las modificaciones, por lo que hay que tener mucho cuidado con que piezas se instalan para que estas estén homologadas y no haya problemas. Si no, olvídate de pasar la ITV cuando toque.

VÍDEO: Los 5 coches más tuneados de España

El tercer contra es algo heredado por historia de aquellos años dorados del tuning: un coche ‘tuneao’ es un imán para la policía. En cuanto se note que se ha preparado el coche, aunque después se trate solo de un trabajo visual con más o menos gusto, los agentes sentirán especial predilección por pararlo en controles y de manera aleatoria, para efectuar registros o simplemente realizar algunas preguntas.

Y para corroborar el último solo hace falta echar un vistazo a páginas de segunda mano en internet: todos estos sitios están repletos de coches tuning intentando ser vendidos en vano. La gente no se fía, ya sea por prejuicios o porque es más difícil saber el estado de un vehículo al que se le han cambiado muchas piezas. Si preparas tu coche espera, por norma general, que su valor residual caiga en picado.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Álex Morán

Alex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Buscador de coches