Noticia

Competición

Se suspende el RallyCross de los X-Games de Barcelona

Redacción Auto Bild

19/05/2013 - 22:48

La lluvia obliga a suspender la prueba del RallyCross de los X-Games de Barcelona. El barro de la pista impidió que Carlos Sainz y Nani Roma pudieran deleitar a los aficionados.

El cielo se encapotaba a medida que los aficionados entraban en masa en el Estadio Olímpico de Montjuic para ver la prueba de RallyCross de los X-Games de Barcelona, con la participación de Carlos Sainz y Nani Roma como grandes reclamos para el público español.

La villa olímpica de la Ciudad Condal ha vivido durante esta semana el ambiente y el espectáculo de los X-Games en su primera aventura en suelo europeo en toda su historia (llevan organizándose desde 1995).

El domingo por la tarde, el circuito de RallyCross montado en el Estadio Olímpico se convirtió en el punto de encuentro de todos los aficionados, dispuestos a disfrutar con los grandes especialistas de la categoría como Ken Block o Travis Pastrana, junto a los dos pilotos españoles que se habían apuntado a la fiesta con un VW Polo con una preparación de 600 CV para el madrileño y un Mini con especificaciones del Campeonato de España de Rallyes de Tierra en el caso de Roma. Los Fiesta ST de Ford, patrocinador oficial de los X-Games, eran mayoría en una parrilla de 20 pilotos completada por Subaru Impreza, Mini y Dodge Dart. 

La hora de comienzo prevista para las 16.00 fue pospuesta hasta las 17.00, ya que un problema con el puente que tenía el circuito obligó a remodelarlo. Sin embargo, cuando las máquinas acababan de dejar la pista en perfecto estado y los coches se diponían a dar su primera vuelta de reconocimiento, la lluvia empezó a caer sobre la tierra del trazado complicando mucho la adherencia. Hay que recordar que las carreras de RallyCross de los X-Games se disputan con neumáticos lisos sobre una superficie mixta de tierra y asfalto y, en el caso de que haya poca adherencia, se usan gomas rayadas, pero en ningún caso, neumáticos de taco.

Los pilotos lo intentaron y apenas puedieron disputar las dos mangas de entrenamientos libres en unas condiciones que hacían imposible la conducción sobre el barro. Travis Pastrana o Ken Block perdíeron el control de sus coches en algunos puntos y el primero incluso llegó a chocar, lo que provocó la rotura de su paragolpes trasero. Carlos Sainz y Nani Roma también sufrían para mantenerse en pista justo cuando comenzó a llover a cántaros y se dio por finalizada la sesión con unos rabiosos trompos de Roma en la recta que fueron uno de los pocos desahogos que tuvieron los aficionados. 

Se esperaron dos horas durante las cuales la organización intentó arreglar la pista, sin embargo, finalmente la megafonía anunciaba que la prueba quedaba suspendida y el dinero de las entradas sería devuelto. Fue una pena haber perdido la oportunidad de ver esta espectacular disciplina por primera vez en España y más contando con un reparto tan interesante como Ken Block y su archiconocido Ford Fiesta o Sainz y Roma como estrellas locales. En cualquier caso, Barcelona ha firmado tres años de contrato con los X-Games así que el año que viene, con un poco más de suerte con el tiempo, se podrá volver a disfrutar de estas vibrantes carreras en nuestro país.

@Joargomez / Enviado especial a Barcelona

Lecturas recomendadas

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches