Noticia

Competición

Qualcomm entra de lleno en la nueva Fórmula E

Qualcomm entra de lleno en la nueva Fórmula E

Carlos López

12/09/2013 - 13:12

La primera competición de monoplazas eléctricos da nuevas pistas. Qualcomm entra de lleno en la Fórmula E como colaborador tecnológico en dos áreas: comunicaciones y desarrollo de sistemas de recarga inalámbrica. Alejandro Agag destaca que "este nuevo campeonato no busca competir con la Fórmula 1, vamos a su lado pero con un proyecto propio".

El campeonato de monoplazas eléctricos sigue su avance imparable y acaba de recibir un impulso gracias a la llegada de un nuevo socio y colaborador tecnológico. Qualcomm entra de lleno en la nueva Fórmula E. El pasado lunes, la empresa estadounidense anunciaba en Berlín un acuerdo por el que se vincula durante varias temporadas con Formula E Holdings (FEH).

Esta alianza entre Qualcomm y FEH abarca dos áreas: una que busca el desarrollo de infraestructuras y tecnologías móviles de comunicación, y otra destinada a investigar sistemas de recarga inalámbrica para las baterías de los coches eléctricos

Prototipo monoplaza Fórmula E

La nueva Fórmula E tiene previsto su arranque en septiembre de 2014. Se disputará en diez circuitos urbanos a lo largo de todo el mundo. Londres, Roma, Berlín, Putrajaya (Malasia), Beijing, Bangkok, Rio de Janeiro, Miami, Los Ángeles y Buenos Aires. Éstas son, de momento, las primeras ciudades que acogerán un formato que contará con un único día de competición. De esta forma se busca reducir costes y minimizar las molestias.

En un principio habrá diez equipos, cada uno con dos conductores. El Spark-Renault SRT-01 ha sido el primer coche en ser presentado en sociedad en medio de una gran expectación en el Salón de Frankfurt 2013. Está fabricado en fibra de carbono y aluminio y rinde 270 CV.

Todos los coches participantes deben de cumplir unos estándares dados por la FIA.

Lucas di Grassi, expiloto de Fórmula 1 y actual probador oficial del prototipo, narra su experiencia con el monoplaza eléctrico: "El par es muy diferente al de un Fórmula 1, tienes que saber cuando aplicarlo. Tienes que correr rápido, pero además de manera eficiente para aprovechar al máximo el coche. Se debe usar la mejor estrategia para conseguir el mejor resultado". Para el piloto brasileño la conducción del coche no es tan diferente, pero "no tienes ese sonido ensordecedor del motor, puedes escuchar los neumáticos, la suspensión, cosa que no ocurre dentro de un coche de Fórmula 1".

Lucas di Grassi y el coche de Fórmula E

Recarga inalámbrica y burbujas de conectividad

La entrada de Qualcomm en la Fórmula E supone un auténtico desembarco tecnológico. "Nuestra asociación con FEH no es solo una oportunidad para mostrar las tecnologías de Qualcomm. Queremos evaluar y mejorar la conectividad inalámbrica en todo el mundo, especialmente en las ciudades anfitrionas", dijo Anand Chandrasekher, vicepresidente senior y director de marketing de la compañía.

Una de las apuestas clave de Qualcomm es la recarga inalámbrica de las baterías de los vehículos. La compañía estadounidense ha desarrollado un sistema denominado Halo Wireless Electric Vehicle Charge (WEVC). Inicialmente se instalará en la temporada 2014/2015 en los 'safety-car' para pasar posteriormente a los monoplazas.

Mediante este sistema el coche se sitúa sobre una especie de alfombrilla colocada en el suelo y la energía se transfiere mediante inducción magnética resonante a una almohadilla ubicada en el vehículo. Los conductores simplemente deberán aparcar su coche y la recarga comenzará automáticamente. A medio plazo Qualcomm investiga la puesta en marcha de un sistema de carga que funcione con el monoplaza en movimiento.

Alejandro Agag, consejero delegado de FEH, explica la segunda vertiente del acuerdo con Qualcomm referido al desarrollo de mayores y mejores sistemas de conectividad -dentro de las ciudades en las que se dispute cada carrera- destinados a la búsqueda de la interactividad total entre el aficionado y el 'ecosistema' de la Fórmula E. "Queremos tener una 'burbuja de conectividad' alrededor de la carrera en la que el público pueda disponer de todos los datos y vídeos de la competición en sus dispositivos móviles. Vamos a desarrollar formas de interacción entre el público y sus conductores favoritos. Los coches tienen un sistema llamado 'Push-to-Pass' -permite aumentar la potencia brevemente para realizar un adelantamiento, se ganan 50 CV durante 10 segundos- y los fans podrán votar a su piloto preferido para que pueda usar este dispositivo una vez más que el resto de competidores. La cercanía entre pilotos y aficionados será otros de los puntos fuertes de la Fórmula E".

Agag añade que no buscan rivalizar con la Fórmula 1 ya que "tecnológicamente somos hijos suyos -McLaren, Williams y Renault colaboran en el desarrollo de los coches -e intentar plantarle cara es imposible". "Queremos hacer algo distinto a la F1, complementario, un proyecto propio con características exclusivas y diferentes", añade.

En definitiva, cada vez queda menos para la llegada de la Fórmula E. Un campeonato que pretende fomentar el uso del coche eléctrico y a la vez mostrar que se puede disfrutar de la velocidad en estado puro. Tras haber presenciado la pequeña exhibición ofrecida por Lucas di Grassi el pasado lunes en Berlín, con motivo de la firma del acuerdo entre Qualcomm y FEH, te garantizo una cosa, te esperan muchas y espectaculares sorpresas si te animas a seguir la nueva aventura de los monoplazas eléctricos.

Lecturas recomendadas

Carlos López

Alumno Máster de Periodismo de Motor

Buscador de coches