Noticia

Competición

Oriol Servià, dos décadas de acento español en la Indy

Oriol Servià, dos décadas de acento español en la Indy

Adrián Mancebo

26/05/2017 - 08:00

El gerundense Oriol Servià lleva dos décadas poniendo acento español a la Indycar. Ganador de una carrera en el campeonato, en 2017 volverá a intentar pelear por la victoria en el el mítico óvalo de Indianápolis. Fue cuarto en 2011, y este año, en su novena participación en la Indy 500, tendrá por primera vez a un español como rival.

¿Cómo ver las 500 Millas de Indianápolis?

El anuncio de que Fernando Alonso corre este año las 500 Millas de Indianápolis de 2017 ha hecho que la Indycar y la mítica carrera que se celebra este domingo crezcan en cuanto a popularidad en Europa. En nuestro país no se trata de un campeonato con demasiados seguidores habituales, a pesar de que se pueda ver por televisión en español, y eso es lo que ha provocado durante años que alguien con una enorme reputación en Estados Unidos como es Oriol Servià, apenas sea conocido en nuestro país. En esta edición, con tantas miradas depositadas en la Indy, su nombre y apellido serán más conocidos.

Nacido en la localidad de Pals (Girona) en 1974, cuenta con una dilatada experiencia en la Indycar. La competición corre por sus venas, pues su padre, Salvador Servià, y su tío, Josep Maria Servià, fueron reputados pilotos de rally y raids. Su madre fue copiloto habitual de su padre y según cuenta la leyenda, Oriol ya disputó su primera carrera antes de nacer en el vientre de su progenitora.

Vídeo: ¿Cómo son las 500 Millas de Indianápolis?



Como la mayoría de pilotos que han llegado a un alto nivel en monoplazas, comenzó su carrera en el karting, a finales de los años ochenta. Fue ascendiendo hasta la Fórmula Renault Elf Campus, donde fue subcampeón de 1993. Con este galardón se incorporó en el programa de pilotos de La Filiére, la Federación Francesa. Corrió dos años en la Fórmula Renault Francesa y otros dos en la Fórmula 3 Francesa. Su mejor resultado, el cuarto puesto en la clasificación final de 1996.

Ante las pocas posibilidades de dar el salto a la Fórmula 1 o de encontrar un buen plan en Europa, y siguiendo los consejos de Fermín Vélez, que participó dos años en las 500 Millas de Indianápolis  y que bien sabía ya lo que era correr en América, Serviá decidió embarcarse en una nueva aventura o, como muchos dirían, "hacer las Américas". Su primer paso fue el campeonato Indy Lights, algo así como la Fórmula 2. En su primer año logró el título de Mejor Debutante y, en el segundo, se proclamó campeón… aunque no ganó ninguna carrera. A pesar de sus éxitos, Servià no dejó de lado sus estudios y se graduó en Ingeniería Mecánica.

Con el título de la “segunda división” bajo el brazo, el catalán dio el salto a la Champ Car en el año 2000, cuyo equivalente a día de hoy sería la Indycar. Desde entonces Oriol ha competido al más alto nivel en Estados Unidos. Ha logrado liderar 272 vueltas, ha acabado entre los 5 primeros en 51 ocasiones y cuenta en su palmarés con una reluciente ‘pole’ y victoria, logradas en Sufers Paradise (Australia) y en Montreal (Canadá), respectivamente. De acuerdo con las estadísticas de la Indycar, este fin de semana en las 500 Millas de Indianápolis, Servià cumplirá 200 carreras entre Champ Car e Indycar, desde el año 2000.

A finales, precisamente, del 2000, Servià tuvo la oportunidad de correr en la Fórmula 1 con el equipo Prost GP. De hecho, hizo un test en el Circuito de Barcelona-Cataluña con las miras puestas en 2001. En un principio el catalán debía contar con el apoyo de Telefónica, pero finalmente no fue así y las posibilidades de estar en la F1 se esfumaron y continuó su carrera en EEUU. VIendo sus números en la Indy, no hay duda de que finalmente tomó un buen camino.

Vídeo: Claves para que Alonso gane las 500 Millas de Indianápolis


 

Servià ha participado en ocho ocasiones en las 500 Millas de Indianápolis. Su mejor resultado es un magnífico cuarto puesto, logrado en el año 2012. Un año antes, el español partió en tercera posición, desde la primera fila, algo que ningún otro piloto de nuestro país ha logrado. Con 42 años, cuenta con un palmarés envidiable, a pesar de no ser tan conocido en España como otros pilotos. A los números anteriormente citados hay que sumar el subcampeonato de la Champ Car de 2005, solo por detrás de Sébastien Bourdais, el cuarto puesto final de 2011, y el haber podido competir para equipos de la talla de Penske, Newman/Haas o Andretti, los más importante de la especialidad.

Oriol, que inevitablemente está cada vez más cerca de la retirada, pudo vivir una “segunda juventud” hace muy poco tiempo, al comenzar una nueva aventura como accionista y piloto del equipo Dragon Racing de la Fórmula E. Participó en cuatro carreras en la temporada inaugural del campeonato… y puntuó en las cuatro, con dos séptimos puestos como mejor resultado.

Aspirante a todo

El espejo retrovisor se inventó en la Indycar

También Oriol tiene opciones de lograr un gran resultado este año. Saldrá desde la duodécima posición de la parrilla, un puesto que le debería permitir luchar por las primeras posiciones y quién sabe si por la victoria. Servià cuenta con una dilatada experiencia y eso es decisivo para estar en el grupo líder en la última parte de la carrera, la más importante. Si gana, deja caer que podría abandonar definitivamente la Indycar.

"El año pasado ya tuve un coche para poder ganar, pero sin duda este es el año en el que tengo mayores opciones", ha declarado el catalán, que corre con un monoplaza del equipo Rahal Letterman Lanigan Racing.  "Mi plan es poder estar entre los diez primeros la primera mitad de la carrera y cuando nos acerquemos a las 40 últimas estar entre los cinco mejores para hacer el ataque final", ha añadido. "En el punto actual de mi carrera, en el que no soy un chaval, sería un buen broche para culminar mis años en este país".

Salvador Dalí le acompaña en el casco

Servià, natural de Pals (Girola) es un gran admirador del pintor Salvador Dalí, quien nació en Figueras, a apenas 45 kilómetros de donde es oriundo Oriol. “Es casual pero igual que Salvador Dalí también soy ampurdanés. Y también hay otra coincidencia curiosa, ya que él pasó varias temporadas en Francia, donde yo hice buena parte de mi formación deportiva, y en Estados Unidos, donde compito desde el año 1998”, declaró el catalán en la presentación de su casco para el año 2003, que hizo en el museo Dalí de St. Petersburg, en EEUU.

* Hace unos años, Oriol Servià apareció en un reportaje de la periodista Samanta Villar para su programa "Conexión Samanta" sobre las 500 Millas de Indianápolis. Si no lo viste y quieres hacerlo, haz click aquí

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Adrián Mancebo

Adrián Mancebo

Colaborador Motorsport

Amante del mundo de la competición. Disfruto trabajando en lo que más me gusta, siempre con un ojo puesto en cualquier carrera del mundo.

Buscador de coches

Más de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis