Noticia

Competición

Jaguar I-Type 1: una apuesta tecnológica para la Fórmula E

Raúl Salinas

09/09/2016 - 08:58

Jaguar llega a la Formula E con el monoplaza Jaguar I-Type 1, el nuevo proyecto de la marca inglesa para regresar al motorsport del más alto nivel, con ganas de triunfar aunque con un objetivo claro: crear un laboratorio rodante en el que desarrollar las tecnologías más innovadoras y respetuosas con el medio ambiente.

Jaguar I-Type 1, este es el nombre que más se escucha entre las paredes del Jaguar Collection Centre en Gaydon, Inglaterra. Es el nombre con el que Jaguar acudirá a la Fórmula E, la competición de monoplazas eléctricos organizado por la FIA y dirigida por el español Alejandro Agag. La marca inglesa vuelve así al motorsport del más alto nivel tras más de una década en el dique seco, sin duda, la apuesta parece clara y contundente.

No te lo pierdas: reta al piloto de Fórmula E y gana un millón de dólares

Los rostros de los dirigentes de la firma y desarrolladores del proyecto antes de su puesta de largo delatan los nervios previos a un momento importante. Jaguar Racing renace con un proyecto de futuro con el que busca dos cosas: por un lado regresar a la competición y hacerlo en una verdaderamente respetuosa con el medio ambiente. Por otro lado, contar con un laboratorio con ruedas en la que poder desarrollar la tecnología eléctrica que se irá implementando en la gama del fabricante inglés en los próximos años.

Parece a priori un buen negocio para Jaguar, más teniendo en cuenta los importantes apoyos con los que cuenta el equipo: la llegada de Panasonic, como socio principal del equipo, y otros socios, como la estadounidense Lear Corporation, dotan al equipo Panasonic Jaguar Racing de un pulmón financiero envidiable. Una inmejorable manera de empezar en la Fórmula E, aunque las cosas no van a ser fáciles.

El monoplaza Jaguar I-Type 1 abandona el clásico color verde de Jaguar Racing para optar por una mezcla de grises con toques azules realmente atractiva y futurista. Parece el resultado de una buena racha en su negocio y que se atreve a ir más allá. Luce frente a nosotros con la nueva aerodinámica adoptada en esta tercera temporada de la Fórmula E, con un alerón delantero más que curioso y cuya mejora aerodinámica no termina de estar clara.

Como bien sabrás, la Fórmula E es una competición curiosa en la que las reglas son claras y contundentes. ¡Y hay muchas! Todos los monoplazas cuenta con un chasis común, obra de Dallara, y un conjunto de baterías desarrollado por Williams. Es precisamente este último el socio tecnológico con el que Jaguar ha decidido colaborar para desarrollar su planta motriz. El propulsor no rinde más de 200 kW y el peso total no puede superar los 888 kg. Lo dicho, unas normas estrictas y concretas.

Te interesa: este es el nuevo look de los Fórmula E

No obstante, este hecho hace que la Fórmula E resulte una competición en la que el talento del piloto puede llegar a ser tremendamente relevante. Al volante del Jaguar I-Type se encuentran tres pilotos: el norirlandés Adam Carroll, el neozelandés Mitch Evans y el chino Ho-Pin Tung, como piloto reserva. Ambos cuentan con un palmarés suficientemente importante en el motorsport como para participar en algo tan grande como esto. Sin duda, en la rueda de prensa se les veía motivados e ilusionados.

Pero como te decía, el principal objetivo de Jaguar en esta nueva aventura en la Fórmula E, además de ganar carreras, evidentemente, es la de poder probar en condiciones límites tecnología eléctrica que poco a poco se irá implementando en sus modelos de calle. Hay que reconocer que a día de hoy la marca británica está algo por detrás de algunos de sus rivales premium, pero parece que esto se va a solucionar muy pronto.

Varios son los directivos que aseguran, entre corrillos, que Jaguar va a mostrar sorpresas muy interesantes en los próximos meses y años, novedades que a buen seguro tienen que ver con la tecnología híbrida y eléctrica. Nick Rogers, director ejecutivo de ingeniería del Grupo Jaguar Land Rover comentaba: “en los próximos cinco años veremos más cambios que en los treinta anteriores. La Fórmula E nos permitirá probar y desarrollar tecnología avanzada en condiciones extremas. Aplicaremos todo el conocimiento que nos aporte en nuestros vehículos de calle. En Jaguar Land Rover empleamos a 9.000 ingenieros y a un completo equipo de trabajo para avanzar en la tecnología eléctrica”.

Por supuesto en Jaguar saben que el reto es mayúsculo, son los novatos y es probable que los inicios sean complicados. Los primeros test en Donington Park han constatado que todavía están por detrás de sus principales rivales, pero no tengo duda que la incursión de Jaguar en la Fórmula E y su renacimiento en el motorsport de más alto nivel, aportará frutos muy sabrosos para la marca de Gaydon. ¡Habrá que estar muy pendientes de su desarrollo como equipo y de sus resultados! Si los directivos de la marca están en lo cierto, nos esperan sorpresas más que interesantes.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches