Noticia

Competición

Fórmula 1: previo Gran Premio de China

Carlos Flores

14/04/2011 - 16:19

La primera fase del Mundial por tierras de Oceanía y Asia llega a su término este fin de semana con la octava edición del Gran Premio de China. De nuevo, Sebastian Vettel y Red Bull parten como favoritos, pero en McLaren están dispuestos a no cejar en su presión para aprovechar cualquier fallo. Mientras, Ferrari y Fernando Alonso necesitan confirmar con un buen resultado el esperanzador rendimiento en carrera de Malasia.

Cuando el semáforo se ponga verde para la primera sesión de entrenamientos libres en el majestuoso circuito de Shangai, solo habrán transcurrido cinco días desde que Sebastian Vettel recibiera como ganador el banderazo en Malasia. Quiere esto decir que no cabe esperar del Gran Premio de China cambios sustanciales en cuanto a competitividad de los equipos. Claramente, el Red Bull RB7 es el coche a batir. En especial, el pilotado por el campeón alemán.

Pero hay esperanza para los rivales. El bólido azul no carece de puntos débiles, principalmente relacionados con su KERS (“nuestro sistema está aún en la infancia”, ha señalado su diseñador, Adrian Newey), y en Sepang Vettel tuvo que sudar para hacer la pole. Hamilton y su Mclaren estuvieron cerca de arrebatársela, y este fin de semana, con mejoras en el MP4/26, llegan decididos a dar más guerra.

Por su parte, Ferrari, en pleno esfuerzo para hacer del 150º Italia un buen coche a una vuelta, parte al menos con la convicción de que, aunque haya que sufrir en la calificación, la carrera puede ofrecerles oportunidades una vez que los neumáticos entren en temperatura y Fernando Alonso pueda comenzar a hacer su magia.

Magia es precisamente lo que necesitan otros para encauzar su temporada. Por ejemplo, Mercedes. La velocidad que exhibió el coche en el último test de pretemporada se ha volatilizado y no cabe esperar que permita ser protagonistas a Michael Schumacher -que ganó en Shangai su última carrera- y Nico Rosberg. Y qué decir de Williams, que llegaba con grandes ilusiones y se ha encontrado con un coche que ni corre ni logra ver la bandera a cuadros…

Otros integrantes de la zona media sí tienen motivos para sonreír: Renault ha logrado dos podios (solo uno menos que en todo 2010) con un coche que no será el más rápido, pero sí razonablemente competitivo y que, además, sale como un auténtico rayo; Sauber está logrando milagros con los neumáticos y sus pilotos, Kobayashi y Pérez, se han turnado a la hora de cuajar grandes actuaciones, y Force India, pese a no estar del todo satisfechos con su monoplaza, ha puntuado en los dos Grandes Premios de Fórmula 1 de 2011. Satisfacción también en algunos de los modestos: en Malasia, Lotus pudo por fin mantener el ritmo de los equipos con los que pretendía empezar a competir este año, mientras Hispania, pese al escaso rodaje del coche, logró que sus dos pilotos se clasificaran para la carrera y comprobó que sus tiempos no estaban muy lejos de los Virgin, el único rival al que, razonablemente, pueden aspirar a batir.

Dónde está la emoción

Al igual que sucede con Sepang, el trazado de Shangai tiene un buen potencial para los adelantamientos: gran anchura de la pista, fuertes frenadas y, sobre todo, una larguísima recta principal que culmina en una cerrada horquilla donde el uso del alerón móvil y el KERS debería redundar en momentos tan espectaculares como los vividos en Malasia. La salida de la citada horquilla hacia la última curva posibilita los contraataques. Es posible, incluso, ver adelantamientos en la entrada al pitlane, como sucedió con Alonso y Massa y Hamilton y Vettel el año pasado. Además, la primera serie de curvas es aún más revirada que la de Sepang, con mucho potencial para generar una gran lucha por la posición en la salida, y no son infrecuentes los contactos.

Las claves de Shangai

-¿Se repetirán las emociones de Malasia? El festival de adelantamientos (para lo que hasta ahora se estilaba) de Sepang no fue solo producto del alerón móvil. Ayudó lo suyo el hecho de que coincidían en pista monoplazas con sus neumáticos en diferentes fases de rendimiento. En China, las temperaturas del ambiente y de la pista no van a ser tan altas y, en principio, el desgaste de las gomas no debería ser un factor tan importante. Si así resulta ser, ¿serán el KERS y el ala móvil suficientes para salpimentar la carrera?

-¿Conseguira por fin Red Bull hacer funcionar su KERS? La forma en la que Mark Webber fue engullido por el grupo en Sepang demostró que no disponer del sistema de recuperación de energía es una perspectiva desalentadora, sobre todo para la salida. Aunque, de igual modo, la pregunta podría ser: pero ¿de verdad lo necesitan? Porque a Sebastian Vettel no pareció afectarle demasiado el quedarse sin los caballos extra mediado el Gran Premio de Malasia… En cualquier caso, mientras la escudería austriaca no consiga tener el sistema a pleno rendimiento y con total garantía de fiabilidad, será un punto débil que sus rivales intentarán explotar.

-¿Podrá McLaren frenar la racha de poles de Vettel? El alemán está imbatido en calificación desde el Gran Premio de Japón de 2010; lleva seis primeras posiciones en parrilla consecutivas. Pero ojo: en Sepang, batió a Hamilton por tan solo una décima de segundo. Y McLaren llega dispuesto a poder utilizar un suelo y unos escapes nuevos, que ya probaron en Malasia. Aseguran que el coche es más rápido con estas novedades y que si no las usaron en carrera fue por no comprometer la fiabilidad.

-Ferrari: ¿de nuevo a minimizar los daños? Fernando Alonso ha reconocido que Red Bull, y más en concreto Sebastian Vettel, están fuera de su alcance. Pero el buen rendimiento en carrera de Malasia le infunde cierto optimismo. “Espero un fin de semana difícil, pero la carrera es larga y, si hacemos las cosas bien y trabajamos en la dirección correcta, tendremos oportunidades", asegura. Pero al equipo le vendría como agua de mayo que las mejoras aerodinámicas -entre ellas, un alerón delantero- surtan efecto y les ayuden a recuperar parte de la efectividad perdida y que tanto están acusando en las calificaciones.

-Los Renault, temibles en la salida: por potencial, el R31 es el cuarto mejor coche. Pero su puesta en acción es impresionante, y ha sido la clave para los podios de Petrov en Australia y Heidfeld en Malasia. El alemán, además, le echó una mano a Vettel y facilitó su escapada al contener a Hamilton hasta la primera parada en boxes. En Shangai, la distancia hasta la primera curva es menor, pero aun así no hay duda de que los pilotos que partan en las primeras líneas estarán muy atentos a cualquier atisbo de los coches negros en sus retrovisores.

-La lluvia: los pronósticos para Sepang no se cumplieron, pero ojo con lo que pueda pasar en Shangai. Cuatro de las cinco últimas ediciones (incluyendo las dos últimas, celebradas a principios de temporada y no al final, como hasta entonces) se han visto salpicadas por el líquido elemento. No han sido aguaceros tan intensos como los de Malasia, pero han bastado para provocar grandes emociones, acontecimientos inesperados, enormes dilemas sobre la estrategia y resultados sorprendentes. No hay que olvidar, además, que el comportamiento de los compuestos intermedio y de lluvia extrema de Pirelli es todavía una incógnita

-Una y no más: las siete ediciones del Gran Premio han registrado la victoria de siete pilotos diferentes. Si la tónica continuara, el candidato más lógico para ganar este fin de semana sería Mark Webber, el único de los cinco principales favoritos que todavía no ha ganado en Shangai.

-Zona de activación del alerón trasero: al contrario que en Melbourne y Sepang, no coincide con la recta de meta. En la carrera, los pilotos podrán activar el alerón en la otra, más larga, que domina el sector final de la vuelta. La zona arrancará justo antes de su punto medio. El punto de detección por el que un piloto deberá pasar a menos de un segundo del coche que le precede para poder usar el sistema estará ubicado en la curva 12.

-Compuestos de neumáticos: blando (logos amarillos con banda dorada en los flancos) y duro (logos plateados). Es conveniente recordar que en la carrera, si en algún momento es necesario montar neumáticos de lluvia, ya no habrá obligación de usar al menos un juego de cada uno de los compuestos de seco.

-La opinión de Paul Hembery, responsable de Pirelli: "Como parte de la estrategia de Pirelli de promover más adelantamientos durante las carreras, ofreceremos a todos los equipos los compuestos duro y blando, con el objetivo de conseguir un GP de China a dos pitstops. Esperamos no decepcionar a nadie que crea que hemos hecho las carreras más emocionantes: es cierto que, si te levantas en medio de un Gran Premio en estos momentos, probablemente te pierdas algo importante. En Sepang, una vez planteadas todas las estrategias de equipo, vimos unas diez últimas vueltas muy emocionantes. Pero no puedes hacer una tortilla sin romper huevos y, en el caso de Malasia, el problema fue la goma. Las virutas de goma se generan de forma natural por la mayor degradación de los neumáticos, una característica que ha aportado emoción a la competición. Como nos debemos a los intereses de los equipos y de las carreras, estamos buscando la forma de reducir la cantidad de esos restos, pero eso no cambiará nuestra filosofía fundamental: devolver la competición a los pilotos”.

Los mejores en China

Como se ha reflejado más arriba, Shangai parece tener una maldición que evita que un piloto consiga ganar por segunda vez. La tendencia podría romperse este año, a tenor del dominio de Sebastian Vettel. Entre los equipos, Ferrari es el más exitoso, seguido de cerca por McLaren.

-Pilotos en activo que han ganado en Shangai: Rubens Barrichello (2004); Fernando Alonso (2005); Michael Schumacher (2006); Kimi Räikkönen (2007); Lewis Hamilton (2008); Sebastian Vettel (2009) y Jenson Button (2010).

-Equipos que han ganado en Shangai: Ferrari, tres victorias (2004, 2006 y 2007); McLaren, dos (2008 y 2010); Renault, una (2005) y Red Bull, una (2009).

Momentos para el recuerdo

-2004: Michael Schumacher, ya campeón en su temporada quizá más dominante, tiene un fin de semana discreto y es su compañero Rubens Barrichello el que domina y se impone en el estreno del circuito.

-2005: más penurias para Schumacher, que se estrella con el Minardi de Albers de camino a la parrilla y luego se sale de la pista mientras calienta sus neumáticos durante una fase de coche de seguridad. Fernando Alonso, ya con su primer título en el bolsillo, gana de cabo a rabo y Renault conquista el título de Constructores.

-2006: Por fin, Schumacher brilla en Shangai y, bajo la lluvia, gana -con ayuda de Renault, que equivoca la estrategia de Alonso- y se hace con el liderato del Mundial. Es la última victoria del kaiser hasta la fecha.

-2007: Lewis Hamilton domina, pero, con sus neumáticos acabados, aguanta en pista más de la cuenta y acaba aparcando su coche en la escapatoria del acceso al pitlane. Regalo que agradece el futuro campeón, Kimi Räikkönen.

-2009: bajo un diluvio, Sebastian Vettel interrumpe momentáneamente el dominio de Jenson Button y Brawn GP y da a Red Bull su primera victoria. El éxito se redondea con el segundo puesto de Mark Webber.

Horarios

Libres 1: viernes, 04.00

Libres 2: viernes, 08.00

Libres 3: sábado, 05.00

Calificación: sábado, 08.00

Carrera: domingo, 09.00

Lecturas recomendadas

Buscador de coches