Noticia

Competición

Fórmula 1: el previo del Gran Premio de Europa

Carlos Flores

22/06/2011 - 14:36

Transcurrido poco más de un mes desde la carrera en Montmeló, la Fórmula 1 regresa a España con la cuarta edición del Gran Premio de Europa que se disputa en el circuito urbano de Valencia. Fernando Alonso llega a un circuito, que hasta ahora no le ha sido propicio, convencido de lograr lo que en Mónaco y Canadá le negó la fortuna: la primera victoria del año.

Las cosas, claras. La popularidad de Fernando Alonso fue el factor clave para que España tenga hoy el raro privilegio de acoger dos Grandes Premios de Fórmula 1 . El problema fue que el acuerdo se firmó cuando el asturiano prácticamente estrenaba su condición de bicampeón, y en los primeros días de lo que se suponía iba a ser una victoriosa carrera en el equipo McLaren. Y ya se sabe cómo acabó.

Así, para cuando, en 2008, Valencia se estrenó como sede de una prueba del Mundial, el Gran Premio de Europa, Alonso estaba al volante de un Renault que, dos años después, ya no era un coche ganador. Fue un anticlímax que se completó con una carrera decepcionante, en la que no ocurrió nada de nada. Las dos ediciones sucesivas no han llegado a producir esas cotas de sopor y, de hecho, no han carecido de cierta salsa (el duelo Hamilton-Barrichello de 2009; el accidente de Webber y el caos que generó la salida del coche de seguridad en 2010. Pero es este año cuando todo parece en su sitio para producir por fin una carrera para recordar.

La receta compuesta por los neumáticos Pirelli y el alerón móvil está deparando este año más acción de la que se había vivido en años. Sería raro que el trazado de la capital levantina se aparte del guión visto hasta ahora. Más aún teniendo en cuenta que, como hace dos semanas en Canadá, no habrá una, sino dos zonas de accionamiento del alerón móvil. Las caravanas de monoplazas circulando uno tras otro sin opción de adelantar han pasado a la Historia, y Valencia –y sus hasta ahora sufridos espectadores- es uno de los circuitos que más pueden beneficiarse de esta Fórmula 1 estilo 2011.

Para acrecentar las expectativas, Fernando Alonso vuelve a estar al volante de un coche competitivo. Su objetivo, y el de Ferrari, no es otro que dejar atrás la mala fortuna de Canadá y concretar con un gran resultado el potencial del coche en un trazado de características similares. El español está seguro de que Valencia le ofrecerá una nueva ocasión de lograr el primer triunfo de la temporada. “Sé que los aficionados esperan con ansia esa primera victoria del año, tanto como nosotros. En las dos últimas carreras, demostramos con claridad que éramos capaces de ganar, especialmente en Mónaco –donde estuvimos muy cerca-, aunque estoy convencido de que, también en Canadá, dado lo que se había visto en calificación, podría haber luchado hasta el final. Ahora, en un trazado muy parecido al de Montreal, no hay ninguna razón objetiva por la que no debamos ser competitivos”, asegura Alonso.

El de Ferrari confía además en que la suerte, tan poco propicia tanto en las últimas carreras como en sus anteriores visitas a Valencia, le dé un respiro. “En general, este año no hemos tenido la suerte a nuestro lado, pero siempre he dicho que la buena y la mala tienden a equilibrarse a lo largo de la temporada; es una regla no escrita que quizá pueda aplicarse a los circuitos y, si es ese el caso, ¡sería feliz si el infortunio del año pasado se me compensara ahora!”, concluye.

-Adiós a los difusores soplados: el Gran Premio de Europa será el último antes de la entrada en vigor, en Gran Bretaña, de la limitación en el funcionamiento de los difusores soplados. Ya no será posible, como hasta ahora, conseguir que el flujo de gases de los escapes siga incidiendo en el difusor incluso cuando el piloto tiene el pie levantado del acelerador. Un efecto que se consigue por medio de mapeados de motor especiales.

Además, ya desde Valencia, la FIA ha comunicado a los equipos que no se permitirá cambiar el mapeado de motor entre la calificación y la carrera. Esta última decisión evitará que los equipos usen ajustes extremos para la calificación –que incrementen el flujo de los escapes o que quemen más combustible- para después volver a una configuración menos beneficiosa y más segura para la carrera. Sí podría hacerse, teóricamente, en una parada en boxes, pero la pérdida de tiempo que supondría conectar un ordenador al coche lo haría inviable.

Aunque estos cambios podrían afectar en mayor o menor medida a casi todos los equipos, el interés se centrará en comprobar hasta qué punto influye en el rendimiento de los dominantes Red Bull. En no pocas ocasiones este año, su tremenda superioridad el sábado –de hasta un segundo por vuelta- no ha encontrado reflejo en su ritmo de carrera, y no son pocas las voces que apuntan a que es el equipo energético el que ha dispuesto hasta ahora del mejor sistema, que le permite extraer el mayor rendimiento en calificación a su difusor.

-Zona de activación del alerón trasero móvil en carrera: el punto de detección estará ubicado en la aproximación a la curva 8. Como en Canadá, habrá dos zonas de activación. la primera comenzará 285 metros después de la curva 10, tras el paso por el puente; la segunda lo hará 35 metros después de la curva 14. Hay que recordar que su uso está permitido a partir de la tercera vuelta después de la salida o de la retirada del coche de seguridad, siempre que el piloto haya pasado a menos de un segundo del coche que le precede por el punto de detección. Ni que decir tiene que Valencia, donde los adelantamientos en pista han brillado por su casi total ausencia, debería ser uno de los circuitos en los que este sistema resulte más efectivo.

-Compuestos de neumáticos: blando (logos amarillos en los flancos) y medio (logos blancos). Este último hace su primera aparición, aunque ya fue probado en Canadá durante el anterior Gran Premio. El PZero medio no es tan duradero como el duro, pero es más rápido que este, aunque a gran distancia del PZero amarillo blando, que será el option en Valencia. La naturaleza de stop-start de este trazado y los frecuentes cambios de dirección suponen un esfuerzo adicional para los neumáticos, sometidos a fuertes niveles de tracción y frenada, con escaso agarre para ofrecer apoyo lateral en curva. Este circuito solo se utiliza una vez al año, lo que implica que el nivel de agarre evoluciona mucho a lo largo del fin de semana, a medida que la goma se acumula en el asfalto.

-Los mejores en el Gran Premio de Europa

Michael Schumacher (para variar) ostenta el primado con seis triunfos, todos ellos en Nürburgring salvo el primero de ellos, que consiguió en Jerez. Desde que el Gran Premio se disputa en Valencia, nadie ha repetido victoria, pole ni vuelta rápida.

-Pilotos en activo que han ganado en el Gran Premio de Europa:

Michael Schumacher, seis victorias (1994, 1995, 2000, 2001, 2004, 2006); Fernando Alonso, dos (2005, 2007); Rubens Barrichello, dos (2002, 2009); Felipe Massa, una (2008); Sebastian Vettel, una (2010).

-Equipos de la actual parrilla que han ganado en el Gran Premio de Europa: Ferrari, seis victorias (2000, 2001, 2002, 2004, 2006, 2008); McLaren, cuatro (1984, 1993, 1997, 2007); Williams, tres (1985, 1996, 2003); Renault, tres (dos como Benetton, 1994 y 1995, y 2005); Red Bull, dos (una como Stewart, 1999, y 2010); Mercedes (una como Brawn, 2009).

-Los récords del circuito de Valencia

-De la distancia: Felipe Massa (2008, Ferrari), 1h:35:32.339 (193,983 km/h).

-De la pole: Sebastian Vettel (2010, Red Bull), 1:38.989 (199,907 km/h).

-De la vuelta rápida: Timo Glock (2009, Toyota), 1:38.683 (197,687 km/h).

-Momentos para el recuerdo

1985: la última edición en celebrarse en Brands Hatch asiste al primer triunfo del futuro ídolo de la afición británica, Nigel Mansell. Es también el primer éxito para la asociación de Williams y Honda, que dominará casi por completo las dos siguientes temporadas.

1993: el GP de Europa reaparece tras ocho años, en Donington Park. Bajo la lluvia, Ayrton Senna consigue una de sus victorias más recordadas con una auténtica exhibición que contrasta con el desastre de los muy superiores –al menos, en seco- Williams-Renault (entre Prost y su compañero Hill, pasan por boxes nada menos que 13 veces).

1997: la última de las ediciones disputadas en Jerez asiste al la proclamación como campeón de Jacques Villeneuve. Pero la carrera es recordada sobre todo por la acción de Michael Schumacher, que choca con el canadiense para evitar ser adelantado. Pero el alemán sale trasquilado y es él quien queda fuera de carrera, y más tarde será eliminado de la clasificación del Mundial. Pocos se acuerdan de que, al final, Williams y McLaren acuerdan un pacto de no agresión por el que Mika Häkkinen gana su primer Gran Premio…

1999: una de las ediciones más locas. Con la lluvia que viene y va en Nürburgring, los abandonos se suceden. Solo nueve coches cruzan la meta, y el sorprendente ganador es el británico Johnny Herbert, que estrena su palmarés y el del equipo del tricampeón Jackie Stewart. El mismo que, más de una década después, se llama Red Bull.

2003: Kimi Räikkönen va en pos de su segunda victoria (y el liderato del Mundial) cuando su motor dice basta y despeja el camino para el triunfo de Ralf Schumacher con su Williams. Por detrás, Juan Pablo Montoya adelanta a Michael, que, al resistirse, acaba en la arena. No hay problema: los comisarios empujan al kaiser para que vuelva a la pista, aunque solo remontará hasta el quinto puesto.

2005: más desgracias para Räikkönen. Acosado sin descanso por Fernando Alonso, el finlandés afronta las últimas vueltas con graves problemas en un neumático. Justo al comenzar el último giro, la suspensión delantera del McLaren se desintegra en plena recta de meta. Sin control, el coche está a un tris de embestir a Jenson Button. Alonso hereda el triunfo, el cuarto de la temporada.

2007: otra típica carrera en Nürburgring, con las condiciones de la pista en constante cambio. Los Ferrari de Räikkönen y Massa dominan, pero el finlandés abandona y, al volver la lluvia en las últimas vueltas, Alonso caza sin remisión a Felipe, al que adelanta –contacto incluido- a cuatro vueltas del final. La carrera es recordada también por las múltiples salidas de pista en la curva 1 bajo el diluvio de las primeras vueltas, y la ayudita que una grúa le prestó a Lewis Hamilton para volver al circuito.

2009: en la segunda edición celebrada en Valencia, Rubens Barrichello –hasta entonces, oscurecido totalmente por Jenson Button en el triunfante equipo Brawn- recupera su mejor forma. Presiona sin descanso al McLaren de Lewis Hamilton hasta superarle en la última ronda de paradas en boxes. Para el brasileño, es la primera victoria desde el Gran Premio de China de 2004, cuando aún estaba en Ferrari.

-Horarios

Libres 1: viernes 24, 10.00 Libres 2: viernes 24, 14.00

Libres 3: sábado 25, 11.00 Calificación: sábado 25, 14.00

Carrera: domingo 26, 14.00 (57 vueltas, 308,883 km)

Lecturas recomendadas

Buscador de coches