Noticia

F1

Los coches más longevos y exitosos de la Fórmula 1

longevos

Redacción Auto Bild

23/02/2012 - 14:14

Los coches más longevos y exitosos de la Fórmula 1 no son como los actuales monoplazas, que 'caducan' pasado el primer año. Descubre los cuatro ejemplares más longevos y exitosos de la Fórmula 1: monoplazas que marcaron un hito en la historia.

[mg_gal_picker:175]

No muchos monoplazas de la Fórmula 1 pueden presumir de ser coches 'históricos'. En el pasado, los coches de la Fórmula 1 eran longevos y exitosos, sin 'pasar a mejor vida' transcurrido un año de su creación. Al presentar sus nuevos monoplazas, las escuderías de Fórmula 1 -por más esperanzas que tengan depositadas en ellos- ignoran qué les depara el futuro. La carrera tecnológica, la necesidad de incorporar ideas de la competencia y los frecuentes cambios reglamentarios se alían para que, tras una sola temporada, sus creaciones sean carne de museo. No siempre fue así.

Décadas atrás, si un coche de la Fórmula 1 se revelaba competitivo y con la ayuda de una mayor estabilidad en las normas, lo normal era que su vida activa se prolongara durante más años -con modificaciones más o menos apreciables- hasta extremos impensables hoy en día.  Buen ejemplo de los coches más longevos y exitosos fueron el Lotus 72 y el McLaren M23, que se pasearon por los circuitos del Campeonato del Mundo a lo largo de nada menos que seis y cinco temporadas, respectivamente. Y esa larga vida laboral no fue precisamente en balde, pues, al igual que hicieron más tarde el Williams FW07 y el McLaren MP4-2, ganaron títulos y carreras desde sus primeros pasos y a lo largo de casi toda su trayectoria. 

Lotus 72

Fittipaldi ganó su primer título con este coche que se convirtió en icono de la Fórmula 1. El Lotus 72 marcó un antes y un después en el diseño en la Fórmula 1. Pergeñado  por Maurice Phillippe con la supervisión del patrón Colin Chapman, se convirtió en la referencia a seguir en los albores de los años 70. Entre sus innovaciones, la línea en cuña, el gran alerón trasero de tres planos, los radiadores situados en los laterales -origen de los pontones (hasta entonces, solían colocarse en el morro)-, los frenos ‘inboard’ y la toma de aire para el motor. El debut no fue prometedor: Jochen Rindt abandonó en España tras solo nueve vueltas. Fue retirado momentáneamente y las modificaciones que se le hicieron fueron tan efectivas que Rindt ganó cuatro carreras consecutivas: Holanda, Francia, Gran Bretaña y Alemania. El cuento de hadas terminó en tragedia con el accidente de Monza, pero nadie pudo superar su puntuación y el austriaco se convirtió en el único campeón póstumo. No hubo victorias en 1971, ya con Emerson Fittipaldi como piloto estrella, pero al año siguiente el brasileño sumó cinco y se alzó con el título. Ese año, el Lotus 72 lucía ya los colores negro y oro que lo convertirían en un icono. Para la siguiente temporada, Lotus decidió contratar a Ronnie Peterson para acompañar a Fittipaldi. En su cuarto año, el Lotus 72 seguía siendo muy competitivo y entre ambos sumaron ocho triunfos y el tercer título de Constructores para el equipo, pero Jackie Stewart les birló el de Pilotos. En 1974, comenzó el lógico declive: el venerable coche debería haberse ‘jubilado’, pero el fiasco del sucesor, el Lotus 76, le obligó a ‘volver al tajo’. Aunque sus ‘achaques’ eran evidentes, el talento de Peterson salió a relucir para dar al Lotus 72 sus tres últimas victorias. Aún compitió en 1975, pero el sueco apenas sumó seis puntos con un coche ya totalmente superado.

  • 1970-1975 Carreras   
  • 75 Victorias en GP   
  • 20 Títulos pilotos  1970, 1972
  • Títulos constructores   1970, 1972, 1973

McLaren M23

En 1973, McLaren era más conocida por sus éxitos en el campeonato Can-Am. Todo cambió con el McLaren M23. Un coche que seguía las líneas del Lotus 72 y que, como aquél, se convirtió en un paradigma de longevidad y competitividad. La creación de Gordon Coppuck debutó en Sudáfrica y cuatro carreras después, en Suecia, Denny Hulme logró el primer triunfo, al que seguirían otros dos a cargo de Peter Revson. La llegada de Fittipaldi ayudó a desarrollar el coche en 1974. El brasileño ganó tres pruebas  y el campeonato, dando a McLaren su primer título de Constructores. La combinación Lauda-Ferrari fue demasiado dura de roer en 1975, pero entre Fittipaldi y Jochen Mass lograron tres triunfos. Emerson abandonó el equipo para 1976 y fue sustituido por James Hunt. Fue el año del duelo con Lauda: Hunt recuperó su desventaja inicial en ausencia del austriaco, herido en Nürburgring, y se llevó el título con suspense en Japón (cruzó la meta ignorante de que era tercero, justo lo que necesitaba tras retirarse Niki). El McLaren M23 aún corrió en 1977 mientras se ponía a punto el McLaren M26, pero ya no hubo más victorias.

  • Temporadas en activo    1973-1977
  • Carreras    80
  • Victorias en GP    16
  • Títulos pilotos    1974, 1976
  • Títulos constructores    1974

Williams FW07

Tras varios intentos fracasados, Frank Williams regresó a la F1 en 1978, asociado con el diseñador Patrick Head. El primer monoplaza, el Williams FW06, no fue malo, pero nada pudo hacer ante el Lotus 79 de efecto suelo. Lo que sí hizo Head fue tomar buena nota de ese nuevo concepto para crear el Williams FW07. Pequeño, ligero y manejable, era en esencia un Lotus 79 evolucionado. Solo la falta de fiabilidad inicial evitó que ya ese año llegaran los títulos, aunque Alan Jones avisó de lo que estaba por llegar ganando cuatro carreras. En 1980, el australiano se hizo con el título tras imponerse en cinco pruebas; su nuevo compañero, Carlos Reutemann, ganó en Mónaco y colaboró para la victoria en Constructores con otros siete podios. El argentino lideró el asalto al Mundial en 1981, pero se vino abajo en la última cita, Las Vegas. Un día agridulce, en el que Jones dijo adiós con el último triunfo, personal y del Williams FW07, que, en su versión D, todavía compitió a buen nivel a principios de 1982.

  • Temporadas en activo    1979-1982
  • Carreras    43
  • Victorias en GP    15
  • Títulos pilotos    1980
  • Títulos constructores    1980, 1981
  • Alan Jones, piloto fetiche de Williams, ganó 11 carreras con el FW07

McLaren MP4-2

Tras los éxitos logrados a mediados de los años 70, llegaron tiempos duros para McLaren, que derivaron en la toma de control por parte de Ron Dennis. El primer coche de la nueva era fue el famoso McLaren MP4 de fibra de carbono (1981-83), que ganó seis carreras, pero que no podía rivalizar con los turbo. Algo que tuvo solución en su sucesor, un chasis virtualmente idéntico asociado a un seis cilindros de Porsche, rebautizado TAG. El McLaren MP4-2, obra también de John Barnard, se convirtió en una máquina imparable. Sobre todo, en 1984: entre Alain Prost y Niki Lauda, se impusieron en 12 grandes premios. Lauda fue campeón por medio punto. Hubo más oposición en 1985. Al principio, de Ferrari; al final, de Williams, pero, con cinco victorias, Prost logró al fin el título. En 1986, los Williams-Honda eran algo más competitivos, pero la guerra interna entre Nigel Mansell y Nelson Piquet permitió a Prost llegar con opciones a la última carrera. Allí, en Australia, su victoria, unida al reventón de Mansell, significó el doblete. Una despedida apropiada para el último de los F1 más longevo.

  • Temporadas en activo    1984-1986
  • Carreras    48
  • Victorias en GP    22
  • Títulos pilotos    1984, 1985, 1986
  • Títulos constructores    1984, 1985

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches