Vocho Teotihuacano: un Beetle cubierto de piedras preciosas

Vocho Teotihuacano: un Beetle cubierto de piedras preciosas

26/10/2016 - 14:49

El Vocho Teotihuacano es un VW Beetle cubierto de nada menos que 19.800 piedras semipreciosas con el que un grupo de artesanos ha querido rendir homenaje a la cultura ancestral mexicana. El vehículo permanecerá expuesto en México hasta mediados de noviembre; después viajará a Alemania donde formará parte de una serie de cinco VW Beetle que se irán decorando en honor a la cultura maya, azteca, olmeca, tolteca y teotihuacana.

El Vocho Teotihuacano es un VW Beetle fabricado en 1994 que un grupo de artesanos ha cubierto de piedras semipreciosas para rendir homenaje a la cultura ancestral mexicana.

Lo de Vocho viene porque este es el nombre con el que popularmente se conoce en América del Sur a todas las generaciones del Escarabajo (el sobrenombre identifica, en realidad a los primeros Beetle, pero su uso se ha extendido a todas las versiones); lo de Teotihuacano porque es el primero de una serie de cinco vehículos (todos VW Beetle) con la que pretenden rendir homenaje a las culturas maya, azteca, olmeca, tolteca y teotihuacana.

Para darle la impresionante apariencia que tiene, el Vocho Teotihuacano ha sido cubierto de 19.800 piedras semipreciosas (jade, obsidiana y cuarzo de aventurina, entre otras).

Los dibujos creados durante dos años por cinco artesanos en el municipio mexicano de San Martín de las Pirámides rinden tributo a Teotihuacán, una de las mayores ciudades en Mesoamérica que se asentó en el Valle de México entre los siglos III y VII d.C.

El capó está decorado con la representación de las deidades Quetzalcóatl (Serpiente Emplumada) y Mictlantecuhtli (Dios del Inframundo), además de algunos trazados como las pirámides del Sol y la Luna y un jaguar, entre otros.

De momento, el coche se encuentra en Alemania, donde acaba de llegar desde el otro lado del Atlántico para ser expuesto temporalmente (hasta el 20 de noviembre) en el museo de Autostadt, perteneciente al grupo Volkswagen en Wolfsburg. Posteriormente, viajará a Frankfurt y será subastado. Parte del dinero conseguido será donado para ayudar a los niños enfermos de cáncer.

En este vídeo puedes descubrirlo con todo detalle: