Seguridad al límite: neumáticos de altas prestaciones

Seguridad al límite: neumáticos de altas prestaciones

19/06/2017 - 10:00

¿Crees que para obtener el máximo rendimiento en un deportivo sólo es necesario un motor muy potente? Descubre la importancia de equipar a tu coche con unos buenos neumáticos si pretendes divertirte al volante con seguridad.

Es muy probable que, cuando piensas en comprarte un deportivo, en lo último que puedas reparar sea en la calidad de los neumáticos con los que vas a calzarlo. Aunque para muchos conductores resultan un elemento de su vehículo que recibe muy pocas atenciones, lo cierto es que una mala elección puede convertir a cualquier vehículo de altas prestaciones en una herramienta torpe con la que resulta muy difícil lidiar… poniendo en juego, además, tu seguridad y la del resto de usuarios de la vía.

¿Qué es un neumático de altas prestaciones?

Prácticamente todos los fabricantes presentes en el mercado tienen dentro de sus gamas de producto algunos modelos específicamente diseñados para ofrecer un rendimiento sobresaliente cuando las cosas empiezan a precipitarse. Fundamentalmente los neumáticos de altas prestaciones se diferencian de los modelos más convencionales (¿leíste nuestro artículo sobre los neumáticos ‘All Season’?) en dos pilares clave: el dibujo y la capacidad para soportar las altas velocidades de su banda de rodadura.

Si ya conoces cómo se deben leer los neumáticos, sabrás que los diseñados para rodar a ritmos de infarto están diferenciados por una letra concreta situada junto a su índice de carga y que, en el caso que nos ocupa, siempre deberá ser al menos ‘H’, (indicado para velocidades máximas de 210 km/h) y que en modelos más potentes podría ser V, W, Y o Z. El elemento que permite su catalogación y su resistencia a este esfuerzo no es otro que el compuesto y diseño interno de su banda de rodadura, que puede tener distintas configuraciones orientadas a aplicaciones tan distintas como vehículos existen a la venta.

El segundo y también troncal factor es, como ya te habrás imaginado, el dibujo. Un neumático de altas prestaciones ha sido diseñado, fabricado y probado para ofrecer siempre la máxima estabilidad en las rectas para permitir alcanzar la máxima velocidad posible… y el máximo agarre en los giros y frenadas. Generalmente cumplir estas dos condiciones está reservado a las gomas de los fabricantes más prestigiosos del mercado, como los SportContact 6 de Continental, que habitualmente incorporan un trazado asimétrico con el objetivo de cumplir con las dos tareas fundamentales antes descritas de un modo óptimo.

¿Y si yo nunca he pisado un circuito?

Aunque pueda sonarte a algo reservado sólo para quienes dedican sus fines de semana a batirse contra el cronómetro en una pista durante una tanda, debes saber que unos buenos neumáticos pueden ser cruciales en cualquier situación que se presente en tu vida cotidiana: nunca olvides que son el único elemento que te mantienen en contacto con la carretera.

Si tienes un deportivo o un vehículo de otra categoría con un elevado rendimiento, no dudes en ayudarle a mantenerte en la trayectoria con unos neumáticos de altas prestaciones: el comportamiento de tu coche mejorará mucho, será más seguro… y podrá proporcionarte momentos mucho más divertidos a bordo.

Más de VisionZero by Continental