Lo que debes saber si vas a comprar neumáticos usados

Lo que debes saber si vas a comprar neumáticos usados

15/02/2017 - 06:57

Si estás pensando en comprar neumáticos usados, te pedimos 10 minutos de tu tiempo para repasar y memorizar estos consejos. Son los detalles que debes tener en cuenta a la hora de decidir si ese neumático de segunda mano que te ofrecen a buen precio tiene la suficiente calidad como para garantizar tu seguridad y la de los tuyos.

Antes de comenzar el repaso de todo lo que debes saber si vas a comprar neumáticos usados tenemos que recordarte que no es una buena idea.

Cuatro razones para NO comprar neumáticos de segunda mano

Fabricantes y expertos como Continental desaconsejan encarecidamente el montaje de gomas de segunda mano. ¿Por qué? Por muchas razones pero la más importante es que al conocer la historia del neumático te arriesgas a comprar uno que no esté en condiciones de ofrecer las prestaciones que necesitas para circular en condiciones de seguridad.

 Los neumáticos de segunda mano pueden haber estado expuestos a un mantenimiento inapropiado y/o podrían tener daños que no se detecten a simple vista. Por ejemplo, las reparaciones inadecuadas o los daños en el revestimiento interior de un neumático sólo se pueden observar a través de una inspección del interior del neumático. Un servicio de neumáticos profesional debe inspeccionar el estado interior y exterior de un neumático usado antes del montaje. 

Con todo y con esto, la venta de neumáticos usados no está en desuso, especialmente por argumentos económicos. 

Haremos un inciso en este punto para recordar que el ahorro en la compra de una neumático de ocasión no siempre es tal pues los hay que se venden tan al límite del final de su vida útil que obligan a comprar otro juego de ruedas en pocos meses y al final la cuenta sale más elevada que si se hubiera optado desde el principio por uno nuevo.

NO compres un neumático usado con estas características

- Con pinchazos, hayan sido reparados o no.

- Indicios de separación interior. Por ejemplo, bultos, protuberancias, bultos, desgaste localizado de la banda, vibraciones o ruido anormal de los neumáticos.

- Indicios de desinflado o daño de sobrecarga. Por ejemplo revestimiento interior a la abrasión, delaminación o decoloración; excesivo desgaste de rodadura del hombro, etc.

- Cualquier deterioro del revestimiento interior o del talón.

- Cualquier antecedente de pérdida de presión de inflado continuo que necesite inflado frecuente.

- Si el número de identificación del neumático DOT que se encuentra en el flanco del neumático ha sido borrado.

- Los neumáticos que tengan un código de fecha mayor de 10 años. El código de fecha, esto es los tres o cuatro últimos dígitos del DOT, indica la semana y el año en el que el neumático fue fabricado. Los fabricantes de vehículos pueden recomendar una edad cronológica diferente a la que un neumático debe ser reemplazado basándose en la comprensión de la aplicación específica del vehículo.

- Si ha estado involucrado en un programa de sustitución de producto.

- La profundidad del dibujo es inadecuada: menor a 1,6mm.

- Si considera que puede haber estado expuesto a químicos, incendio, daños por calor excesivo, u otro daño al medio ambiente.

- Si pudiera ser un "neumático de desecho" o  no destinado a la carretera.

- El uso previo de sellador de neumáticos.

- Los neumáticos que han sido alterados para parecerse a los neumáticos nuevos (por ejemplo, una banda de rodadura nuevas ranuras).

- Si llevan etiqueta en la pared lateral como "No apto para uso en autopista", "NHS", "Sólo para carreras", "Uso Agrícola Solo", "SL"  o cualquier otra indicación de que el neumático no podrá ser utilizado en la vía pública.

Más de VisionZero by Continental