Sillas del grupo 1: el primer giro de su vida

31/07/2015 - 08:21

La vida da muchas vueltas y la primera es la que te pone frente a ella. Suena muy poético, pero es real y la primera de esas vueltas es la que gira la silla de auto de tu bebé para que, una vez cumplido el primer año, estrene 'sillita' y empiece a viajar de frente a la marcha. Si todavía no has elegido su 'silla de mayor', apunta este nombre: Chicco Oasys1 Isofix.

Con un año, tu bebé sigue siendo bebé; pero ya está preparado para afrontar el primer giro de su vida y mirar el mundo de frente. Dicho así, puede que suene hasta dramático, pero tranquilos, solo hablamos de dar el salto del 'huevito' (como muchos papás llaman a las sillas del grupo 0) a su 'silla de mayor', la del grupo 1.

Por ley, las sillas del grupo 1 están homologadas para niños de entre 9 y 18 kilos. No existe una norma al respecto, pero lo habitual es que alcancen el peso mínimo indicado alrededor de los 12 meses.

La gran diferencia que existe entre las sillas del grupo 0 y las del grupo 1 es que estás últimas viajan de frente a la marcha. Aunque hay estudios que afirman que a contra marcha es la postura más segura para los bebés, los expertos coinciden en que, alcanzados los nueve kilos, las vértebras de tu pequeño son ya lo suficientemente fuertes como para viajar en el mismo sentido que avanza el coche. Eso sí, siempre y cuando sea con una silla que garantice la protección adecuada.

Tomaremos como ejemplo la silla Chicco Oasys1 Isofix para repasar estos requisitos:

1. Sistema de fijación. Estudios y expertos coinciden en que no hay mejor forma de anclar una silla al coche que el Isofix. Eso sí, siempre que el vehículo esté dotado de este dispositivo (evidente) y se use un tercer punto de anclaje. Para evitar basculaciones, la Oasys1 Isofix recurre al 'Top Tether', una especie de cinturón de seguridad (salvando las distancias) que une la silla al chasis del coche.

En este vídeo puedes ver cómo se instala correctamente la Chicco Oasys1 Isofix:

2. Sistema de sujección del bebé. Casi todas las sillas del grupo 1 sujetan al niño mediante arneses. Está demostrado que los más seguros y cómodos son los de tres puntos. Esta será la silla que acompañe a tu bebé hasta los 18 kilos (peso que alcanzan entre los tres y los cuatro años) por lo que necesita un sistema de retención que se adapte a su crecimiento. La Oasys1 Isofix está dotada de reposacabezas y arneses que se ajustan a la altura de manera simultánea. Recuerda que el reposacabezas siempre debe quedar a tal altura que la cabeza de tu bebé descanse cómodamente en él.

Tampoco hay que olvidar que aunque haya cumplido el año sigue siendo un bebé y que a los bebés les encanta dormir en el coche. Por eso, debes buscar una silla que se recline y asegure su descanso (la Oasys1 se tumba hasta en cinco posiciones).

3. Protección y seguridad. Toda silla de auto debe garantizar la seguridad de tu bebé en caso de impacto. Para saber si la que estás pensando comprar cumple los estándares de seguridad, lo mejor es que consultes las pruebas de choque que cada año realizan los clubes de automovilistas europeos en las que someten a las sillas a pruebas de impacto.

La Chicco Oasys1 Isofix ha obtenido buena calificación en estos tests, especialmente en lo que a protección en caso de impacto frontal y lateral (datos del Racc).

4. Comodidad. Una buena silla de auto debe ser ante todo segura; pero si tu bebé no viaja cómodo, los kilómetros pueden ser una auténtica tortura. La silla de Chicco se caracteriza por su sistema de transpiración (desde la marca nos cuentan que su silla 'respira') con microperforaciones en la carrocería que dispersan el calor.

¿Por qué la silla Chicco Oasys1 Isofix es una buena elección?

Elegir la silla de auto adecuada puede ser un auténtico quebradero de cabeza. Si te decides por la Oasys1 Isofix de Chicco, podrás estar convencido de haber hecho una buena compra por tres razones:

1. Lleva Isofix. Como ya hemos dicho, este sistema hace que la silla se integre en la carrocería del coche, a la vez que reduce las posibilidades de error en el montaje.

2. Tiene arnés regulable.  El arnés debe quedar siempre por encima de los hombros del bebé –muchas veces lloran porque les aprieta demasiado o les roza el cuello– y si se regula a la vez que el respaldo, mucho mejor.

También tiene refuerzo en las rodillas, algo importante porque las piernas de tu pequeño pronto quedarán suspendidas en el aire. 


3. Es reclinable. A partir del año, a los bebés les puede la curiosidad y pasan mucho más tiempo cotilleando por la ventana. Aún así, en viajes largos, el sueño les vence y la musculatura del cuello se resiente si no les reclinas un poco. Es más, resulta recomendable que, hasta los dos años, viajen algo tumbados como medida de protección. La Oasys1 tiene hasta cinco posturas.

El mejor asiento para tu bebé

Después de todo esto, solo nos queda un punto que aclarar. ¿Cuál es el mejor asiento para tu bebé?

Las sillas que viajan de frente a la marcha deben ir siempre en los asientos traseros (recuerda, además, que el nuevo Reglamento de Circulación prohíbe que los niños viajen en el asiento delantero salvo en casos excepcionales). La banqueta más segura es la trasera central, pero no todos los coches admiten colocar una sillita en ese espacio. Si no puedes colocar ahí la silla, opta por el asiento trasero derecho, desde ahí el bebé puede verte y va más tranquilo.