MICHELIN te enseña a conducir sobre hielo

MICHELIN te enseña a conducir sobre hielo

02/12/2013 - 07:57

Conducir sobre hielo es una de las experiencias más extremas a las que puede enfrentarse un piloto. La adherencia se ve seriamente reducida y, si no ha sido bien aleccionado, el conductor no tarda en perder control. MICHELIN te enseña cómo evitarlo.

Pilotar con suavidad y con rápidos movimientos de volante. Estas son, según Damien Decarpentrie, piloto instructor, las claves para conducir un coche sobre hielo.

La primera regla está relacionada con la vista. Hay que tratar de poner la atención en puntos alejados del coche, así será más sencillo anticiparse a las situaciones de riesgo. La segunda, afecta a la sensibilidad. Sobre hielo, las sensaciones que transmite el coche son muy diferentes, sobre todo porque la adherencia queda seriamente reducida (en una escala del 0 al 1, baja hasta el 0,2).

En sus más de 15 años de experiencia como piloto instructor, Decarpentrie ha aprendido que, para conducir sobre hielo, es fundamental llevar el material adecuado. Esta es la tercera regla. "Por carreteras con nieve de Francia basta con llevar unos neumáticos de invierno, pero en hielo lo ideal son los neumáticos con clavos), afirma.

La suavidad y rapidez al volante marcan la cuarta. Al perder adherencia, es fundamental que los movimientos sean suaves y fluídos, a la vez que rápidos y seguros para que, así, puedas anticiparte a las posibles situaciones de riesgo.

En este vídeo, MICHELIN te enseña cómo conducir sobre hielo en un circuito creado en el Círculo Polar Ártico. Dale al play, toma buena nota y disfruta:

Más de Especial Michelin