Furtive E-GT, un eléctrico hecho a mano

20/12/2013 - 07:46

El Furtive E-GT se presentó en el Salón de París de 2010. Fabricado de manera completamente artesanal, acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, tiene una autonomía de 360 kms y ha probado su potencia y eficacia en varias ediciones del Trofeo Andros.

El Furtive E-GT es el sueño convertido en realidad de Luc Marchetti: un coche eléctrico hecho a mano y de gran potencia.

Marchetti es un apasionado de los coche desde la infancia. Asegura que es algo que lleva en los genes y que fue creciendo a medida que su hermano le llevaba a ver los rallies cuando aún era muy pequeño. Esta pasión cogió forma en 2007, cuando creó Exagon Motors con un primer (que no único) empeño: crear el coche de sus sueños.

Con la premisa de que debía ser un deportivo eléctrico de altas prestaciones, nació el Furtive E-GT. "Decidimos equiparlo con lo mejor en todos los ámbitos", asegura Marchetti. Por eso, para los neumáticos no lo dudaron y confiaron en MICHELIN. "En el mercado no había ningún neumático capaz de superar nuestro pliego de condiciones", afirma Luc, por eso, MICHELIN puso a su disposición todo un equipo de ingenieros.

El Furtive EG-T es un deportivo eléctrico hecho a mano. Para dar forma a cada una de las 150 unidades, el equipo de Exagon Motors emplea 600 horas. De esta forma, consiguen un coche de envidiables prestaciones, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y circular sin necesidad de carga hasta 360 km.

Más de Especial Michelin