Toyota tendrá su propia cartografía para coches autónomos

22/01/2016 - 13:35

Consciente de la importancia de no fallar un milímetro cuando no hay conductor, Toyota tendrá su propia cartografía para coches autónomos. La ha presentado en el CES Las Vegas y se basa en imágenes que van recogiendo las cámaras de los coches.

El fabricante japonés está desarrollando un sistema de mapas de navegación de alta precisión que contribuirá a la implementación segura de la conducción autónoma. Dicho de otro modo más sencillo: Toyota tendrá su propia cartografía para coches autónomos.

El nuevo sistema, que se ha presentado en la feria de electrónica del consumo (CES) de Las Vegas, emplea las cámaras de los vehículos para recoger imágenes de la carretera e información sobre la posición de los vehículos y datos GPS.

Ambas informaciones son procesadas por los centros de datos, que los corrigen y ponen al día para generar mapas de carreteras.

Los tres avances que todo conductor querría tener en su coche

Según Toyota, la comprensión de los límites y las señales de tráfico es esencial para el éxito de la puesta en marcha de la conducción autónoma. Pero para que exista una precisión absoluta es necesario conocer la posición exacta de líneas de la carretera, bordillos y otras características de la carretera.

La marca explica que actualmente los mapas se hacen con vehículos equipados con escáneres láser en tres dimensiones, que son conducidos a través de zonas urbanas y carreteras. Posteriormente, los datos son recogidos y editados manualmente para incorporar líneas divisorias y señales. Esto supone, según Toyota, que rara vez se vuelven a actualizar, lo que limita su utilidad.

Para evitar los errores que puede ocasionar el emplear solo imágenes con escáneres láser de tres 3D y datos de GPS, Toyota también emplea lo que captan los vehículos en circulación que llevan cámaras, así como tecnologías de estimación de trayectoria de alta precisión.

En conjunto, lo que logra el fabricante nipón es que el margen de error sea de un máximo de 5 centímetros en las carreteras rectas.

La marca tiene previsto implantar este sistema en los vehículos autónomos que espera tener en producción para 2020. En un principio será efectivo en autopistas, aunque la idea que maneja es extenderlo progresivamente a otras carreteras.

Más de Espacio Toyota