Siete razones por las que puede fallar el ABS

Siete razones por las que puede fallar el ABS

14/03/2015 - 23:36

Es difícil que suceda, pero puede ocurrir. A continuación detallamos las siete razones más habituales por las que puede fallar el ABS. También son las más sencillas y fáciles de solventar; hay otras, pero exigen pasar por el taller y abonar una buena factura.

Antes de desglosar las siete razones por las que puede fallar el ABS, es importante saber cómo nos avisa el coche de que hay algún problema en este elemento de seguridad (obligatorio en todos los coches nuevos desde julio de 2004). Lo habitual es que se encienda un testigo en el salpicadero, aunque también hay coches que alertan de un fallo en el ABS mediante pitidos o un mensaje de texto en el cuadro de mandos.

Conviene saber también que un defecto en el ABS no implica que el coche se quede sin frenos; si este sistema queda fuera de servicio sigue funcionando el sistema hidráulico; el mayor problema viene cuando el coche tiene repartidor de frenada electrónico y al averiarse el ABS queda también anulado. Si esto sucede, las ruedas traseras pueden bloquearse incluso en frenadas normales.

En este vídeo verás lo que pasa cuando falle el ABS:

Teniendo esto claro, pasamos a conocer las siete razones por las que puede fallar el ABS (hay más, pero estas son las más habituales):

1. Si el fallo en el ABS ‘salta’ al frenar suavemente o manteniendo el pie en el freno, puede ser porque el interruptor de las luces de freno está estropeado.

2. Hay aire en el circuito de frenos. Las burbujas alteran el funcionamiento del circuito, el ABS lo interpreta como un problema y deja de funcionar.

3. Daños en los sensores de rueda (en los cables o en el propio sensor). Para que falle no es necesario que esté roto, basta con que esté cubierto de grasa o suciedad.

4. Daños en el anillo dentado de la rueda. No es una avería habitual, pero puede suceder por culpa de la grasa o el óxido.

5. Daños en las tuberías rígidas o los tubos del circuito. Si por la razón que sea un tubo queda estrangulado y no permite pasar el líquido de frenos, el sistema de ABS interpreta que hay una avería.

Te enseñamos cómo usar el ABS

6. Agarrotamiento de los pistones de las pinzas de freno. Muchas veces este problema se produce por culpa del óxido y la suciedad, sobre todo si nunca has cambiado el líquido de frenos (enlace a práctico de ABE sobre cómo cambiar el líquido de frenos).

7. Fugas por los sellos de los pistones de pinzas de frenos. Como sucede en el caso anterior no es que haya un fallo en el ABS, es que al faltar líquido el sistema lo interpreta como una avería.

Si comprobados estos cinco fallos el ABS sigue sin funcionar habrá que considerar que existe un verdadero problema en el sistema de antibloqueo de frenos. Puede ser entonces una avería en la centralita de ABS, la centralita del motor, las electroválvulas o el motor eléctrico de presión. Pero esto, ya son palabras mayores.

Más de Espacio Toyota