¿Por qué nos mareamos en el asiento trasero del coche?

¿Por qué nos mareamos en el asiento trasero del coche?

22/05/2017 - 15:46

No a todo el mundo le pasa, pero sentir mareo al viajar en el asiento trasero del coche es bastante habitual. Es un sensación que se produce por un desajuste entre el equilibrio y el control espacial y que se puede tratar de prevenir con unos sencillos consejos.

Si no te pasa a ti, seguro que conoces a alguien que se marea cuando viaja en el asiento trasero. Antes de que sigas tildándole de raro, deja que te cuente que es algo bastante habitual y que tiene un explicación científica.

Lo de marearse en el coche (lo mismo que en barco, el tren o el avión) tiene hasta un nombre técnico: cinetosis o mal del movimiento.

La explicación científica de por qué nos mareamos en el asiento trasero del coche es que se produce un desajuste entre los sistemas visual y el vestibular, relacionado este último con el equilibrio y el control espacial.

Para que sea más fácil de entender: el sistema nervioso central recibe mensajes contradictorios de los receptores relacionados con el equilibrio corporal, que están en el oído interno, los ojos y los músculos y las articulaciones de la espalda y las piernas; porque ellos están quietos, pero a su alrededor sí hay movimiento.

Los principales síntomas del mareo por movimiento son vómitos, náuseas y falta de equilibrio producidos por la aceleración y desaceleración del vehículo.

En un coche, el oído interno detecta que nos desplazamos, pero si no recibimos información visual de que nos estamos desplazando –por ejemplo, cuando viajamos en el asiento de atrás y solo vemos el interior del vehículo o si vamos mirando una pantalla o leyendo–, las probabilidades de sentirnos fatal son grandes. Y el riesgo aumenta si hay mala ventilación, humos, factores emocionales como el miedo o la ansiedad

¡Ah, otra cosa! Ai te mareas más que tu vecino, es culpa de tus padres. Al menos eso dice el equipo de la genetista Bethann Hromatka, de la Universidad de California en San Francisco, que asegura que hay genes que heredamos de nuestros progenitores y que nos predisponen al mareo.

Ver la tele no siempre es buena idea

Un estudio reciente comprobó que los pasajeros que miraban pantallas durante un recorrido corto se sintieron mal después de una media de diez minutos. Todos ellos eran adultos.

En las pruebas iniciales, se comprobó que, cuando las pantalla estaban montadas en alto y se podía ver la carretera a ambos lados, los voluntarios eran menos proclives a marearse. 

Algunos consejos para evitar marearse en el coche

Los bostezos y la sudoración son señales de aviso para una afección causada por desequilibrios entre señales que recibe el cerebro desde los ojos y los órganos responsables del equilibrio, en el oído.

Los bebés no se marean. Solo empieza a ocurrirles cuando empiezan a caminar.

A las mascotas sí les afecta e, increíblemente, incluso los peces de colores sufren mareos, un fenómeno del que se dieron cuenta los marineros por primera vez.

Toma nota de estos consejos para reducir el riesgo de mareo

1.- No leas en el coche. Si te aburres durante el trayecto hay una cosa que nunca debes hacer: ponerte a leer un libro. Si tratas de leer, la información que recibe el cerebro de los distintos sentidos no concuerda y entonces el mareo no tarda en aparecer. Lo recomendable es mirar por la ventanilla y marcar un punto fijo en el horizonte, lo más lejano posible.

2.- Ve bien sentado. La causa más frecuente de mareos en los coches es ir mal sentado. Si eres propenso a los mareos evita ir de espaldas a la marcha. Cuando vayas de frente, pon tu cuerpo lo más recto posible sobre el asiento; eso evitará que te muevas demasiado en las zonas de curvas.

4.- El piloto también influye. Es indispensable que el conductor ponga de su parte para evitar mareos innecesarios durante el viaje. Acelerones, frenazos o volantazos excesivos provocan mareo. Una conducción suave, a ritmo constante y con aceleraciones y frenadas progresivas permitirá que el viaje sea más cómodo y los pasajeros marchen más tranquilos.

 3.- Mejor delante. En las plazas traseras se notan más los movimientos e inercias del coche, especialmente en aceleraciones y frenadas.

5.- Evita el mareo en el ambiente. Ventila bien el interior del coche; un ambiente despejado contribuirá a un viaje con menos sobresaltos por eso es bueno abrir alguna ventanilla de vez en cuando para que el interior se ventile.

6.- Viajes entretenidos. Si empiezas a sentir 'mariposas' en el estómago, lo mejor es distraerse, cambiar de música, entablar una buena conversación o incluso ponerse una película en cualquier dispositivo móvil. Eso sí, mira la pantalla de frente y mantén una postura adecuada en el asiento.

Más de Espacio Toyota