Las claves para que los coches sean mejores y más baratos

23/04/2015 - 15:05

Toyota tiene las claves para que los coches sean mejores. Todas se agrupan en cuatro letras: TNGA, es decir, 'Toyota New Global Architecture', un estudiado plan de trabajo con el que la marca japonesa está consiguiendo crear coches cada vez mejores y más baratos.

Apunta estas letras porque van a dar mucho que hablar en los próximos meses: TNGA. Son las siglas de 'Toyota New Global Architecture', un novedoso método de trabajo que Toyota lleva aplicando desde hace tiempo y que agrupa las claves para que los coches sean mejores y,de paso, más baratos.

El 'truco' está en aprovechar al cien por cien los recursos existentes, consiguiendo explotar hasta el último rincón de cada fábrica ya operativa en lugar de abrir plantas nuevas y compartir los componentes y plataformas en diferentes modelos.

Componentes y plataformas compartidas.

 La piedra angular de la TNGA es el uso compartido de piezas y plataformas como método para reducir tiempos y costes de producción. Los resultados muestran que esta metodología permite reducir hasta un 20% los recursos necesarios para el desarrollo de nuevos modelos y hasta un 55% las emisiones contaminantes de las fábricas.

Además, Toyota quiere estrechar las relaciones con los proveedores para que el ahorro de tiempo y dinero sea todavía mayor.

Los componentes de los motores son el corazón del vehículo; la plataforma, el 'cuerpo' que los sostiene. Por eso, desde Toyota apuestan firmemente por no separar los procesos de producción de ambos elementos. Defiende que mejorar la conducción y la eficiencia no debe estar reñido con conferir a los vehículos un diseño más atractivo, sino todo lo contrario.

Los procesos de producción conjuntos de motores y plataformas se centran en conseguir un centro de gravedad más bajo, componenetes más ligeros y en aplicar un diseño unificado a través de la modularización.

Con la mejora de la eficiencia térmica de sus motores y de la transferencia energética en las transmisiones, Toyota ha conseguido reducir el gasto medio de sus motores hasta en un 25% y, al mismo tiempo, aumentar la potencia hasta un 15%.

La marca japonesa ha mejorado las suspensiones y los chasis. A esta mejora ha contibuido la ya mencionada reducción del cento de gravedad que ofrece diseños más atractivos al mismo tiempo que mejora la respuesta del coche en caso de colisión reduciendo las lesiones que pueden sufrir los ocupantes.

Mejora en los sistemas de producción.

En lugar de abrir nuevas plantas, Toyota ha decidido apostar por la plena utilización de las ya existentes. Con esto consigue reducir la inversión necesaria para lanzar nuevos modelos. Ahora sus líneas trabajan al 90%, mientras que en 2009 lo hacían al 70%.

La idea es aprovechar todos los rincones de las fábricas con cabinas de pintura más reducidas y equipos más compactos que se puedan instalar en el suelo, por ejemplo.

Esto, unido al uso compartido de componentes y plataformas permitirá reducir hasta el 50% la inversión que se hacía para lanzar un nuevo modelo en 2008.

“A raíz de los cambios drásticos y repentinos en el entorno empresarial, las formas convencionales de pensar y hacer negocios ya no nos ayudan a crecer de un modo sostenible. Nos hallamos en una encrucijada desde donde ahora debemos crear un nuevo modelo de negocio”, explica Akio Toyoda, presidente de Toyota. "2015 será un año en el que demos pasos firmes y decididos hacia el crecimiento sostenible. Lo podemos hacer lanzando nuevos modelos que incorporen la TNGA, y aprovechando esta pausa intencionada para reforzar nuestra competitividad. Queremos ser una empresa que crezca de forma sostenible: un árbol con un tronco sólido”, asegura.

Te puede interesar:

Los cinco híbridos usados que menos consumen

Repasamos la historia de los coches híbridos

Toyota RAV4 Hybrid

Divertida venganza de Toyota contra los hombres del tiempo

Ni te imaginas de lo que son capaces estos robots

Toyota tiene la solución para no pagar la factura de la luz

Más de Espacio Toyota