¿El fin de los espejos retrovisores está cerca?

¿El fin de los espejos retrovisores está cerca?

30/09/2016 - 09:00

Como no somos visionarios, no podemos decir con exactitud cuándo desaparecerán los espejos retrovisores de los coches pero en base a los derroteros por los que se está moviendo la industria automovilística parece que no tardaremos mucho en decir adiós a este elemento.

¿Está cerca el fin de los espejos retrovisores? Varios son los indicios que apuntan a que no tardaremos mucho en ver más coches sin espejos en los laterales que con ellos. 

Hasta no hace demasiado tiempo, la imagen de coches en los que las puertas no estaban rematadas por espejos retrovisores estaba reservada a prototipos preparados para ser exhibidos en los salones (sirva de muestra el Toyota FCV PLUS, en la imagen) pero que, caso de llegar a convertirse en modelos de producción precisaban una serie de 'arreglos' que incluían la incoporación de los espejos.

Los espejos retrovisores son un elemento de seguridad clave en todo vehículo ya que la información que envían del entorno es clave para que el conductor tenga una idea precisa de lo que hay a su alrededor. Pero, al mismo tiempo, suponen un 'lastre' para la aerodinámica del coche y para los diseñadores que se sienten excesivamente limitados.

Para ellos, la buena noticia es que los 'derroteros' por los que avanza la industria automovilística apuntan que el fin de los espejos retrovisores está cerca o, al menos, el momento en que podrán ser sustituidos por cámaras y sensores que, además, aumentarán las prestaciones de los primeros (entre otras cosas porque eliminan los peligrosos 'ángulos ciegos').

Por Japón ya pueden circular coches sin retrovisores

Japón es el primer país que ha dicho 'sí' a los coches sin retrovisores. Con esta medida quiere ayudar a las compañías tecnológicas locales para que se pongan trabajar a pleno rendimiento para desarrollar estos dispositivos y así situarse a la cabeza de la industria en este sentido. 

En España tampoco nos quedamos atrás, pues recordemos que un consorcio liderado por el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) y financiado por el Ministerio de Economía y por los fondos Feder de la Unión Europea, ha desarrollado un dispositivo denominado Pleno 3D. Se trata, básicamente, de una cámara que cumple la función de un espejo y de una pequeña pantalla situada en el habitáculo que muestra qué es lo que está captando la lente en directo.

Seis razones para cambiar los espejos por cámaras

Vamos a repasar ahora las seis razones para desear las cámaras en los retrovisores. 

1. Más eficiencia de consumo

Cuando estés en marcha, baja la ventanilla y saca la mano (sin perder la atención de la carretera, claro). La fuerza del viento que notarás es un 'handicap' aerodinámico que ejercen los espejos retrovisores. Si los eliminamos del pilar A, tu coche optimizará su aerodinámica, y el motor podrá consumir menos para ofrecer las mismas especificaciones. 

2. Más silenciosos

La misma relación que tienen los retrovisores con la aerodinámica exite entre los retrovisores y la rumorosidad. Cuando el coche se va haciendo un hueco en la atmósfera, el aire chocha contra los retrovisores y crea turbulencias, que a su vez generan ruido. Los fabricantes han invertido mucho en conseguir desarrollar espejos más silenciosos; han reducido su área y han añadido elementos que minimizan estas turbulencias, cuando es mucho más sencillo eliminarlos y reemplazarlos por cámaras de perfil bajo.

3. Visibilidad mejorada

La mayoría de la gente no sabe cómo colocar los retrovisores para lograr una visibilidad óptima que cubra el ángulo muerto (consejo: si puedes ver los tiradores de las puertas, están mal).

Las cámaras solucionan esto, ya que su funcionamiento no depende de la relación entre el conductor y la pantalla. El ángulo de visión de la cámara se puede configurar de fábrica, y no necesita ajustarse en función de la altura del conductor o de su posición en el asiento. Si puedes ver la pantalla, todo va bien. Como muestra, un botón: si tu coche cuenta con cámara de visión trasera, seguro que nunca has tenido que ajustarla para aparcar, y es muy probable que cada vez que aparcas, tengas que mover un poco el espejo.

Además, las cámaras eliminan el ángulo muerto, y ofrecen un campo de visión mucho más amplio, y gracias a algún software adicional puede dar guías de ayuda.

4. Menos deslumbramientos

El procesamiento de la imagen y posterior exposición puede reducir los deslumbramientos y optimizar la imagen ofrecida en bajas condiciones de visibilidad. Este sistema, además, ayuda al conductor a ver lo que pasa en las filas traseras, los reposacabezas, la carga…

5.  Más bonitos

¿Te has dado cuenta de que la mayoría de los prototipos no llevan retrovisores? Incluso aquellos que los montan, son pequeñitos, y tratan de llamar la atención lo menos posible. Esto se debe a que los retrovisores son feos. Si no hubiese obligación de llevarlos, las marcas no los montarían. E imagina la libertad de diseño que tendrían las marcas si no se viesen obligados a montarlos… (Por cierto, no te pierdas los prototipos más espectaculares de todos los tiempos).

6. Menos abolladuras

Quitar los espejos también significa que habrá un sobresaliente menos que tentaría a vándalos o que podría ser dañado por otros conductores. 

Te puede interesar:

Toyota en el Salón de París 2016

Así es iBot, la silla de ruedas todoterreno de Toyota

Tres 'sohos' españoles que descubrir al volante de tu Yaris Hybrid

Más de Espacio Toyota