Euro NCAP, así son las pruebas de seguridad europeas

Euro NCAP, así son las pruebas de seguridad europeas

02/06/2017 - 09:12

Quizá suene raro pero las pruebas Euro NCAP lo que hacen es destrozar coches para que a ti no te pase nada. Así de simple; así de importante. El objetivo es simular qué pasaría si un coche sufriese diferentes impactos y cuáles serían las consecuencias para sus ocupantes; a partir de ahí se establecen unos estándares de seguridad mínimos que todos los vehículos que se ponen a la venta en Europa deben cumplir.

Euro NCAP, seguro que podrías explicar lo qué es, pero ¿qué sabes cómo se realizan las pruebas de choque que miden el nivel de seguridad de cada coche?

Euro NCAP: un repaso a la historia

Euro NCAP es la forma abreviada de hacer referencia al European New Car Assessment Programme (Programa de Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos).

Su origen se remonta a finales de mayo de 1996, cuando se realizó la primera prueba de choque en la que participaron siete modelos del segmento B.

El orden cronológico de los siguientes hitos en la historia del Euro NCAP es el siguiente:

- en noviembre de 1996 se unieron al programa las dos primeras asociaciones, la Federación Internacional del Automóvil y la Administración Nacional de Vialidad de Suecia. Con esta unión, se formó el Euro NCAP propiamente dicho

- en febrero de 1997 presentaron los primeros resultados en una conferencia de prensa, seguida de una fuerte desaprobación de los principales constructores por su severo criterio de evaluación (creían imposible que un automóvil llegara a las cuatro estrellas).

- en julio de 1997 se presentaron el resultado de la segunda prueba y anunció el Volvo S40 como el primer automóvil en llegar a la catalogación de vehículo con cuatro estrellas Euro NCAP

- en 1998, Euro NCAP consiguió el estatus legal cuando se convirtió en asociación internacional bajo la ley belga

- en 1999 se trasladaron los puntos operacionales del Reino Unido a Bruselas, Bélgica

- en junio de 2001, el Renault Laguna de segunda generación fue el primer automóvil en conseguir las cinco estrellas de Euro NCAP para la protección de los ocupantes adultos

- a partir de febrero de 2009 se comenzó a poner en práctica una reformulación completa del sistema de evaluación: como complemento de las ya existentes pruebas de protección a pasajeros adultos y niños en choques y de protección a peatones en atropellos, se añadieron dos pruebas adicionales:

- la prueba de impacto trasero para evaluar principalmente los daños a los pasajeros en el cuello y la espalda

- verificación del funcionamiento de diversos elementos de seguridad activa, tales como el control de estabilidad y el limitador de velocidad

Cómo se calcula la seguridad de un coche

A día de hoy, Euro NCAP realiza pruebas de seguridad pasiva en automóviles nuevos entregando una clasificación en estrellas basada en el comportamiento del automóvil en pruebas de impacto frontal y lateral. Los choques de frente se realizan a 64 km/h contra una barrera deformable; mientras que los impactos de lado se hace a 50 km/h contra una barrera móvil; también se hacen pruebas complementarias de impacto lateral a 29 km/h contra un poste para medir la protección de la cabeza.

También se hacen test de seguridad de niños a bordo y pruebas de protección de peatones (a 40 km/h); lo que no hacen son pruebas de vuelco ante un accidente.

En los ensayos de choque con impacto frontal y lateral con niños se colocan dummies (como los THOMS, los dummies infantiles de Toyota) que representan niños de entre 1 año y medio y 3 años en el asiento trasero del vehículo y se miden tres parámetros: movimiento de la cabeza, cargas en el cuello y aceleraciones del tórax.

Las pruebas de Euro NCAP también pretenden evaluar la eficacia de los sistemas de seguridad pasiva, como la frenada automática de emergencia (AEB). 

Estos ensayos se llevan a cabo con un robot de frenado, que reacciona ante la advertencia de la misma forma que lo haría un conductor para garantizar una buena repetitividad de las pruebas:

- En el sistema AEB para ciudad se hacen las pruebas entre velocidades de 10 y 50 km/h.

- Para simular accidentes en carretera se hacen tres pruebas:

- aproximación a un vehículo que está parado (de 30 a 80 km/h)

- aproximación a un vehículo que circula delante a menor velocidad (de 30 a 80 km/h)

- conducción detrás de un vehículo que empieza a frenar bruscamente

La seguridad que ofrece un coche a sus pasajeros en caso de accidente se mide haciendo una media ponderada de los resultados obtenidos en cada una de las pruebas. Los resultados se muestran en estrellas siendo cinco la máxima puntuación.

Toyota C-HR: cinco estrellas Euro NCAP

El nuevo SUV de Toyota, el C-HR ha superado las pruebas Euro NCAP con la máxima calificación gracias a los excelentes resultados conseguidos en protección de ocupantes y seguridad pasiva.

El Toyota C-HR ha alcanzado una excelente puntuación, del 95%, en protección global de los ocupantes adultos, con un 77% en protección de ocupantes infantiles, un 76% en protección de peatones  y un 78% en asistencia a la seguridad.

En su informe, Euro NCAP elogia al nuevo Toyota C-HR por su buen resultado en el test de impacto frontal y por lograr la máxima puntuación en las pruebas de impacto lateral.

Te puede interesar:

Seis malos habitos que llevan tu coche al taller

Cinco mujeres sin las que los coches no serían lo que son

Cómo salir de un coche que ha volcado

¿Por qué nos mareamos en el asiento trasero de un coche?

Más de Espacio Toyota