Cómo salir de un coche que ha volcado

Cómo salir de un coche que ha volcado

25/05/2017 - 15:54

Partiendo de la base de que "a ti no te va a tocar", no está de más saber cómo salir de un coche que ha volcado, sobre todo porque las estadísticas demuestran que buena parte de las heridas que se derivan de este tipo de accidentes se producen cuando los ocupantes intentan salir rápidamente del vehículo.

Ojalá nunca tengas que aplicar estos consejos, pero saber cómo salir de un coche que ha volcado puede salvarte la vida máxime teniendo en cuenta que, de acuerdo con las estadísticas, las heridas más graves en este tipo de siniestros se producen cuando los ocupantes intentan salir del vehículo rápidamente.

Mantén la calma

Ahora es fácil decirlo, pero si el momento en que te encuentres literalmente boca abajo tras haber sentido como tu coche se salía de la vía y daba varias vueltas de campana lo de mantener los nervios a rajatabla debe ser bastante complicado.

Aún así, tienes que hacer un esfuerzo por no dejarte llevar por la situación y tratar de medir las consecuencias de tus próximos movimientos.

Damos por hecho que llevas puesto el cinturón de seguridad (si no es así, en el mejor de los casos, estarás inconsciente en un rincón del habitáculo o estampado en el asfalto, siento la crudeza, pero es así), de manera que para salir del coche el primer paso será liberarte de esa presión.

No lo hagas sin más, si lo sueltas de golpe tu propio peso hará que caigas de cabeza contra el techo (recuerda que estás boca abajo), lo que puede provocarte daños en el cuello que antes no tenías.

La maniobra a seguir para desprenderte del cinturón de seguridad es la siguiente: apoya el codo del brazo contrario al enganche del cinturón contra el techo; después, intenta hacer fuerza con tu cadera sobre el respaldo del asiento; y, por último, coloca las piernas y los pies contra el salpicadero (si estás en la parte delantera del coche) o contra el asiento delantero (si vas en la parte de detrás) . Ahora, con el brazo libre, desabrocha el cinturón. Sentirás como la fuerza de la gravedad actúa, pero el apoyo del codo y la cadera amortiguarán la caída.

Sal con los pies por delante

Una vez liberado del cinturón de seguridad, el siguiente paso para abandonar el vehículo es hacer un giro de 90 grados de manera que los pies queden apoyados sobre el techo. Después, abre lentamente la puerta y sal del coche siempre con los pies por delante.

Si no viajas solo, deben ser los ocupantes de los asientos traseros los que abandonen primero el coche siniestrado. ¿Por qué? Porque tu peso les da estabilidad para desabrochar sus cinturones con mayor seguridad.

Si al volcar el coche queda tumbado de lado

Aquí la lógica es aplastante (perdón por el chascarrillo): si el coche queda tumbado de un lado siempre debes salir por el contrario.

Si el lado que queda apoyado contra el suelo es el del conductor, entonces será este el que primero se desabroche el cinturón de seguridad. La maniobra debe ser idéntica a la que hemos explicado en el punto anterior.

Si hay más ocupantes, habrán quedado colocados por encima de él, de manera que una vez liberado de la presión del cinturón tendrá que hacer fuerza para evitar que le caigan encima.

Desatados todos los cinturones, hay que abrir la puerta con suavidad. No intentes abrirla entera ya que pesará muchísimo; basta con conseguir el ángulo que os permita salir del coche.

Como tendrás que descender por el chasis, evita tocar los tubos y los neumáticos para no sufrir quemaduras.

En este vídeo grabado en el simulador de vuelco del RACC, lo entenderás mejor:

Ya que estamos... ¿cómo salir de un coche inundado?

Son muchos los estudios que demuestran que los conductores que han perdido la vida en una riada se empeñaron en permanecer dentro del vehículo. El hecho de que el coche flote otorga una falsa sensación de seguridad en el habitáculo, pero cuando uno se encuentra con al agua al cuello (o a las rodillas), lo mejor es salir del coche.

A la hora de abandonar el vehículo hay que tratar de hacerlo por el lado opuesto a la corriente. Además, hay que tener en cuenta que si la altura del agua supera los 60 cms es muy probable que nos cueste abrir la puerta así que lo mejor será salir del coche por la ventanilla.

Podríamos llegar a un tercer supuesto en el que el agua ha entrado en el motor impidiendo el funcionamiento de los elevalunas eléctricos; en este caso habrá que buscar un objeto contundente para romper el cristal.

Más de Espacio Toyota