Así son los coches preparados para los desastres naturales

Así son los coches preparados para los desastres naturales

23/05/2017 - 15:02

Toyota ha creado coches preparados para los desastres naturales. Ojo que no son máquinas indestructibles capaces de seguir andando sobre terremotos, huracanes o riadas; son unidades de modelos ya conocidos equipados para dotar de energía (léase electricidad) a lugares asolados por la naturaleza para así ayudar en las labores de rescate y salvamento.

A raíz del terremoto que asoló la región japonesa de Tohoku en 2011, Toyota empezó a plantearse la posibilidad de crear coches preparados para los desastres naturales. La idea no era ni mucho menos crear vehículos capaces de seguir avanzando sobre un tsunami (para eso ya tiene el hibrido entre Toyota Siena y Toyota Tacoma), sino aprovechar las soluciones técnicas ya implantadas en sus vehículos para solventar uno de los principales problemas que surgen tras un desastre natural: la falta de electricidad.

Toyota fue una de las marcas más afectadas por el terremoto de Japón. De hecho, el movimiento de tierra y posterior tsunami paralizaron casi por completo su producción durante cinco semanas.

Como parte de su proyecto Kokoro Hakobu (en japonés significa entregar nuestro corazón), la marca ha preparado varias unidades del Toyota Mirai y el Prius para prestar ayuda ante catástrofees naturales (terremotos, tsunamis, riadas...).

Durante el terremoto de 2011, quedó patente la extrema necesidad de dotar a las regiones afectadas de electricidad inmediata, tanto para las labores de salvamento como para paliar las bajas temperaturas de la zona. Toyota se dio cuenta de que algunas de las tecnologías que aplica a sus coches pueden resultar vitales en estos críticos momentos, en especial, dos:

- la pila de combustible que mueve al Toyota Mirai se puede utilizar para generar energía que, a su vez, puede alimentar a los equipos de salvamento (como en la imagen superior). Gracias a la capacidad energética que el sistema lleva equipado de 60 kWh con una potencia de 9 kW, la electricidad generada puede abastecer aparatos eléctricos en condiciones extremas.

- el Prius Plug-in híbrido es capaz de generar electricidad necesaria para cuatro días en un hogar medio, dado que su última generación cuenta con el doble de capacidad energética de la batería hasta 8,8 kWh con una carga eléctrica máxima de 1,5 kW. Además, el Prius cuenta con un sistema avanzado de recarga solar por medio de placas incrustadas en el techo, que puede transmitir energía procedente de la luz solar a la batería de tracción mientras el coche está parado para después recorrer una distancia extra de unos seis kilómetros diarios.

Según Toyota, la solución se basa en que "el desarrollo arranca con los vehículos híbridos como transporte poco después de producirse la catástrofe y avanza con el sistema de Pila de Combustible, con una gran capacidad de generación eléctrica, y, finalmente, con el sistema híbrido enchufable de Prius Plug-in hybrid, más flexible gracias a su sistema de generación eléctrica solar autosuficiente. Todo ello culmina con el establecimiento de un programa nacional en Japón que trata de incorporar y aprovechar todas esas tecnologías en casos de emergencia".

¿Sabías que el seguro no te cubre en caso de desastre natural?

En principio, las pólizas de seguros no cubren los daños derivados de fenómenos naturales (ni lluvia, ni nieve, granizo... ni siquiera si el coche es víctima de un terremoto). No lo cubren, salvo que, en su momento, hayas contratado una extensión.

Si no lo has hecho y tu seguro no te cubre tras una riada (por poner un ejemplo), no está todo perdido. Tu gran aliado en este caso será el Consorcio de Compensación se Seguros. Este organismo es el encargado de hacer frente a las consecuencias de terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tornados, vientos con rachas superiores a los 1290 km/h e, incluso, la caída de pequeños meteoritos.

Los trámites se pueden iniciar a través de internet en la web del Consorcio. Después, habrá que acudir a una de sus sedes a exponer el caso en profundidad. Si lo haces, procura llevar la mayor cantidad de documentos posibles que acrediten el daño causado en el vehículo, así como la póliza de seguro que tienes contratado, la peritación de los daños (puedes pedirla en un taller), fotografías del momento de la catástrofe...

A partir de este momento, el Consorcio abre un expediente para investigar lo ocurrido y, en un plazo no determinado, da una respuesta y una solución.

Más de Espacio Toyota