Así es el seguro para buenos conductores

Así es el seguro para buenos conductores

25/05/2016 - 14:35

Toyota se ha metido a 'vendedor de seguros' y prepara una póliza que perjudicará a los malos conductores y beneficiará con descuentos a los buenos. Estar en un grupo u otro, dependerá de tu forma de frenar, acelerar o enfrentarte a los peligros que surgen al volante.

No será hasta el próximo año cuando Toyota empiece a 'trabajar' como 'comercial de seguros'. Entonces lo hará den Estados Unidos, sin que haya confirmación ni desmentido ante la posibilidad de que extienda el negocio a otros países y con un seguro que perjudica a los malos conductores y beneficia a los buenos. Lo hará dando donde más duele a los asegurados: en el bolsillo.

Toyota utilizará un sistema que analiza el comportamiento del conductor. Instalado en el navegador de sus coches, el sistema registrará los hábitos del conductor a la hora de frenar o acelerar y en función de los resultados del análisis, el asegurado pagará una determinada prima, más baja si su conducción es catalogada como segura y más cara si es temeraria.

La marca nipona calcula que, en 2020 tendrá cerca de 450.000 vehículos asegurados en el mercado norteamericano y estima que este negocio le puede reportar unos 50 millones de euros de beneficio.

oyota se ha aliado con la aseguradora nipona Aioi Nissay Dowa Insurance para poner en marcha este negocio en el mercado estadounidense que fomentará, según ambas compañías, una conducción más segura.

Para gestionar el negocio, las subsidiarias estadounidenses de ambas empresas han establecido una nueva compañía conjunta, Toyota Insurance Management Solutions USA, que comenzó a operar el pasado 1 de abril.

'Pago como conduzco'

La idea de Toyota no es nueva y tiene un precedente en España. Se llama 'Pago como conduzco' y fue puesta en marcha hace unos meses por Telefónica y Generali.

Su funcionamiento es similar a lo que Toyota plantea para el mercado norteamericano: un módulo que se instala gratuitamente en el coche de los nuevos clientes y que, a modo de caja negra conectada, registra la velocidad de los trayectos y las aceleraciones.

El objetivo es evaluar la calidad de la conducción del usuario según cuatro parámetros básicos: conducción nocturna frente a diurna, urbana frente a carretera, maniobras bruscas o progresivas y, finalmente, respeto de los límites de velocidad. Además, todo esto se tamiza a través del número de horas uso y de kilómetros recorridos mensualmente con el vehículo para conseguir, en el mejor de los casos, un ahorro de hasta el 40%. 

Te puede interesar:

Aire acondicionado y climatizador: ¿en qué se diferencian?

Qué hacer si te cruzas con un megacamión

Un permiso para conducir sólo coches automáticos

Más de Espacio Toyota