Así es y así funciona el airbag exterior para coches

Así es y así funciona el airbag exterior para coches

09/09/2016 - 14:42

¿Te imaginas que tu vehículo se hinche como un globo para proteger a los peatones en caso de atropello? No es una exageración esto es lo que hace el airbag exterior para coches; un invento que todavía en fase de desarrollo pero que podría estar listo en cinco años.

Olvida la idea de que las bosas de aire sólo protegen a los pasajeros desde el interior, la ciencia ha dado un 'giro de tuerca' y trabaja en el desarrollo de airbags exteriores para coche.

Dicen de los airbags que son uno de los inventos más efectivos en lo quea seguridad vial se refiere. Tal cual los conocemos hoy, se hinchan desde el volante, el salpicadero, los laterales de las puertas y a la altura de las rodillas en función del grado de 'preparación' de un coche; pero siempre en el interior.

Cuando están en el habitáculo, su misión es proteger a los ocupantes y minimizar las lesiones en caso de accidente. Instalados en la carrocería, nacen con el objetivo de salvaguardar a los peatones y reducir las consecuencias de un atropello.

¿Cómo funciona un airbag exterior?

El funcionamiento del airbag exterior de coche no es muy diferente al de las bolsas de aire convencionales. El vehículo cuenta con una serie de sensores que detectan que el impacto es inminente y detonan la bolsa para minimizar sus consecuencias.

Dicho así parece fácil: no hay más que coger los airbags tal cual han demostrado ser eficaces en el habitáculo y colocarlos en puntos estratégicos de la carrocería.

Pero sacar las bolsas de aire al exterior tiene una importante complicación que pasa por calcular con qué potencia y a qué velocidad máxima pueden explosionar para no hacer daños a los viandantes. 

TRW es, a día de hoy, la empresa que más ha avanzado en el desarrollo de los airbags exteriores de coche (cuenta, incluso, con una subvención de la Unión Europea para su investigación).

Aseguran que la mejor solución debería poder absorber la mayor parte del impacto entre la carrocería y el peatón con la única meta de evitar el efecto rebote entre ambas partes. A una cierta velocidad, salir disparado para una persona sin ningún tipo de protección puede ser igual de peligroso que no llevar, por ejemplo, el cinturón de seguridad en el coche.

Airbags exteriores: ¿listos en cinco años?

Para recordar la primera vez que oímos hablar de los airbags exteriores (entonces los llamaban airbag de peatones) hay que volver un par de años atrás. Se trataba entonces de una bolsa de aire instalada en el capó que saltaba cuando se producía un choque a una velocidad de entre 20 y 50 km/h. De esta forma, se conseguía que en milisegundos saltara un protector que evitaba que, en caso de atropello, el viandante recibiera un fuerte impacto en la cabeza.

Los nuevos airbags exteriores van más allá pues no estarán colocados únicamente en el paragolpes delantero, también en la parte trasera, en los laterales y en la unión entre el capó y el parabrisas.

TRW asegura que, de seguir sus avances al ritmo actual, podría tener listo el primer airbag exterior de coche en cinco años.

Más de Espacio Toyota