Cinco razones para comprar un coche eléctrico

Cinco razones para comprar un coche eléctrico

09/12/2016 - 13:00

No tienes que dar explicaciones, pero por si alguien te pregunta aquí van cinco razones para comprar un coche eléctrico. Son argumentos que van desde lo puramente económico, hasta la convicción del cuidado al medio ambiente, pasando por lo más pasional.

Aunque no tengas ninguna obligación de dar explicaciones, seguro que cuando te vean estrenar coche eléctrico más de uno te preguntará las razones por las que has decidido comprarlo.

Aunque a las siguientes habrá que añadir motivaciones personales que quizá no te apetezca contar, de la mano de Volkswagen te vamos a dar cinco razones para comprar un coche eléctrico con las que tu compra quedará más que justificada:

1. Los costes de mantenimiento

Sí, comprar un coche eléctrico es a priori más caro que adquirir uno de propulsión; pero a la larga resulta siendo más rentable.

Al no tener embrague y otros elementos mecánicos de costosa reparación, los enchufables suman menos costes de mantenimiento. A esto hay que añadir que el precoo de la energía que los mueve es mucho más barato que el de los combustibles fósiles.

Estas son dos las principales razones por las que cada vez son más las empresas que deciden renovar su flota por coches eléctricos, sobre todo de cara a un futuro en el que se prevé que el precio del gasóleo y la gasolina siga aumentando.

2. Fiabilidad

Los coches cien por cien eléctricos son menos propensos a sufrir averías. La razón: no incorporan componentes de desgaste como tubo de escape, bujías, filtro de aceite, dispositivos de inyección, correas dentadas, embrague, aceite del motor y del cambio. De esta forma, pueden reducirse al mínimo las visitas al taller. 

3. Medio Ambiente

Los automóviles exclusivamente eléctricos no generan ruido; tampoco emiten olores, ni expulsan gases tóxicos ni agotan recursos importantes. En definitiva, los coches eléctricos propulsados con electricidad procedente de fuentes renovables generan tan solo un gramo de CO2 por kilómetro.

Esto nos lleva de vuelta al punto número 1. Cada vez son más las administraciones que premiam el uso de coches no contaminantes con la exención del pago de peajes, zonas de parking y la reducción de los impuestos con lo que el ahorro es todavía mayor.

4. Imagen

Los coches eléctricos tienen buena reputación, son innovadores y pioneros. A la mayoría de la gente le gustan los coches silenciosos y respetuosos con el medio ambiente.

Las empresas que tienen coches eléctricos en su flota demuestran responsabilidad, compromiso y visión de futuro.

5. Dinámica

Este será el argumento que más sorprenderá a quienes pregunten dado lo extendida que está la falsa creencia de que los coches eléctricos ni son potentes, ni rápidos, ni muchos menos divertidos de conducir.

Desde Volkswagen aseguran que en comparación con los motores de gasolina y diésel moderado con poca cilindrada y bajo par motor, los coches eléctricos son auténticos reyes de la aceleración, sin ruido del motor ni vibraciones molestas. El par motor elevado y constante garantiza fuerza en el arranque. 

Así pues, los automóviles eléctricos son vehículos urbanos auténticos y, como tales, ideales para desplazarse ágilmente por la ciudad. 

Más de E-mobility de Volkswagen