Alpina, BMW y MICHELIN, el trío perfecto

Alpina, BMW y MICHELIN, el trío perfecto

22/01/2014 - 11:30

<p>Hace más de medio siglo que Alpina trabaja codo con codo con BMW y tres décadas que lo hace, también, con MICHELIN. De esta unión han salido productos de muy alta calidad, pero ¿quieres saber cómo comenzó todo? Pues sigue leyendo...</p>

La historia de Alpina se remonta a 1961. Ese año, Bukard Bovensiepen visitó el Salón del Automóvil de Frankfurt, donde BMW presentaba el BMW 1500. "Era un coche con un motor muy moderno, pero un carburador muy pequeño", recuerda Bukard. Y de él, surgió la idea de montar un modelo con cuatro carburadores, lo que permitió aumentar la potencia de 80 a 92 CV.

BMW recibió con agrado la idea y, un año después, Bukard Bovensiepen trabajaba activamente con BMW a través de su nueva empresa: Alpina.

La elección de MICHELIN como proveedor oficial de neumáticos para sus coches llegó unos años después, en 1985. "En mi época de estudiante tuve la ocasión de participar en algunas carreras de coches", recuerda el fundador de Alpina, "eso me ayudó a entender la relación entre el chasis, las ruedas y los neumáticos, lo que ha resultado muy útil en nuestro trabajo con MICHELIN", asegura.

A día de hoy, Alpina es un negocio familiar regentado por los hijos de Bukard. Cuentan con una larga trayectoria en el mundo de las carreras, donde han colaborado con pilotos de la talla de Niki Lauda, aunque dirigen la mayor parte de sus esfuerzos a los coches de calle. Siguen, para ello, colaborando estrechamente con BMW y MICHELIN. Juntos son el trío perfecto.

Más de Especial Michelin