Cuatro cosas del nuevo eléctrico de VW que otros no tienen

Cuatro cosas del nuevo eléctrico de VW que otros no tienen

09/01/2017 - 00:41

Recién salido del horno, el VW I.D. BUZZ ha sorprendido a todos en el Salón de Detroit. El monovolumen eléctrico cuenta con dos motores que le confieren 600 kms de autonomía y un montón de soluciones que nos han dejado con la boca abierta.

Volkswagen ha presentado en el Salón de Detroit el I.D.BUZZ. 

De este modelo cien por cien eléctrico se pueden decir muchas cosas. Para empezar, que es la reencarnación de la mítica VW T1, pero revisada hasta el último tornillo y convertirse (con permiso del VW I.D. que conocimos en París) de la nueva era de electromovilidad anunciada por Volkswagen.

A modo de resumen. El VW I.D. BUZZ es un prototipo de monovolumen eléctrico que se mueve gracias a dos motores eléctricos colocados uno en la parte delantera y otro en la trasera y que confieren al conjunto una autonomía de 600 kms.

Es, además, un monovolumen autónomo, gracias al sistema I.D. Pilot que permite que el coche tome el control con sólo pulsar el logotipo de VW colocado en el volante retráctil. Cuando esto sucede, el volante se esconde en el salpicadero y el conductor puede girar su asiento 180 grados para mantener una agradable conversación con el resto de ocupantes.

El sistema de conducción autónomo es, posiblemente, uno de los avances del VW I.D. BUZZ de los que más se ha hablado y se hablará. Pero lo cierto es que el prototipo eléctrico tiene otros muchos detalles que nos han dejado con la boca abierta. Tanto que nos hemos animado a hacer un listado con cuatro cosas que tiene el VW I.D. BUZZ y otros no tienen.

1. Navegación con símbolos virtuales en el espacio real.

El I.D. BUZZ prescinde del clásico salpicadero y proyecta la información más importante en el campo visual del conductor a través de la pantalla 'AR Head-up Display', de forma tridimensional y virtual en la carretera.

'AR' es la abreviatura de 'Augmented Reality', una técnica que proyecta las imágenes electrónicas en el espacio real. 

2. Juego de luces.

Desde Volkswagen aseguran que el I.D. es capaz de "interactuar con los demás usuarios de la vía". Lo hacen de este modo:

- Estacionamiento. Cuando los sistemas se han desconectado, el I.D. BUZZ parece tener los ojos cerrados: sólo puede verse una estrecha y pequeña cinta LED en los faros.

- Apertura. Cuando el monovolumen despierta, saluda al conductor y a sus acompañantes con una escenificación luminosa de 360 grados: en primer lugar se iluminan los logotipos VW (frontal y portón trasero); después le sigue la iluminación circundante; y en la fase final de esta escenificación luminosa el I.D. BUZZ abre sus ojos.

- Conducción. Durante el modo de conducción se activan los logotipos VW, la iluminación ambiental circundante y la luz de conducción diurna compuesta por cintas y faros LED. Si aumenta la velocidad, los ojos ofrecen un perfil luminoso más dinámico.

- Automático. Cuando circula en modo autónomo, los escáneres del techo quedan desplegados e iluminados.

- Interacción. Además, en el modo de conducción autónoma, los faros reaccionan de forma interactiva. Cuando el I.D. BUZZ va a girar, miran en la dirección correspondiente. Aún más: si el I.D. BUZZ detecta personas al borde de la calzada, las mira. Gracias a este tipo de interacción, tan típica de los humanos, el I.D. BUZZ llama la atención de los peatones y los ciclistas.

3. User-ID. Este sistema identifica al conductor y coloca todos los reglajes (temperatura interior, luz ambiental, asientos...). Toda la información se memoriza en la nube, de manera que el I.D. BUZZ es capaz de identificar al usuario que entra en el coche y adaptarlo a su gusto con antelación.

4. Asientos variables

El sistema de asientos del VW I.D. BUZZ ofrece una flexibilidad similar a la de casa o un salón de descanso. La base de esta versatilidad es el sistema de rieles de los asientos integrado en el suelo plano, así como los asientos abatibles y ajustables típicos de los monovolúmenes de Volkswagen.

Dos ejemplos de versatilidad: los respaldos de las plazas individuales de la segunda fila de asientos pueden abatirse convirtiéndose en mesas; la tercera fila de asientos puede convertirse en una zona de relax durante las paradas.

Más de E-mobility de Volkswagen