Comparativa

Volkswagen Polo contra Kia Rio: la amenaza coreana

Versiones comparadas:

Luis Meyer

17/05/2015 - 08:00

El Polo tiene un nuevo rival que le puede quitar el trono en el segmento de los coches urbanos: el nuevo Kia Rio da un paso de gigante y se presenta como un coche muy equilibrado con muy pocos puntos débiles.

El Polo es toda una referencia en el segmento urbano: es un coche con un diseño maduro, lo hace prácticamente todo bien y es el ejemplo de un conjunto equilibrado. Pero ahora tiene un nuevo rival con muchos argumentos para robarle el trono: el nuevo Kia Rio.

En cuanto a diseño, el coreano logra una estampa poco llamativa a la par que atractiva y moderna. Y en esta generación 2015 Kia ha dotado a su pequeño de un equipamiento más abundante y ha introducido técnica de última generación dentro de sus escasos cuatro metros. 

Los modelos que comparamos aquí son el Polo 1.2 TSI de 90 CV (16.690 euros) y el Kia Rio 1.2 de 84 CV (14.165 euros). Aunque de potencias muy similares, hay un hecho que los diferencia radicalmente: bajo el capó del Polo trabaja un turbocompresor. Y esto debería darle más brío en la respuesta, al tiempo que contiene el consumo. 

Digamos que lo consigue a medias. Los 5,7 litros de media que arroja son exactamente los mismo que gasta el 1,2 del Kia. Aunque le funcionamiento del alemán es más vivo, mostrando un empuje notable a cualquier régimen y una respuesta en general más suave. El Kia, por su lado requiere ir alto de vueltas para sacarle algo de brío, y siempre da la impresión de hacer más esfuerzo para mantener el ritmo. 

El carácter del motor se traslada a su comportamiento, más nervioso que de su rival. En las curvas pasa menos aplomado y el tacto de los frenos es menos homogéneo. En resumen: su comportamiento no es tan equilibrado como el del alemán. A favor del coreano, eso sí, hay que decir que su suspensión filtra mejor y su respuesta es más suave, mientras el Polo, sobre asfalto en mal estado, puede resultar algo seco. A cambio, el alemán tiene un comportamiento más dinámico y es más divertido de conducir, con una dirección muy rápida y precisa y un ESP nada intrusivo y, sobre todo, un paso por curva muy aplomado. El motor turboalimentado y su facilidad para girar alto es un gran aliado.

Pero para el día a día, el Rio tiene las mejores cartas: la sensación subjetiva en el interior es que es más desahogado, y detrás tiene más espacio. Y en equipamiento se pone por delante de su rival: nuestra unidad de pruebas monta de serie climatizador y hasta airbags de cabeza para los pasajeros de detrás. Con todo, esto no le ha bastado para vencer al Polo en nuestras tablas de puntuaciones. Pero ojo, se le queda muy cerca, porque además es más barato. Los alemanes tienen que ponerse las pilas.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar el ganador de esta comparativa, esto es, el Volkswagen Polo 1.2 TSI. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a terceros más asequible lo ofrece Qualitas Auto, por 230 euros.
 A todo riesgo con franquicia, el más accesible es el de Balumba, por 307 euros. Y si optas por uno a todo riesgo sin franquicia, Verti te ofrece el más barato, desde 536 euros.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches