Comparativa

Volkswagen Golf R Variant contra el Seat Leon ST Cupra 280

Versiones comparadas:

Luis Meyer

20/09/2015 - 08:00

Comparten motor y plataforma, pero, ¿son realmente tan parecidos estos dos radicales familiares? Lo comprobamos en circuito.

Las versiones familiares tope de gama del Golf y el Leon comparten corazón bajo el capó y el hecho de ser coches espaciosos, prácticos y rabiosamente deportivos. La pregunta es: ¿son también iguales en todo lo demás? Lo comprobamos en circuito. Este es el cara a cara del Volkswagen Golf R Variant contra el Leon ST Cupra 280.

Que proceden de la misma semilla es algo que ya se ve en su batalla: 2.631 la del Seat, 2.630 la del Golf. La carrocería del alemán, eso sí, es 5,3 centímetros más larga. Pero los dos se basan en la plataforma modular y comparten el cuatro cilindros gasolina más potente del grupo VW, el 2.0 TSI con casi idéntica configuración, si bien en el Cupra rinde 280 CV y en su primo hermano, 20 más. El Golf R, además, tiene tracción integral, que en el Seat no está disponible.

Volkswagen Golf R Variant contra el Seat Leon ST Cupra 280: Por fuera y por dentro

Tal vez por eso nuestro Seat de pruebas intenta compensarlo con un paquete Performance opcional que añade semilslicks de Michelin y unos frenos Brembo más grandes. En su interior abundan los detalles cromados, los asientos ofrecen mucho agarre lateral y el volante achatado por debajo remarca su personalidad deportiva. El escape ovalado hace lo propio en el exterior. 

El Golf R desata la sinfonía de su motor a través de dos salidas dobles, y lleva las llantas opcionales de 18 pulgadas Pretoria.

Los asientos también agarran bien el cuerpo, y en su interior tampoco faltan los elementos cromados. 

Los dos son familiares aptos para viajes largos, pero cada uno tiene sus matices. El Cupra se muestra algo más dinámico con una dirección algo más directa y un chasis sutilmente más rígido que, eso sí, lo vuelve más nervioso a altas velocidades. Los dos llevan el chasis adaptativo DCC (de serie en el Seat, opcional en el Golf).

En prestaciones, el Golf marca distancias: invierte 5,1 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, el Cupra necesita 8 décimas más. Pero claro, este último debe lidiar con la tracción delantera, no a los dos ejes como su rival. Una vez el Seat va lanzado, la distancia entre los dos se acorta, y cuando llegan a los 200 km/h, su rival solo le saca dos décimas. 

Volkswagen Golf R Variant contra el Seat Leon ST Cupra 280: En circuito

En el circuito, el Leon parece más enérgico y el motor da la impresión de subir de vueltas más vivaz, aunque cuando entras en las curvas a mucha velocidad, los semislicks deben lidiar con el empuje y los límites de tracción, y eso se nota al volante. En ocasiones, las gomas deportivas dejan una considerable estela de humos tras de sí, en su desesperada búsqueda de ‘grip’. Esto se debe en parte a su bloqueo mecánico, que en ocasiones provoca que la rueda interior derrape demasiado.

Tiempo en el circuito de Sachsenring: 1:41,07 minutos.

Por el mismo tramo, lo cierto es que el Golf R se siente más pesado y menos voluntarioso, pero realiza el recorrido más relajado y neutral, y tarda más en llegar al temido subviraje. La dirección es menos ágil y más dura, pero la tracción integral es una ayuda inestimable en curvas cuando ruedas al límite. Con todo, no es suficiente para batir al Cupra en circuito: el español tiene frenos más potentes y recupera mejor, por lo que es más rápido en cada vuelta. Y además, más barato que su rival. Por eso gana este duelo. 

Tiempo por vuelta del Golf R Variant: 1:42,68 minutos.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches