Comparativa

Tres compactos radicales en circuito

Versiones comparadas:

Luis Meyer

24/12/2014 - 08:00

La batalla en Nordschleife entre el Renault Mégane RS Trophy y el Seat Leon Cupra 280 Performance es inédita. Y se les une un habitual de este circuito, el Volkswagen Scirocco R.

Nordschleife es un circuito mítico, puesto que los tiempos por vuelta aquí conseguidos son decisivos a la hora de valorar la eficacia de un deportivo, y no hablamos solo de competición. Por eso se presenta apasionante esta comparativa de tres compactos radicales que pugnan por hacerse con el trono de los tracción delantera dentro de su segmento: te presentamos la comparativa en circuito del Renault Mégane RS Trophy, el Seat Leon Cupra 280 Performance y el Volkswagen Scirocco R.

Volkswagen Scirocco R 

La leyenda del Scirocco sigue perpetuándose, ahora con una versión muy especial: el Scirocco R con su reciente ‘facelift’, un portentoso motor de 280 CV bajo el capó, tracción delantera y un equipamiento enfocado a obtener el mejor tiempo por vuelta posible. Su desventaja frente a su primo, el Seat Leon: no es un jovenzuelo sobre la base de la novedosa plataforma MQB, sino un veterano asentado en la PQ35, esto es, una plataforma con unos cuantos años a sus espaldas. A su favor cuenta con una eficaz mecánica que viene de los tiempos de los VR6, un chasis adaptativo opcional DCC muy recomendable y un diferencial electrónico delantero XDS. Pero nos falta en este modelo un comportamiento más definido, que depende por tanto en exceso de las habilidades del piloto al volante.

Seat Leon Cupra 280 Performance

El Leon Cupra se presenta mucho más fresco e innovador, con un avanzado motor 2.0 TSI capaz de llegar a los 350 Nm de par, una dirección progresiva, un nuevo chasis adaptativo, un diferencial bloqueable electrónico y cinco modos diferentes de conducción. Añadamos a eso las llantas de 19 pulgadas con neumáticos deportivos y discos de freno de 350 mm, y tenemos al compacto perfecto para arrasar en circuito. ¿Lo logrará?

Renault Mégane RS Trophy 

El francés tiene afán de diferenciarse. La variante que hemos probado en Nordschleife, con amortiguadores Öhlins y 100 kilos menos existe solo en una edición limitada a 250 ejemplares denominada Trophy-R. A eso hay que añadir un espectacular sistema de escape Akrapovic, unas ruedas deportivas de 19 pulgadas y un conjunto, en definitiva, basado en un RS con el paquete Cup. Toda una fiera para el circuito.

Conclusión

Con sus configuraciones deportivas, el Renault y el Seat quedan en el circuito muy cerca de un BMW M3. El francés gira con más decisión, y el Seat empuja con más garra. El Scirocco tiene en su contra una mayor veteranía y por tanto elementos menos innovadores a la hora de maximizar su eficacia. Aun así, podemos asegurar que probablemente sea el último Volkswagen con ese encanto que tenían los deportivos de antes. ¿Quieres saber en qué puesto queda cada uno? ¡No te pierdas nuestra galería!

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Renault Mégane RS Trophy de este año. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 20 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Qualitas Auto, por 556 euros. Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. 


Lecturas recomendadas

Buscador de coches