Comparativa

Tres BMW M4 radicales en circuito

Versiones comparadas:

Luis Meyer

21/03/2015 - 13:05

Los preparadores Lightweight, Per4mance Industries y Versus enfrentan sus creaciones sobre un BMW M4 en circuito. ¿Lograrán superar al modelo original... Y acercarse al de Porsche?

¿Un BMW capaz de batir a todo un Porsche 911 GT3 en circuito? Hasta hace poco nos hubieras tomado por locos. Pero aquí te presentamos a tres preparadores capaces de lograr que tres M4 sean tan rápidos como un 911 en Sachsenring. ¿O no?

El Porsche de serie más deportivo hace una vuelta en 1:32,97; un BMW M4, en 1:37,74, o sea, casi cinco segundos.

A primera vista parece imposible superar esta diferencia, si bien los preparadores Lightweight, Per4mance y Versus están convencidos de serán capaces con sus creaciones sobre el modelo bávaro. Hacemos la prueba: ¿Tienen lo que hay que tener?

Per4mance Industries M4 

Ya desde el arranque se te dilatan las pupilas de emoción. El sonido es, sencillamente, abrumador, gigante, embriagador. ¿Recuerdas cómo retumbaba el M3 CSL? Pues así, pero un poco más alto aún. Las gomas alcanzan su temperatura, al igual que los frenos de acero de serie. Debajo del pie tengo 100 CV más que el modelo de serie, y eso se nota. Sin embargo, al menos subjetivamente, este M4 preparado se nota menos preciso y ágil en la respuesta. Ya a 5.000 revoluciones, el seis cilindros biturbo da la impresión de ir por delante del chasis. Co todo, sus neumáticos deportivos y unas suspensiones deportivas H&R logran que bólido mantenga la compostura.

Además, los frenos detienen el conjunto, en comparación con los cerámicos, increíblemente bien. Pero al final, el coche tiende ligeramente a subvirar, lo que no es un problema en carretera, pero cuesta décimas en circuito. Y el motor no es capaz de girar con el suficiente ímpetu desde abajo, lo que también lo penaliza.

Resultado del crono: 1:37,45.

Lightweight Performance M4

Cambiamos de montura. Ya desde su óptica, este coupé deja claro que va a por todas. El alerón es impresionante, las ruedas Michelin de 285 no lo son menos. Dentro, sin embargo, solo encontramos el habitáculo básico del M4, con asientos de tela.

Toda la preparación se concentra, por tanto, en el exterior… Y bajo el capó. El motor aumenta su potencia hasta los 520 CV. Delante, se encargan de detener el conjunto unos frenos que combinan los discos de acero originales de 380 con pinzas de seis pistones.

Y con todas estar armas… Llega a rozar el nivel de Porsche. Ya solo la recta de arranque la cubre cuatro décimas antes que el M4 de serie. Eso significa que, en recta, es capaz de ahorrar mucho tiempo que luego vale oro. El sector 2 del circuito ya lo recorre en más de un segundo antes que el modelo de serie, toma las curvas con tanto arrojo como precisión, sale de ellas como alma que lleva el diablo. Cuando nos detenemos de nuevo, no damos crédito a lo que ven nuestros ojos. ¡4,5 segundos más rápido que el M4 de serie! O, lo que es lo mismo: ¡solo una centésima más lento que el Porsche 911 GT3!

Dato del crono: 1:32,98 min.

Versus Performance M4 

Versus apuesta su preparación a la potencia pura: 548 CV y 700 Nm de par, nada menos. Sin embargo, las Pirelli Trofeo R y el chasis KW no siguen esta senda tan radical. Eb el sector uno mantiene, con todo, el magnífico novel del Lightweight, pero, puesto que las Pirelli no mantienen la rigidez de las Michelin, lo cierto es que no entra en curvas con la misma limpieza. Los frenos, ahora sí, cerámicos, tienen mucho mordiente, pero no transmiten la precisión ni la homogeneidad de los de su competidor.

Y así, nos enfrentamos a leves subvirajes al entrar en curvas, y sobrevirajes al salir de ellas, aun cuando es el de calzado más ancho, con gomas de 295. Además, lo 700 Nm tiran con violencia e la zaga, de modo que prepárate a corregir (lo que no es aburrido, precisamente). Finalmente, logra un tiempo sensacional, pero sigue siendo más lento que el anterior. Así que se lleva el segundo puesto.

Tiempo en crono: 1:33,31 min.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches