Comparativa

Porsche Panamera Diesel o BMW 730d

Versiones comparadas:

David López

16/02/2012 - 10:38

Hace unos años, pocos apostarían a que los buques insignia de estas dos marcas alemanas llevarían motores diésel. Pero la eficiencia manda y aquí tienes la prueba. Quién ahorra con más elegancia y lujo en esta comparativa: Porsche Panamera Diesel o BMW 730d?

La elección de hoy no resulta sencilla: Porsche Panamera Diesel o BMW 730d. Vamos por partes: lo más excitante del Porsche Panamera Diesel es que haya aficionados que se emocionen tanto con su existencia en vez de asombrarse. Para entenderlos, debes saber que el Cayenne fue el coche con el que la gente de Sttutgart renunció por primera vez a unos principios celosamente guardados durante décadas. Eso explica que el Panamera Diesel pueda andar sin ningún tipo de complejos con el motor TDI de origen Audi que lleva su compi SUV de 2,5 toneladas. La gente de Porsche, a la que tanto le gusta alardear de fabricar coches para amantes de los deportivos y un círculo exclusivo de aficionados al motor, ahora se ha metido de lleno en el mercado de masas de la primera categoría.

Eso deja lugar para un toque de humildad y para que el TDI V6 reemplace al tragón gasolina turbo V8. Hasta ahora, el BMW 730d era la berlina de lujo ahorradora más deportiva de todas. La gente de Múnich ya había demostrado hace quince años que los diésel también tenían cabida en la gama alta: en 1996 lanzaron el 725 tds con 143 CV y 280 Nm. Hoy, dos generaciones después, el 730d con 102 CV y 260 Nm es uno de los coches de lujo más competentes. Con los años, ha echado algo de tripa y pesa un 10% más que el estilizado Panamera.

Que Porsche haya puesto al 730d en el punto de mira como su rival principal lo demuestra el hecho de que sus cifras de potencia y par motor sean casi idénticas. Para hacerle frente al BMW, el Porsche Panamera Diesel se ha armado con el V6 de tres litros del Audi A8. En esta escala de la evolución tecnológica, va impulsado por un turbo de geometría variable con potencia máxima de 250 CV y 550 Nm. El sistema de inyección directa 'common rail' impulsa el combustible a 2.000 bares, desde los inyectores hasta la zona de combustión. Para reducir el consumo, el Start-Stop es imprescindible. El seis cilindros en línea con tres litros que monta el BMW 730d prescinde de ese dispositivo, pero la gente de BMW no se deja atrás el resto de los adelantos técnicos más de moda: 'common rail' (1.800 bares de presión de inyección), inyectores piezoeléctricos o turbinas variables. Así que, en teoría, no hay grandes diferencias entre ambos modelos en el plano técnico. En prestaciones, los dos rivales también se encuentran a un nivel parejo. En aceleración y recuperación apenas hay diferencias de décimas, pero el Panamera Diesel resulta más potente y enérgico. Eso tiene menos que ver con su pequeña ventaja de potencia y par motor que con su transmisión: la caja de cambios Aisin cambia a toda velocidad y sus ocho velocidades, el V6 alcanza su mayor fuerza a un menor régimen de revoluciones y su poderoso par motor se hace notar.

El Panamera, por ejemplo, solo necesita 7,3 litros diésel cada 100 kilómetros y el 730d, 0,4 litros más... Te aseguro que son cifras espectaculares para dos berlinas que pesan dos toneladas y se ponen a 240 km/h. En cualquier caso, todo lo que te he contado no te aclara en absoluto si un motor diésel va bien con su carácter. En el caso del BMW 7, no hay duda, ya que no pretende ser tan deportivo como su rival. Creo que ha llegado el mejor momento para revelarte un secreto: el coche te permite regular la dirección, la suspensión, el acelerador y la entrada del ESP... Está claro que eso no va en la línea de la mayor diversión. Hace un par de años, con el BMW M5, el fabricante empezó a permitirle a los conductores que regularan el coche a su gusto, algo que la marca alemana hacía antes en la fábrica con un enorme acierto. ¿Por qué iba a hacerlo mejor el conductor? Ahora la cosa ha subido de tono aún más con el botón Experiencia de conducción de BMW. Te juro que se llama así y que eso me hace sentir una enorme vergüenza ajena por BMW.

El Porsche Panamera Diesel es más divertido en curva. Mide diez centímetros menos, por lo que sus cuatro ocupantes no cuentan con tanto espacio, pero sí con mayor confort y dinamismo. En este caso, también puedes cambiar el reglaje de la suspensión de gas a través de sus amortiguadores adaptativos. La enorme calidad del chasis del Panamera queda clara desde el mismísimo programa 'Standard'. En teoría es el más confortable, pero su fina dirección traza las curvas como con un compás y hace que el Porsche parezca más ligero y compacto de lo que es en realidad. El motor diésel empuja con mayor elegancia que en el BMW y, aunque nunca suena deportivo, siempre resulta enérgico. En cualquier caso, lo más importante es que el Panamera Diesel sigue siendo, sin duda, un gran Porsche. La victoria de esta comparativa va a manos del BMW, aunque la verdad es que da un poco igual, ya que la diferencia entre los dos no es abultada. Es más una cuestión que estriba en su carácter: el BMW 730d está concebido para llegar rápida y económicamente al destino, y el Porsche Panamera para pasearte rápido (y también con el consumo bajo control) hasta tu meta.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Porsche Panamera Panamera

Acabados de Porsche Panamera 2009 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Porsche Panamera

Buscador de coches