Comparativa

Porsche 911 Cabrio 1989 vs Audi TT Roadster y Mercedes SLC

Versiones comparadas:

Luis Meyer

01/08/2016 - 18:04

No es una comparativa al uso. Enfrentamos a un icono clásico contra dos coches actuales que podrían llegar a serlo, en esta comparativa del Porsche 911 Cabrio 1989 vs Audi TT Roadster y Mercedes SLC. ¿Lograrán los dos nuevos roadsters superar en encanto al purista 911?

La pregunta, ante muchos de los modelos apasionantes que se fabrican hoy en día, suele ser habitual: ¿Cuál llegará a ser un icono? Uno como, por ejemplo, el Porsche 911, concretamente en modelo C, producido entre 1973 y 1989. Precisamente, elegimos el modelo descapotable de este último año, y lo enfrentamos a dos cabrios actuales, candidatos a convertirse en iconos. Porsche 911 Cabrio 1989 vs Audi TT Roadster y Mercedes SLC.

Mercedes ha ido cambiando sus denominaciones de hama -GLC en lugar de GLK, GLS en lugar de GL, GLE en lugar de M, y ha hecho lo mismo con el SLK, que ahora pasa a llamarse SLC

La "C", claro, se refiere a la tecnología de la Clase C que hereda. Y junto a la nueva denominación vemos también un lavado de cara en el frontal, en la zaga y el cokpit. Aquí dentro se ven enseguida las diferencias con su abundancia de líneas rectas, sus aireadores circulares y su imponente consola central. Además, mucha de su instrumentación adopta ahora un aire clásico. 

Los asientos son ergonómicos y bajos, uno va cómodo y muy cerca del asfalto. En el Audi TT Roadster vas algo más elevado, aunque sus asientos también ofrecen mucho agarre lateral. En comparación con el del Mercedes, su cockpit tiene un diseño más minimalista y moderno, con su cockpit virtual que destierra muchos botones. En esta pantalla de 12,3 pulgadas se pueden controlar directamente muchas funciones del coche y el navegador, y se puede personalizar su aspecto.

Por supuesto, nuestro 911 de 1989 no puede ni soñar con algo así. Su cockpit es muy austero en comparación, pero mantiene mucho encanto: para la conducción pura, no hace falta mucho más. Conductor y acompañante se sientan muy cerca en este habitáculo, lo cierto es que sus dos rivales ofrecen bastante más espacio, con una ligera ventaja para el Audi TT. Au capota, por cierto, se abra con solo apretar un botón en apenas 10 segundos. 

El Mercedes SLC, para su techo retráctil de metal y cristal, requiere el doble. Y al Porsche le bastan 12 segundos. Ojo, también de forma totalmente eléctrica. Aunque eso sí, con bastantes más ruidos y crujidos durante la maniobra. No es de extrañar que el Mercedes, con su techo sólido, sea el mejor aislado y más silencioso una vez capotado.

Lo cierto es que ninguno de los dos modelos actuales es muy escandaloso hasta los 130 km/h, y ambos ofrecen paravientos a la hora de rodar a cielo abierto. El 911, claro, no sabe lo que es eso. 

El SLC 300 monta un 2,0 litros de cuatro cilindros con turbo e inyección directa que rinde 245 CV a 5.500 vueltas y va acoplado un cambio automático de nueve velocidades. La respuesta del propulsor es algo tosca, a cambio su empuje a partir de la zona media y alta del cuentarrevoluciones es imponente. 

El cambio inserta con rapidez, aunque da tirones entre algunas marchas. Con todo, la sensación general es de solidez, aunque su carácter casa más con el de una berlina cabrio que con el de un roadster puro. Aquí es el Audi TT el que juega ese rol, con un comportamiento más puntiagudo y ágil, más hambriento de curvas en carreteras reviradas.

Impulsado por el conocido 2,0 litros de 230 CV a 4.500 vueltas y acoplado a una caja DSG de seis velocidades, el TFSI tiene un sonido más refinado y sube de revoluciones con más avidez que el Mercedes.

El DSG solo da algún empellón en las arrancadas, pero en cuanto el coche se pone en marcha cambia con fluidez y muy rápido. Hay que reseñar además que pesa 100 kilos menos que el SLC. 

Con todo, el Audi TT cubre el 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y el Mercedes hace gala de sus 15 CV extra y requiere 6,0. Lo curioso es que el Porsche 911 necesita solo 6,1 segundos y llega hasta los 245 km/h (sus dos rivales a 250 km/h). Una proeza para un coche de 1989, por tanto no extraña que sea todo un icono a día de hoy. ¿Crees que el Audi TT y el Mercedes SLC llegarán a serlo también?

Mientras lo piensas, si estás buscando un coche, entra en nuestro recomendador. Encontrarás rápidamente el que más se ajusta a ti. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Mercedes

Buscador de coches