Comparativa

Nissan Pulsar vs VW Golf: novato contra rey del segmento

Versiones comparadas:

Luis Guisado

10/01/2015 - 08:00

El Nissan Pulsar dCi se enfrenta al Volkswagen Golf TDI Bluemotion. Dos compactos de 110 CV que hacen gala de un consumo bajo y buena habitabilidad. ¿Quien gana?

El Nissan Pulsar dCi afortunadamente no es una maniobra chapucera para hacerse con un mordisco en el suculento grupo de los compactos. Por eso lo hes querido enfrentar a un peso pesado del segmento C como es el Volkswagen Golf TDI Bluemotion.

En cuanto al Nissan Pulsar, es un digno heredero del Almera y, sin duda, una verdadera molestia para los integrantes de este grupo, desde el Peugeot 308 hasta el Renault Mégane.

No te pierdas: comparativa; el Nissan Pulsar se enfrenta a tres rivales

Del VW Golf poco nuevo se puede decir: sólido y bien rematado, el compacto más vendido de Europa tiene ya poco que demostrar a estas alturas. Pero vayamos por partes. Si de algo hace gala el Pulsar dCi es de su buena habitabilidad, especialmente para la cabeza.

El conductor del Nissan puede disfrutar de más de un metro de altura libre al techo, algo que los más altos agradecerán. Aquí llega la primera diferencia con el alemán: con respecto al Golf 7 el japonés te da una postura de conducción más elevada. Por su parte, el Golf te acoge en unas butacas más bajas y algo más cómodas para mi gusto.

Al volante no vas a notar demasiadas diferencias. Es cierto que el VW Golf es uno de los mejores ejemplos de ergonomía y sencillez de uso: todo está donde te imaginas que va a estar, y lo hace además con una lógica que facilita mucho al conductor su funcionamiento.

Dentro del Nissan me gusta que en la pantalla central multifunción aparecen seis pequeños botones que te obligan a apuntar más de la cuenta si quieres cambiar de emisora: imagino que todo tiene un porqué en este mundo plagado de ingenieros, pero seguro que no hubiera costado hacer los números un poco más grandes.

Ahora pasemos a las plazas, donde apenas hay diferencias. Si uno gana algún punto, el otro lo pierde, y viceversa. Por ejemplo, aunque los dos son similares en cuanto a espacio, de nuevo el Nissan Pulsar se impone con casi un metro de altura desde la base de la banqueta hasta el techo. Además, está el hueco para las piernas: solo se puede definir como generoso, y es que aquí los viajes largos no van a suponer demasiados problemas para los ocupantes de estas plazas.

Comparamos el VW Golf GTI contra el VW Golf GTE y VW Golf GTD

En todo caso, si tuviera que escoger uno, me quedo con el Volkswagen Golf 7 por diversas razones: su respaldo recoge mejor y la banqueta hace lo propio con los muslos: de nuevo un mullido más duro del japonés le pasa factura. La cruz le llega al alemán al hablar del acceso: como está más bajo, (siete centímetros; un mundo), hay que hacer más esfuerzo, especialmente para salir.

Detrás el que más y mejor facilita la vida a bordo es el Pulsar: en el Volkswagen tienes que olvidarte del reposabrazos y los bolsillos tras los asientos, aunque mantiene los de las puertas. Por su parte, el Nissan cuenta con estos dos elementos, aunque los elevalunas eléctricos no son de un solo toque.

Sigamos avanzando hacia atrás. Ahora le toca el turno al maletero. Aquí el empate no se produce: sencillamente un Volkswagen Golf 7 está mejor diseñado en este aspecto.

Aunque el acceso del Golf es algo peor, es cierto que una vez dentro de nuevo se impone: en el Nissan tienes que superar un escalón de ¡20 cm!, mientras que el este Volkswagen Golf Bluemotion tiene un doble fondo que elimina este obstáculo, aunque si lo quitas el escalón es de 15 cm.

En marcha, quién lo iba a decir: el siempre sobrio Volkswagen Golf Bluemotion da más ‘feeling’ deportivo. No es ni bueno ni malo: el japonés te ofrece un rodar suave y tranquilo, mientras que el VW te permite afrontar con más dinamismo alguna zona revirada gracias a su centro de gravedad situado algo más bajo.

En definitiva, el Nissan Pulsar dCi es más suave en general, salvo por el pedal de embrague, que es más duro y su punto de acoplamiento está situado muy abajo, por lo que con solo levantar un poco el pie se pone a andar. En el VW Golf está muy al final del recorrido, por lo que tienes algo más de tiempo para pensar en lo que vas a hacer a continuación.

Para concluir, la decisión de uno u otro modelo es bastante complicada. Creo que en general el Golf es mejor coche, por lo que le doy como vencedor. Eso sí, por una vez, el segundo no es el perdedor. No lo merece.

 

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar el ganador de este cara cara, el Volkswagen Golf TDI Bluemotion. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con más de 10 años de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Direct Seguros, por 464 euros.

Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. La más barata también es la de Balumba. Cuesta 256 euros con franquicia de 290 euros.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches