Comparativa

Coches clásicos

Las mejores Volkswagen T3 para irte de vacaciones

Versiones comparadas:

Luis Meyer

25/07/2016 - 15:46

La Volkswagen T3 vivió entre la década de los 80 y los 90, y es, aún hoy, una de las furgonetas más deseadas para viajar: polivalencia, fiabilidad, y ese encanto que tienen todos los vehículos elevados a la altura de míticos. En el mercado de segunda mano alemán se pueden encontrar las más dispares versiones. Hemos seleccionado las mejores Volkswagen T3 para irte de vacaciones.

La furgoneta Volkswagen T3 estuvo en activo entre 1979 y 1992, nada menos. Es sin duda el compañero perfecto de viaje, y las primera incluso llevaban, todavía, mecánica del VW Escarabajo. En Alemania salieron muchas versiones que ahora puedes encontrar en su mercado de segunda mano a buen precio. Te mostramos las que, a nuestro parecer, son las mejores Volkswagen T3 para irte de vacaciones.

Westfalia Joker

Joker

Esta versión de aún llevaba motor refrigerado por aire, aunque a partir de 1982 estrenó un bóxer refrigerado por agua. Suena y se conduce como un Volkswagen antiguo, y por desgracia su cambio automático de tres marchas no permite aprovechar bien su potencia: a partir de 100 km/h, pierde la fuerza definitivamente.

¡No te pierdas a esta T3 driftando en Nürburgring!

Su bonito color marrón se llamaba Gazelle, y el mobiliario del interior, que va a juego, es el original. 

Lo cierto es que en los años 80 fue la preferida por muchas familias de clase media: su precio no era desorbitado y gracias a que el techo era plegable, no pasaba de los dos metros y entraba en cualquier garaje.

Una pega: como le faltaba el cinturón de tres puntos detrás, hoy te será difícil instalar una sillita de niño. 

Tischer Doka 

Tischer

La firma Tischer acopló una caravana a esta T3. Y desde luego el espacio estaba muy aprovechado: cocina, ducha y baño no faltan, y a eso añade cuatro plazas de cama y, opcionalmente, la caravana se puede separar al llegar a destino como un espacio independiente. Así, al llegar al camping, podías irte tranquilamente a comprar la comida, solo con la doble cabina. Una solución inteligente, ¿verdad?

Eso sí: no es un coche para correr, sino para viajar muyyyy relajado: monta el diésel atmosférico original de 50 CV, de modo que no confíes en pasar de los 85 km/h.

Reimo T3 

Reimo

El preparador Reimo hizo un gran trabajo con la T3: mucho mobiliario para un interior personalizable, varios colores a elegir y un techo elevado que ya es seña de identidad de la casa. 

No faltan en esta unidad el armario ropero, un módulo de cocina, una enorme mesa plegable y cuatro plazas de cama. Ah, y gracias a su elevado techo, puedes caminar de pie por su interior con total libertad. 

Monta el 1,6 litros diésel original de 70 CV, y lo cierto es que a 100 km/h va bastante relajada. ¿Lo mejor? Este turbodiésel se "conforma" con 8,5 litros a los 100 kilómetros.

Karmann Gipsy

Gipsy

Es una de las más grandes. Y eso que esta creación del carrocero Karmann apenas crece uno centímetros a lo largo, ancho y alto, pero el interior está tan bien aprovechado que parece mucho más amplio que el del resto de los modelos de esta comparativa. 

Dentro aloja un plato de ducha, cocina y camas. Y todo con una calidad muy elevada que los vuelve duraderos, como demuestra el excelente estado de esta unidad. ¿La única pega? La decoración se pasaba de tradicional y por momentos, te puede dar la impresión de estar en el dormitorio de tu abuela.

California Atlantic 

Atlantic

Esta T3 es muy especial. Para empezar, el recorrido de las suspensiones gana 20 milímetros extra, elevando el conjunto general. Y lleva a bordo todo lo que puedas imaginar para viajar confortable pero, sobre todo, para llegar hasta donde te propongas: tracción integral, diferencial bloqueable desconectable, frenos ABS, servodirección, climatizador, Tempomat, ventanillas y espejos eléctricos y un mobiliario interior profuso, que después de 200.000 luce casi como nuevo. 

Habrás caído en la cuenta de que, especialmente por su tracción, tiene un peso extra: concretamente, 140 kilos añadidos. Pero gracias al motor de 112 CV de nuestra unidad, lo cierto es que puede viajar manteniendo una velocidad de crucero de 120 km/h sin demasiado esfuerzo. ¡Ah! Y otro detalle que nos ha encantado: los asientos traseros llevan reposacabezas (un gran detalles en aquella época) y, por fin, ¡cinturones de tres puntos! Aquí sí que puedes instalar la sillita de tu bebé.

Dehler 2+2

Dehler

Pues sí: Dehler es una firma que se caracteriza por su refinamiento, de modo que este modelo no estaba pensado tanto para un viaje en familia como para ser usado como vehículo de empresa, o para comerciales que directamente se llevaban la familia a cuestas. No en vano, el eslogan con que se anunciaba era "Haz muchas más cosas con tu multivan".

Gracias a su elevado techo la altura interior es de 1,82 metros, aunque en este caso no incluye allí una cama, sino mucho espacio para equipaje. Su vivo motor de 92 CV es el que mejor sabor de boca nos ha dejado. Sube de vueltas con ganas y permite la conducción más ágil de esta comparativa. Y otra cosa: circulando a 80 km/h con la marcha más alta, es el modelo más silencioso de todos.

Redstar T3

Redstar

Es una edición muy especial: Volkswagen produjo solo 500 unidades, para sus empleados. Todas con color rojo "Tornado2 y mecánica turbodiésel. Sorprendentemente silencioso y con 70 CV, daba de sobra para mover esta furgoneta con cierta soltura.

Añadamos a eso su moderna estampa con llantas de aluminio y sus espejos exteriores pintados, que le da más imagen de turismo que de furgoneta de transporte. Sin descuidar su polivalencia: sus 4,57 metros de largo dan para mucho. 

En su versión normal aloja hasta siete plazas, y permite plegar las banquetas traseras que se convierten en cama, y basta correr las cortinillas de las ventanas para tener intimidad. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches