Comparativa

Coches 4x4

Honda CR-V contra Nissan X-Trail: Guerra Civil en Japón

Versiones comparadas:

Alfredo Rueda

30/01/2016 - 00:00

Ambos originarios de Oriente, Honda CR-V y Nissan X-Trail se ven las caras en una cruenta guerra... porque los dos tienen unas potentes armas para ganar... ¿quién lo hará?

Nuestros dos protagonistas, Honda CR-V y Nissan X-Trail utilizan la táctica denominada 'downsizing' para ganar esta cruenta Guerra Civil entre compatriotas... Una de esas guerras en las que no solo las mejores armas, sino que las mejores tácticas pueden conducir a una clara victoria.

Esa técnica busca la mayor eficiencia posible a nivel de prestaciones y consumos, con un bloque mecánico lo más compacto posible. Y es que los dos equipan sendos motores turbodiésel de 1.600 cc y potencias de 120 CV para el Honda CR-V y 130 CV para el más veterano Nissan X-Trail. Unas mecánicas que ya montan sus respectivos hermanos menores, el Honda HR-V y el Nissan Qashqai. Pero en nuestros protagonistas deberían estar mejor aisladas del habitáculo, ya que la sonoridad, así como las vibraciones, se dejan notar nada más arrancar.

Algo más largo y alto (cuatro y un centímetro respectivamente), el Nissan X-Trail también es algo más pesado, aunque solo 30 kilos. Pero esta sensación se transmite a los primeros metros. El Nissan se nota más torpe, a pesar de que, contra el cronómetro en el 0 a 100 km/h solo les distancia medio segundo.

Mecánicas con carácter

Ambos muestran bastante alegría en las velocidades más bajas, con ese puntito más de pereza para el X-Trail, pero empujan con convicción, gracias a sus aproximadamente 300 Nm de par motor. Si bien es verdad que la entrega de potencia es algo más brusca en el Nissan y más progresiva y cómoda en el Honda. En los dos, adelantar es una verdadera maravilla, pero según se van engranando marchas se mitiga la entrega de fuerza hasta llegar a una sexta velocidad que, en ambos, está claramente destinada a controlar el consumo y que, cuando bajas de 2.000 vueltas, te obliga a reducir.

Y es que no olvidemos que son propulsores pequeños que se deben encargar de mover tonelada y media. También en su rango de potencia disponible hay leves diferencias y es que en el Honda es algo más aprovechable, ya que empuja desde poco más de 1.500 vueltas y hasta superar las 4.500, mientras que el Nissan empieza un poco más tarde y baja bastante sobre las 4.000.

Una diferencia clara en la entrega de potencia la ofrece la existencia del botón Econ en el CR-V, que prioriza el ahorro de combustible por encima de las prestaciones. Al pulsarlo, activa un mapa de posicionamiento más suave del pedal derecho, para lograr un aumento de par más uniforme, que se deja notar en recuperaciones más perezosas, pero que a cambio consigue ese consumo de verdadero récord que se queda en 5,1 l/100 km; lo que supone un litro por debajo de su contrincante.

Ambos cuentan con cambio manual de seis velocidades, con mejor posicionamiento en el CR-V y más suave accionamiento en el X-Trail. El audible clonk de la caja de cambios en el Honda y que también se sufre en su hermano pequeño el HR-V, debería revisarse... Sus desarrollos también son algo más largos, lo que le penaliza algo en recuperaciones.

El Honda también se muestra superior dinámicamente, pero con matices. Si las carreteras que vas a transitar no son muy rectas que digamos, agradecerás tener el CR-V, ya que entra mejor en las trazadas, apoya con más confianza y sus pasajeros no se mueven tanto de un lado para otro. El Nissan es más recomendable si lo que vas a frecuentar son tramos más rectos y con asfalto más estropeado, ya que la suspensión es más blanda y amortigua mejor los baches, pero el balanceo de la carrocería en las curvas y su cabeceo en frenadas es superior al Honda. Lógicamente, su tendencia al subviraje también es superior.

Pero recupera puntos fuera del asfalto, para empezar con esa amortiguación más amable con el pasaje, y  para continuar con una altura al suelo casi seis centímetros superior.

Más cómodo el Nissan

A bordo, en ninguno tendrás grandes problemas de espacio, pero esas medidas exteriores más dilatadas configuran un interior más amplio en el Nissan, sobre todo en las plazas traseras, donde se ganan centímetros en todas las cotas. Pero no solo eso, el X-Trail tiene la posibilidad, por 800 euros más, de tener otra fila con dos asientos extra en el lugar del maletero que, aunque no valgan para adultos, te sacarán de algún apuro.

Y en cuanto a equipamiento, tanto la versión Elegance del Honda CR-V como la 360 del Nissan X-Trail representan un término medio ideal entre gadgets a bordo y precio a pagar por ello. Por todo lo anterior, parece claro que esta Guerra Civil no tiene un vencedor...

Conclusión

Porque, así de claro, vas a acertar. Y aunque en la puntuación final el Honda se pone por delante, considero esta comparativa un empate técnico, ya que yo me compraría cualquiera de ellos. Todo depende del uso que le vayas a dar, de la cantidad de personas que vayas a llevar habitualmente (si son muchos, a por el Nissan X-Trail) o el tipo de conducción que tengas (más deportivo, el tuyo es el Honda CR-V). Los dos son unos SUV increíbles.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Todo sobre

Honda

Buscador de coches