Comparativa

Ford Mondeo 1.6 TDCi ECOnetic contra Peugeot 1.6 508 e-HDi

Versiones comparadas:

Enrique Trillo

24/08/2011 - 11:32

Todos los fabricantes han emprendido una carrera para demostrar cuál es el más eficiente y ahorrador. Aquí se enfrentan dos buenas opciones: Ford Mondeo ECOnetic y Peugeot 508 e-HDi. Su consumo medio en este cara a cara lo dice todo: 5,6 y 5,1 l/100 km respectivamente.

Aquí se enfrentan dos modelos de los de toda la vida: el Ford Mondeo, que se presenta en su versión ECOnetic, y el Peugeot 508 (sucesor del 407), que le planta cara con la variante e-HDi.

Lógicamente, los principales protagonistas son los motores o, mejor dicho, el motor: porque ambos montan idéntica mecánica fruto de la cooperación entre estos dos fabricantes. Se trata de un bloque de 1,6 litros que en el caso del modelo del óvalo entrega 115 CV y en el del Peugeot 111 CV. Así que no es de extrañar que tengan un rendimiento muy parecido. En la zona baja del cuentavueltas se sienten muy ahogados y no logran sacar al coche de su letargo. Solo empiezan a desperezarse a partir de 2.000 rpm. Pero no esperes que despierten plenos de energía y dispuestos a comerse el mundo, porque su respuesta es muy progresiva y el régimen en el que se encuentran más a gusto está entre 2.500 y 3.000 vueltas. Esto significa que en subidas prolongadas te obligan a cambiar de marcha más de lo deseado y, en arrancadas, a acelerar más de la cuenta.

Hasta aquí son iguales. La diferencia entre ambos está en el cambio. Ford apuesta por una transmisión manual de seis velocidades cuyos recorridos son cortos y su guiado preciso. En cambio, Peugeot se decanta por el brusco CMP (Cambio Manual Pilotado: estructuralmente es igual que una caja manual, pero se elimina el pedal del embrague, que pasa a estar pilotado por un sistema automático) de seis velocidades. Si te acostumbras a usarlo y levantas el pie del acelerador para cambiar de marcha no te parecerá tan malo, pero a mí no me convence ni así. Prefiero un manual o, en todo caso, un automático suave como la seda. Si es de doble embrague mejor que mejor.

Como puedes suponer con todo esto que te acabo de contar, no son modelos precisamente rápidos, así que las prestaciones tampoco son brillantes. Tardan más de 13 segundos en alcanzar los 100 km/h y las recuperaciones de 80 a 120 km/h rondan los 15 segundos, así que te lo tendrás que pensar bien si quieres adelantar.

No obstante, seguro que eso no te preocupa en exceso si lo que buscas es un diésel que gaste poco. Porque lo que sí que hacen a la perfección estas versiones es precisamente eso: gastar lo mínimo posible. El Mondeo se conforma con una media de 5,6 litros. Una cifra brillante, pero no tanto como los 5,1 litros que gasta el 508. Aunque casi más sorprendente es la autonomía que ofrecen, ya que con ellos podrás recorrer un máximo de 1.250 y 1.412 kilómetros respectivamente.

Una vez dentro, me sorprende que la posición de conducción en el Ford sea tan elevada, aunque terminas por acoplarte gracias a los posibilidades de regulación del volante y el asiento. En el Peugeot no es que vayas mucho más bajo, pero te da la sensación de que es una postura más idónea para afrontar kilómetros tras el volante. Y ya que hablo de conducir, debes saber que el modelo francés es mucho más conservador dinámicamente. No es tan incisivo como su rival americano en las curvas, balancea y subvira mucho más. Por eso es más apropiado para viajar cómodo filtrando los baches que te encuentras en la carretera, pero menos si lo que te gusta es que un coche te haga disfrutar de la conducción y te transmita sensaciones. Si ese es tu caso, el Ford Mondeo es tu opción. En cuanto al precio, están muy igualados.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Buscador de coches