Comparativa

Duelo 4 cilindros: Porsche 718 Cayman S vs Porsche 924 GT

Versiones comparadas:

Duelo 4 cilindros: Porsche 718 Cayman S vs Porsche 924 GT

Luis Meyer

09/08/2016 - 11:32

Ayer y hoy frente a frente. Los dos modelos de acceso a Porsche, pero con cuatro décadas de diferencia. En este duelo de 4 cilindros: Porsche 718 Cayman S vs Porsche 924 GT, comprobamos si abandonar la configuración de seis cilindros atmosférico es un sacrilegio... O no.

Lo clásico frente a lo moderno, el modelo nuevo se enfrenta al clásico. O dicho de otro modo: el Porsche 924 Carrera GT de los años 70 se enfrenta al nuevo Porsche 718 Cayman S. Tras su lavado de cara, tiene el papel de ser el modelo de acceso a la familia Porsche. La pregunta es: ¿Cómo se comporta el nuevo de Zuffenhausen en comparación con el antiguo? AUTOBILD te da la respuesta.Duelo 4 cilindros: Porsche 718 Cayman S vs Porsche 924 GT.

No suena muy sexy decir que un coche es el modelo de acceso. Eso era el 924, y además tenía que lidiar con las críticas que decían que no era un Porsche auténtico: motor delantero, y a diferencia del 911 llevaba un cuatro cilindros proveniente de Audi. Desde Zuffenhausen repiten la jugada en parte: su nuevo modelo de acceso lleva el motor en posición trasera, pero de nuevo con solo cuatro cilindros. En este caso, eso sí, turboalimentado y con un empuje considerable. No es por tanto solo el modelo de acceso de Porsche: también va cargado de genes Porsche.  No te pierdas el siguiente vídeo...

Comparativa: Porsche 718 Cayman S vs Porsche 924 GT

El hermano mayor del Cayman también lleva un cuatro cilindros sobrealimentado. Y tuvo que ganarse el favor de los verdaderos porschistas. El Cayman reduce sus cilindros por una cuestión de adaptarse a los tiempos. Los motores de seis cilindros atmosféricos ya son carne de museo para la marca, y dejan lugar a esta configuración de cuatro cilindros con turbo. Y al mismo tiempo, Porsche lo hace más accesible. El coupé es más barato que el roadster, y esto sí que gustará a los fans del modelo. El motor no va como en el 924 sobre el eje delantero, sino entre el piloto y el eje posterior. 

Si hablamos de un Porsche con todas las letras, tengo que decir que el Cayman cumple los requisitos. Es más pequeño y ligero que el 911 y con el nuevo cuatro cilindros tiene un empuje más que notable. Este motor incluso suena realmente bien. El chasis está muy equilibrado y la dirección es increíblemente precisa y directa. Por si tenías dudas, te las voy a resolver: este Porsche difícilmente podía ser más apasionante. 

El 718 Cayman no sabe de agujeros del turbo, especialmente cuando se trata de la variante S, como nuestra unidad de pruebas, ya que el motor va apoyado por un turbo VTG. Estas siglas son Variable Turbine Geometrie (turbina de geometría variable), y significan que incluso a bajas vueltas ya entrega mucho empuje. 

El 924 lleva un turbo de la vieja escuela.

Muchas veces te das cuenta de cómo ha pasado el tiempo por un coche cuando compruebas que es mucho más incómodo. Pero es que conducir este 924 Carrera GT, además, es realmente trabajoso. No tiene climatizador, la dirección es muy dura y hay que pisar muy fuerte el final del freno. Pero hay que decir es que realmente divertido de conducir. No rueda rápido con la facilidad del Cayman, aquí hay que luchar contra los elementos para lograr un ritmo elevado, y aunque va turboalimentado no tiene ni de lejos el empuje del Cayman. Pero con todo, llevar este pequeño coche por carreteras reviradas es un disfrute para manos expertas. 

924

En la zona baja del cuentavueltas no pasa nada. A partir de las 3.000 parece que reacciona un poco, y a las 4.500 directamente el motor explota. Eso sí: todo subrayado por el motor proveniente de un Audi 100. Con todo, hay que decir que el 924 tiene una respuesta sorprendentemente neutral, gracias al concepto Transaxle de motor delantero y transmisión posterior. Efectivo, aunque muy poco Porsche, todo hay que decirlo. Quien haya probado un 911 de la época, sabrá a lo que nos referimos. Las diferencias entre ambos modelos, de concepto, eran abismales.

Conclusión:

Que nadie tema hacerse con un modelo de acceso. Ni antes ni después. Por un lado tenemos el 924 en su variante Carrera GT, con motor de cuatro cilindros turboalimentado y costoso de llevar con eficacia, pero al mismo tiempo muy divertido de conducir. Al otro lado tenemos el Cayman, un deportivo muy conseguido: con su motor de cuatro cilindros no solo es divertido de conducir; también es más rápido que su antecesor. Tiene un sonido atractivo, un tarado muy equilibrado y en definitiva, todo lo que se puede pedir a un Porsche hoy en día. ¿Buscas un deportivo que se ajuste a ti? Encuéntralo rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Porsche

Buscador de coches