Comparativa

Comparativa: Volvo XC90 frente a sus rivales

Versiones comparadas:

Rebeca Álvarez

29/08/2015 - 08:00

Tres SUV de gran formato y un nuevo candidato: ¿cómo rendirá el nuevo modelo de Volvo, el Volvo XC90, frente a estos tres de sus rivales? ¡Lo comprobamos!

Una cosa está clara: el diseño y la funcionalidad escandinavas están de moda, por eso el nuevo Volvo XC90 ha levantado tanta expectación en todo el mundo. Se trata de un SUV de enormes dimensiones, pero también con enormes virtudes. Equipado con la última tecnología multimedia y asistentes de nueva hornada, no hace falta ser un lumbreras para augurarle un gran éxito en mercados como el estadounidense o el ruso, pero también en el nuestro.

No te pierdas: Volvo XC90, esto sí que no lo esperábamos  

Por otro lado, en Europa llevará motorizaciones más racionales, como el cuatro cilindros diésel, que permite un uso diario sin que se dispare el consumo. Y con espacio de sobra para llevar a toda la familia a cuestas. Pero, claro, este Volvo no está solo en el segmento de los SUV XL. Debe enfrentarse a rivales de la talla del BMW X5, el Hyundai Grand Santa Fe y el Volkswagen Touareg.

Todos ofrecen mucho espacio, acabados de nivel y mucha tecnología bajo la carrocería. Pero el Volvo tiene argumentos para aguantar el tipo. En los 4,95 metros de longitud de nuestra unidad de pruebas (y 1,96 de ancho) pueden alojarse hasta siete personas. Cuesta en el mercado 72.500 euros, su diésel rinde 225 CV, cumple con la normativa Euro 6 y anuncia un consumo medio de solo 5,8 litros.

Sin embargo, ¿será suficiente para superar a su dura competencia? La respuesta la vas a encontrar aquí. ¡Sigue leyendo!

1. BMW X5 xDrive 25D

Nueve mil euros más que por un Grand Santa Fe deberás poner para tener este BMW X5. El bávaro de 4,98 metros es el deportivo en la comparativa. Su espacio en las plazas traseras es algo menor que, por ejemplo, el del Volvo XC90. El maletero, eso sí, tiene una capacidad entre 650 y 1.870 litros, el segundo mejor.

No te pierdas: Así acelera un BMW X5 M de 0 a 240 km/h: ¡bestial!

En el puesto de conducción encuentras buenos acabados y muchos detalles de lujo que se agradecen. Aunque el si el X5 gana es por sus aptitudes dinámicas. El X5 es, sencillamente, un coche muy ágil y, sin duda, el más deportivo de la comparativa. Tiene una dirección precisa y de buen tacto, frenos potentes y un cambio automático de ocho velocidades muy eficaz. Y a eso añade un motor potente. Solo tiene cuatro cilindros, pero cuando pisas a fondo, el empuje se deja notar, y mucho.

Es una pasada lo que corre su dos litros de 218 CV, que le permite al X5 alcanzar los 220 km/h. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos, solo un poco más tarde que el Volvo, y el consumo medio es de solo 7,2 l/100 km, por eso es el más ahorrador del cuarteto, aunque su coste equipado es el más caro.

2. Volvo XC90

El Volvo XC90 es un sueco muy voluminoso; no en vano es el más largo de la comparativa. Sus casi cinco metros de longitud dan de sobra para que viajen desahogados los ocupantes y su equipaje. Su maletero, con entre 721 y 1.886 litros de capacidad, ofrece el mayor espacio de los cuatro

Volvo XC90 Coupé: así podría ser

Los pasajeros tienen sitio de sobra para las piernas y la cabeza, y van sentados en cómodos butacones. Volvo incluye todo lo que podemos pedirle a la última tecnología en asistentes, como un limitador de velocidad adaptativo. El moderno salpicadero prescinde de la profusión de botones, y en su lugar hay una gran pantalla táctil. Sin embargo, el manejo tiene sus lagunas: el menú es complejo, tiene demasiados niveles y llegar a cada función requiere tener el brazo extendido demasiado tiempo. Los mapas, eso sí, permiten ampliar la vista con solo hacer zoom con los dedos.

La dirección tiene un tacto muy refinado y permite guiar muy bien a este mastodonte… Hasta que llegas a las curvas cerradas, donde se notan mucho sus 2,2 toneladas de peso y la deriva consiguiente del eje delantero. Los frenos, eso sí, retienen con mucha potencia, y la suspensión neumática filtra los baches con efectividad, si bien cuando te adentras en asfalto de baches cortos y continuados, se notan algunas sacudidas dentro del coche. 

El XC90 D5 rinde 225 CV, lo que le permite alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y consume una media de 7,8 litros cada 100 kilómetros. El precio parte de 59.470 euros.

3. Volkswagen Touareg

Te interesa: Pillamos al Volkswagen Touareg 2017

El Volkswagen Touareg, de 4,80 metros, es el más currante de todos. Es capaz de tirar de hasta 3,5  toneladas, y puede cargar hasta 656 kilos en su interior. El maletero cubica entre 697 y 1.642 litros, así que es el que menos capacidad máxima ofrece. Si miras con detalle su equipamiento, te das cuenta de que el Touareg ya tiene unos cuantos años a sus espaldas. Sistemas de asistencia que trabajan sobre la dirección servoeléctrica como el mantenimiento activo de carril o el asistente al aparcamiento no los encontramos en este modelo. Eso sí: el confort de marcha es muy elevado, de lo mejorcito. 

Este Touareg tiene un seis cilindros bajo el capó y eso es algo que se nota para bien. La respuesta es potente y refinada, y el cambio automático de ocho velocidades tiene un funcionamiento suave y efectivo. La suspensión filtra bien en cualquier condición del asfalto, y solo leves vibraciones en la dirección ensombrecen la buena impresión general.

4. Hyundai Grand Santa Fe

La primera impresión al volante del Hyundai es buena. Su suspensión filtra bien las irregularidades leves y es un coche cómodo de conducir. Pero cuando el asfalto se pone en mal estado, la cosa cambia y la carrocería recibe más sacudidas y balanceos de los deseados, también cuando entras en una zona de curvas cerradas.

No te pierdas: Prueba Hyundai Grand Santa Fe: un caballo grande que anda

No me han gustado los asientos por su mullido, demasiado blando, y su escasa sujeción lateral, algo que se nota especialmente en trayectos largos. El motor, eso sí, empuja con fuerza; cuando piso el acelerador sube con cierto brío y de forma homogénea, igual que a la hora de hacer reducciones. Una respuesta suave que va con el carácter del Grand Santa Fe. Por desgracia, a pesar de su buen empuje, queda por detrás de la competencia en potencia y prestaciones.

El 2.2 CRDi rinde 197 CV, alcanza los 200 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos. Por desgracia también queda el último en cuanto a consumo: 8,1 litros cada 100 kilómetros. Ni siquiera un sistema Start-Stop le ayuda a ahorrar. El precio de este coreano parte de los 49.800 euros, lo que lo convierte en el más accesible de los cuatro. 

Conclusión

Volvo ha logrado un modelo muy competitivo y tecnológico con nuevo el XC90. Pero esto no le basta para ponerse a la cabeza entre los de su clase. Un producto tan redondo como el X5 sigue teniendo espíritu ganador. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches