Comparativa

Comparativa: Volkswagen Golf R, Audi S3 y BMW M135i

Versiones comparadas:

David López

29/03/2014 - 10:00

Siempre se dice que un Volkswagen es correcto y… ¿conservador? Esta comparativa del Volkswagen Golf R contra el BMW M135i y el Audi S3 demuestra que eso no es necesariamente cierto

Cuando Volkswagen presentó su primer Volkswagen Golf GTI en el Salón de Frankfurt de 1975 bastaban 110 CV para lograr un buen deportivo. 40 años después, cualquier diésel de este segmento supera fácilmente esta cifra. Los Volkswagen Golf y compañía no solo son ahora más potentes, también más pesados. Por eso hoy son necesarios 300 CV e incluso más para crear el compacto de altas prestaciones por excelencia. Con el nuevo Volkswagen Golf R la marca de Wolfsburgo confía en superar definitivamente a sus rivales de Audi y BMW y para conseguirlo han echado el resto.... El nuevo motor 2.0 turbo desarrolla nada menos que 300 CV y 380 Nm, que envía a las cuatro ruedas. Por si todavía no lo tienes claro, te confirmo que nunca un Golf ha sido tan potente. Para demostrar que es capaz de plantar cara a su primo hermano el Audi S3 y al BMW M135i, que mota un motor de seis cilindros en línea, he probado a fondo estos tres coches en los 3,8 kilómetros de tramo de handling del circuito Contidrom, justo donde el fabricante de neumáticos Continental prueba sus gomas hasta desgastarlas por completo. Todo está listo; ya solo falta saber qué compacto ganará el combate.

Sorpresa: el Golf es el que menos subvira

Desde los primeros metros el Volkswagen Golf demuestra cuánto se ha afinado su puesta a punto. En el modo Comfort el motor susurra silencioso, el chasis es rígido, pero filtra con sorprendente facilidad las irregularidades e incluso es cómodo. En cambio, en modo Race, despliega sin complejos su verdadero carácter: el chasis se endurece notablemente y el motor 2.0 litros turbo despliega todo su potencial. Piel de gallina garantizada... Te lo aseguro La siguiente sorpresa llega a la hora de atacar las curvas cerradas, donde se muestra neutro y sin grandes subvirajes. Llega al ángulo con decisión y te permite acelerar a la salida sin pérdidas de tracción. La dirección es precisa y los asientos proporcionan un agarre lateral perfecto. Nunca hasta ahora un Volkswagen Golf se ha mostrado tan directo, tan deportivo. El crono se clava en 1,37:53, una cifra realmente buena para un coche que normalmente gana las comparativas por otras virtudes más prácticas. Pero desde luego, no por su talento deportivo.

Ninguno suena tan bien como el BMW

Paso al BMW Serie 1, que desde hace años marca la referencia entre los compactos deportivos. Y es que los de Múnich han fijado su propio camino con este modelo. El BMW M135i es el único compacto que monta un motor de seis cilindros en línea. De serie viene con propulsión trasera, algo que también lo hace único en su segmento; si lo quieres con tracción a las cuatro ruedas debes pagar 1.726 euros extra. Sus dos oponentes la equipan de serie, pero si dudas a este respecto te aseguro que en el primer acelerón queda claro que merece la pena ese desembolso. El seis cilindros sube de vueltas como una turbina acompañado de un sonido muy característico, a medio camino entre un zumbido y un alarido. El cambio automático de ocho velocidades se lleva a las mil maravillas con este motor, inserta las marchas de forma fulminante y sin tirones. Incluso los eternos defensores del cambio manual se harán fans de esta transmisión. Aunque el ajuste del chasis no está tan conseguido. En curvas cerradas el BMW subvira más que el Golf y en curvas rápidas balancea más de lo deseado. Eso sí, no hay que olvidar que estamos hablando de un listón que está muy alto, y lo cierto es que el bávaro es un coche seguro y perfectamente apto para el uso diario. La pregunta del millón es: ¿es diferente el comportamiento del Audi con una mecánica casi idéntica a la del Golf? Respuesta clara: ¡sí! El motor del de Ingolstadt es claramente más silencioso y el chasis tiene un ajuste más orientado al confort. Esta puede ser la explicación: mientras que el Volkswagen Golf R es el tope de gama, Audi planea lanzar un Audi RS 3 aún más potente.

El Audi es el más lento en circuito

Y eso se percibe claramente cuando entras la prueba en un circuito. En los 3.800 metros del tramo de handling del Contidrom se suceden curvas lentas y rápidas, por lo que es necesario un chasis bien ajustado y una buena tracción para hacer un buen tiempo. El BMW ha sido el más rápido con un crono de 1.37:35, aunque cuenta con una ventaja de 20 CV. El Volkswagen Golf R le sigue de cerca, a solo 16 décimas, y el Audi se queda claramente por detrás de sus contrincantes. El Audi A3 subvira más que el Golf y su dirección es más ligera. Además, los frenos se calientan antes. Marca un tiempo de 1,38:38, una cifra poco espectacular que lo convierte en el más lento de los tres. Y es que un segundo es un mundo en un circuito como este. Lo que sí comparten estos tres modelos compactos es que logran encapsular auténticos deportivos en coches prácticos para el día a día.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Buscador de coches