Comparativa

Coches 4x4

Comparativa SUV: Mercedes ML, Range Rover Sport, VW Touareg

Versiones comparadas:

Redacción

17/12/2012 - 13:05

Son grandes 4x4, pero todos cuentan con motores eficientes. En esta comparativa de SUV te presentamos tres todocamino diésel premium: el Mercedes ML 250 BlueTec, el Range Rover Sport 3.0 TDV6 y el Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI. Y uno de ellos esconde una sorpresa: un propulsor de solo ¡cuatro cilindros!

Antes de comenzar esta comparativa de SUV diésel entre Mercedes ML 250 BlueTec, Range Rover Sport 3.0 TDV6 y Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI debes tener en cuenta una cosa: la Unión Europea se ha propuesto para el año 2015 cumplir un duro paquete de medidas de sostenibilidad con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 a un máximo de ¡120g por cada kilómetro recorrido! Hasta que este futuro momento llegue, los fabricantes de automóviles deben conseguir que su nueva flota no sobrepase los 120 g/km de media: es decir, pueden ofertar un automóvil grande con unas emisiones de 160 g/km siempre que haya otro automóvil más pequeño con unos valores de solo 80 g/km para que pueda compensarlo. Tal y como Bruselas manda, los de Mercedes ya han hecho sus cálculos, y para compensar al enorme Clase M han introducido en su gama el diminuto Smart.

Aunque pueda parecer una tontería o una acción meramente destinada a cumplir con el dichoso objetivo, parece que con el Mercedes ML 250 BlueTec, la marca ha dado un paso de gigante para acercarse a este propósito, gracias a sus bajos valores de emisiones de CO2 de 158 g/km y a su motor diésel totalmente preparado para la próxima norma sobre emisiones Euro 6 de 2015.

Por si fuera poco, además han decidido combatir los altísimos valores de óxido nítrico que aparecen en un vehículo diésel –incluso con filtro antipartículas– con todo un laboratorio químico a bordo equipado con inyección de urea, que reduce en un 80% el óxido nítrico, tan peligroso para nuestra salud, y lo convierte en agua y en nitrógeno, que son completamente inocuos para la atmósfera.

Tanta tecnología concentrada es imposible que pueda ser superada por el automóvil más antiguo de toda la comparativa, el Range Rover Sport 3.0 TDV6. Eso sí, de barato no tiene nada. Su precio de salida de casi 65.000 euros engaña al principio, porque trae de serie una buena tanda de regalitos como las luces de xenón, la suspensión neumática, el asistente de ayuda al aparcamiento y unas llantas de 19 pulgadas, por lo que si tienes en cuenta todo esto, la diferencia de precio acaba no siendo tanta y el Range Rover se convierte en una opción más valorable. Si quieres conseguir un equipamiento similar en el Volkswagen, prepárate para soltar 5.500 euros más, y si los quieres en el Mercedes; la cantidad aumenta hasta casi los ¡6.000 euros! A pesar de su alto precio, el Range Rover acaba siendo igual de caro que el Mercedes y ambos casi 2.000 euros más costosos que el Touareg.

Range Rover Sport TDV6

El Range Rover Sport presenta unas señas de identidad muy tradicionales: madera noble en su interior, formas sobrias y angulares con gran visibilidad y un refinado motor turbodiésel de seis cilindros y tres litros; esta variante recorta su potencia de 256 a 211 CV, con la consiguiente reducción tanto en consumo como emisiones.

Para ahorrar al máximo, hace uso de un nuevo cambio automático de ocho relaciones de ZF pero, lamentablemente, por muchas medidas de contención, el Range Rover Sport no puede hacer nada para evitar quedarse con el último puesto en lo que se refiere a consumo.

¿Tiene alguna ventaja? Pues sí, el Range brilla por el confort de su motor. En cuanto a comportamiento, lo poco que le queda de deportividad solo lo verás cuando intentes vadear canales. Por mucho que quiera, en carretera es torpe. Por pistas de tierra se muestra mucho más decidido, pero su suspensión neumática de 210 mm decepciona, ya que alcanza una altura que el resto de automóviles pueden conseguir utilizando simples resortes de acero.   

Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI

Al igual que Land Rover, VW ha decidido introducir una versión más moderada de su motor 3.0 V6 TDI, con 204 CV en lugar de 245, que además de ser menos pesado y más aerodinámico hace que el Volkswagen Touareg consiga los mejores valores de consumo. Al ponerlo a funcionar, sin embargo, el funcionamiento del Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI resulta menos agradable pues, aunque produce un sonido más atenuado que el 4 cilindros del Mercedes, sigue siendo mucho más tosco que el motor V6 del Range Rover.

Aunque su par motor oficial sea de solo 450 Nm, por detrás del Mercedes (500 Nm) y del Range Rover (520 Nm), sus prestaciones hacen que pase por delante de ellos sin demasiado esfuerzo. Su carrocería sorprende también por su gran habitáculo, que ofrece varias combinaciones gracias a su banqueta trasera regulable en longitud. En carretera, el Volkswagen Touareg responde sin juegos ni vacilaciones en la dirección. Su amortiguación, en cambio, al pasar por obstáculos pequeños, no consigue igualar la del Mercedes ML. Aun con ello, sigue siendo uno de los mejores SUV en cuanto a confort.   

Mercedes ML 250 Bluetec

El estupendo confort de la amortiguación del Mercedes ML 250 Bluetec, lo sitúa en el puesto más alto en el apartado de comportamiento, aunque su enorme habitáculo es también digno de mención. El espacio para los pasajeros tanto delante como detrás es mayor que en el Range Rover Sport, e incluso su maletero consigue ser superior, todo ello, ocupando el mismo espacio de aparcamiento. Pero por mucho confort que ofrezca, el motor no consigue estar a la altura.

Según parece, el concepto de ahorro de Mercedes no es el de un motor V6 como el del Range Rover o el de Volkswagen, sino un pequeño motor de cuatro cilindros de 2,1 litros estrujado sin piedad mediante un doble compresor hasta conseguir un rendimiento similar al de sus rivales. Por esta razón ninguna de sus prestaciones consigue destacar. El ruido que emite tampoco es muy alto pero sí muy seco y llama la atención negativamente cuando lo comparas con el suave motor diésel del Range. En este aspecto, el propulsor de cuatro cilindros del Mercedes, con su tono similar al del Transporter resulta algo desagradable y poco apropiado para un modelo de la estrella.

Conclusión

Al final de esta comparativa de SUV diésel, el Mercedes consigue alzarse como ganador no por su motor de 4 cilindros, sino más bien a pesar de ello. Sus posibles deficiencias en su confort se compensan con su chasis perfectamente amortiguado y con su espaciosa carrocería. El mayor de los ahorradores, el Volkswagen, consigue el segundo puesto por su excelente equilibrio en prácticamente todos los apartados, mientras que el Range Rover se debe conformar con el tercero. Aun así, el inglés sigue siendo una alternativa muy recomendable, aunque sea más caro, algo más estrecho, menos ágil en carretera y consuma un poco más.

Lecturas recomendadas

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre

Mercedes

Versiones de Mercedes Clase M

Ver todos los acabados

Buscador de coches