Comparativa

Comparativa Renault Twingo/Peugeot 108/Volkswagen up!

Versiones comparadas:

David López

02/11/2014 - 10:00

Se hizo un nombre como ágil urbano con encanto propio. Ahora, el nuevo Renault Twingo estrena su tercera generación y comprobamos si ha ido más allá. Para ello, lo enfrentamos al también novísimo Peugeot 108 y al más 'veterano' Volkswagen up!

No cabe duda: el nuevo Renault Twingo 2015 les da mil vueltas. Algo sorprendente, más aún si tenemos en cuenta que lo estamos enfrentando a un modelo tan equilibrado como el Volkswagen up! o al nuevo Peugeot 108. Pero ¿a qué nos referimos cuando decimos que "les da mil vueltas"? A que en un espacio reducido el Twingo puede dar muchas más vueltas gracias a un radio de giro sin parangón. Perfecto para meterse por los recovecos más estrechos y sinuosos de la ciudad. ¿El secreto? Lleva el motor detrás. Esto permite a las ruedas delanteras desplazarse mucho más que en los coches modernos con la mecánica delante: tanto en el Volkswagen como en su competencia francesa de Peugeot, los brazos del árbol de transmisión se romperían. Entonces, ¿por qué no tendrán los demás la misma configuración mecánica? Muy sencillo, el motor trasero también conlleva inconvenientes: el contenido de las bolsas de la compra puede deteriorarse (especialmente si llevas congelados) ya que pese a un esfuerzo por aislarlo térmicamente, el maletero se calienta más de lo normal. Además, el espacio de carga es menor y con esta configuración mecánica la pisada es más nerviosa.  ¿Supone todo esto un problema para el nuevo Renault Twingo? Vamos a verlo.

3. Renault Twingo

Renault Twingo significa diferente: motor trasero, radio de giro mínimo y una postura al volante más elevada que en otros utilitarios. Pero ser distinto no significa siempre ser mejor. Renault ha trasladado el motor a la parte trasera, bajo el suelo del maletero, de manera que sacrifica poco espacio e incluso ofrece algo más que el Peugeot 108. Nadie debe tener miedo a que sea un coche inestable: este Twingo rueda muy seguro. Pero el francés nos decepciona en otros apartados: detrás, adultos de estatura normal no podrán permanecer mucho tiempo sin sentirse incómodos, ya que sus cabezas chocan con el techo.

Al conductor, por su parte, le cuesta horrores encontrar una postura de conducción óptima. Al motor de Renault le falta empuje, lo que se traduce en un arranque débil. Así, el tres cilindros se mueve con indolencia por el abanico de revoluciones. En parado, vibra de manera excesiva y a bajas vueltas gruñe groseramente. Al menos, a medio gas se vuelve bastante silencioso y el nivel de emisiones cumple escrupulosamente con la normativa Euro 6.

2. Peugeot 108

O la báscula de esta prueba está averiada o realmente este es un coche muy ligero. Y es que el Peugeot 108 pesa un par de decenas menos de kilos que sus rivales, que no son precisamente gordos. 880 kilos es lo que ha dado en la báscula, lo que contribuye a que sea un coche muy ágil y vivo en marcha. Gracias a esto, la sensación subjetiva es de mayor empuje que sus rivales, que son más potentes, aunque en la realidad el Volkswagen up! lo adelanta sin despeinarse. Pero no solo hablo de sensaciones, el motor del Peugeot tiene un funcionamiento más agradable que el del Twingo.
El peso también influye positivamente en el consumo del utilitario francés: es el único de la comparativa que se queda por debajo de los cuatro litros.
Puertas adentro, los asientos del Peugeot prácticamente no cuentan con sujeción lateral, el cambio tiene un tacto liviano y pasa con imprecisión por las marchas. Las plazas traseras son muy estrechas y el respaldo trasero no se abate completamente. Donde sí destaca el 108 es en el apartado de costes. Pese a ser más caro que el Twingo, Peugeot confía en su pequeño y ofrece hasta cinco años de garantía.

1. Volkswagen up!

Queridos lectores, no os voy a contar nada nuevo: el Volkswagen up! no presenta defectos reseñables. Posee una suspensión aplomada y un rodar silencioso (igual que su voluntarioso tres cilindros). Gracias a su preciso cambio y a su acertado escalonamiento pasa por la izquierda a los otros dos sin problemas. En las plazas traseras, dos adultos podrán viajar con una sorprendente comodidad y espacio, mientras que el conductor y el copiloto disfrutarán de cómodos asientos, con un mullido firme y una buena sujeción lateral. Los acabados son, con diferencia, los mejores del trío y el punto de color le sienta genial. Nos parece fantástico que como extra esté disponible el asistente de frenada de emergencia en Volkswagen, que detiene el coche automáticamente en situaciones límite a 30 kilómetros por hora. Pero claro, este up! patina en el precio. El ordenador de viaje hay que pagarlo aparte, igual que el manos libres para el móvil. Y eso con un precio de partida que ya es elevado, no ayuda. Tampoco aquí de te decimos nada nuevo: la calidad del volkswagen up! se paga, aunque la diferencia no es tan grande. Al final, el vencedor es de Volkswagen.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Buscador de coches