Comparativa

Comparativa: Peugeot 308 contra Volkswagen Golf

Versiones comparadas:

Alfredo Rueda

05/07/2014 - 10:00

El nuevo Peugeot 308 ha puesto en jaque al rey de los compactos, el Volkswagen Golf. Pero su contraataque no se ha hecho esperar: un motor 1.6 TDI más potente, eficiente y refinado.

Tenemos entre manos dos de los coches más razonables para comprar en el segmento de los compactos: Peugeot 308 contra Volkswagen Golf. Aunque en las ventas acumuladas hasta mayo se ha visto desbancado por el Citroën C4 y por su primo español, el Seat León; el Volkswagen Golf puede considerarse el rey del segmento de los compactos. Fue el precursor del género y el que más fielmente lo ha encarnado: un coche práctico y equilibrado con un tamaño de poco más de cuatro metros y motores para todos los gustos.

Y dado que la tarta a repartir es muy grande, los fabricantes se afanan en quitar ventas al alemán. Entre ellos, el último que ha diseñado un producto de calidad que realmente puede amenazarle de verdad es el nuevo Peugeot 308.

Eficiencia mecánica

Sin contar con los eficientes motores de gasolina de Peugeot, denominados PureTech, el más demandado del público español será el HDI de 115 CV. Y es que su equilibrio entre prestaciones y consumos eclipsa al de muchos otros rivales. ¿Incluido el Golf? Puede que al 1.6 TDI normal sí, pero no a este, el BlueMotion que, con la misma cilindrada, aumenta 5 CV su potencia (pasa de 105 a 110) y, sobre todo, su eficiencia. Para reducir el consumo rebaja la carrocería en 15 mm y alarga las relaciones del cambio entre otras medidas, con lo que promete un consumo medio de 3,2 l/100 km, lo que supone una reducción de 0,6 litros con respecto al Golf 1.6 TDI CR de 105 CV.

Claro que el refrán es sabio: del dicho al hecho... y tanto el Volkswagen como el Peugeot (también promete 3,7 litros) se quedan en un consumo de algo menos de 5 litros reales, lo que no les resta ningún mérito.

Eso sí, la forma de entregar la potencia sí que presenta más diferencias. El Golf resulta más refinado y silencioso, lo que se agradece en el día a día. Pero acusa un vacío de fuerza previo a la entrada del turbo, justo antes de las 2.000 rpm, que puede llegar a resultar desesperante y que te llevará a jugar con su cambio manual de seis velocidades para que su cuentavueltas no caiga por debajo de esa cifra. Esto es algo que sucederá con frecuencia, debido al citado alargamiento de relaciones dirigido a reducir el consumo (a 120 km/h en sexta circularás a solo 2.000 rpm).

Golf-barrido

Esto no ocurre con el 1.6 del Peugeot, que entrega sus 115 CV de una forma mucho más progresiva y, eso sí, ruidosa. Esto conlleva menos manejo de su cambio, también muy agradable de accionar y con seis relaciones muy largas.

308-barrido

Chasis precisos

Ambos resultan muy equilibrados, pero el 308 se orienta más al confort y el Golf a la deportividad. El chasis del francés cuenta con una suspensión que trata mucho mejor a sus ocupantes, aunque al conductor le transmite menos efectividad. Con el Golf vas a notar más las imperfecciones de la carretera. Eso sí, si está en buen estado, el aplomo y la sensación de tenerlo todo bajo control en la prueba son muy superiores.

En el interior del habitáculo, los puntos positivos y negativos se reparten prácticamente de forma equitativa. Y aunque la comodidad, como he dicho, es cosa del 308, hay más espacio en el Volkswagen Golf. El Peugeot gana por la mínima y, con esto, el trono de los compactos se ve amenazado. Y como este Volkswagen no creo que abdique, más  vale que se ponga las pilas...

CONCLUSIÓN

No me cabe la menor duda de que estos dos vehículos son los actuales líderes del segmento. Y ante la posible 'abdicación' del actual rey, el Volkswagen Golf, creo que su última puesta a punto en el motor TDI le permitirá reinar todavía un poco más. Pero que se ande con cuidado. Algunos herederos como el Peugeot 308 son jóvenes y vienen sobradamente preparados para asumir el reinado. Y, de hecho, hay muchos súbditos que verían su cetro con muy buenos ojos...

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Buscador de coches