Comparativa

Comparativa: Mazda CX-3 contra Audi Q2

Aarón Pérez

25/06/2017 - 10:49

La moda de los SUV urbanos va a ser tendencia durante años. Tanto el Audi Q2 como el Mazda CX-3 no están restringidos a ser utilizados en las grandes metrópolis, son excelentes compañeros de viaje.

No te pierdas: Prueba Audi Q2, ¡por fin lo probamos!

Debe ser por esa posición de conducción más elevada o, a lo mejor, por la mayor practicidad de sus maleteros. Pero lo cierto es que los SUV urbanos están más de moda que nunca y esta tendencia no va perder fuelle. Fabricantes como Seat o Volkswagen van a apostar muy fuerte por este tipo de carrocerías, que desplazan a los tradicionales utilitarios, mientras que hoy comparamos el Mazda CX-3 y el Audi Q2.

El primero que pegó un puñetazo en el segmento fue Nissan con su Juke y después llegaron otros SUV como el Renault Captur (primo hermano del japonés) o el Peugeot 2008. Mazda lanzó al mercado su CX-3 en mayo de 2015 y lo hizo creando un producto con personalidad propia (siempre lo hacen así) y con cierto aire premium. Sí, porque en Mazda no quieren posicionarse como una marca generalista, su deseo es estar al nivel de los fabricantes más exquisitos del mercado.

Vídeo: aquí encontrarás todos los detalles del Audi Q2:

El nuevo SUV de Audi ha provocado una revolución en el segmento. Su principal rival es el Mini Countryman, pero en esta ocasión lo vamos a comparar con el CX-3: un producto que nos han sorprendido por su cuidada fabricación. No hemos sido los únicos que han apreciado os atributos de este coche. En lo que llevamos de 2017, Mazda ha vendido 1.357 unidades de su CX-3 y, Audi, 2.013 Q2. Aunque estas cifras quedan lejos de los 5.340 Captur que ha comercializado Renault.

Audi Q2: mucho dinamismo

El SUV alemán tiene un diseño que entra por los ojos y resulta muy atractivo. Desde un primer vistazo transmite agilidad y deportividad. Esta sensación se sigue manteniendo cuando te pones a los mandos. Los ingenieros de Audi han configurado un setup que apuesta por el dinamismo: la dirección ofrece un tacto muy preciso y la suspensión es enérgica. Además, gracias a la opción Audi Drive Select (235 euros) puedes escoger desde un chasis con un carácter más confortable a otro más sport. El Mazda sueña con tener este dispositivo y confía en una puesta a punto que adolece de una suspensión delantera algo blanda, que impide que el CX-3 entre en las curvas cerradas con agilidad. Una pena, porque el guiado de la dirección es muy exacto. Por otro lado, la suspensión trasera del Mazda peca en dureza y resulta demasiado seca cuando el coche pasa por las juntas de dilatación de los puentes. 

Tanto en autopista como en una carretera bacheada el Audi Q2 resulta más equilibrado. Su comportamiento es más deportivo, enlaza las curvas con mucha precisión y la carrocería apenas balancea. El chasis de este Audi va tan fino que enseguida deja en evidencia al motor diésel de 116 CV. Las prestaciones del 1.6 TDI no son sorprendentes, son el mínimo razonable para un coche que pesa 1,3 toneladas y que tiene que arrastrar unas llantas de 18 pulgadas (de serie). Si te gusta conducir con una reserva extra de energía, sin duda, te recomiendo que te compres el 2.0 TDI de 150 CV con la caja de cambios automática S tronic (33.750 euros).

El Mazda se presenta con un motor diésel de 1,5 litros con 105 CV de potencia. Aunque en la teoría parezca una mecánica más modesta, nuestras mediciones han demostrado que este eficiente bloque logra mejores prestaciones y un consumo medio más ajustado. El CX-3 1.5 SkyActiv-D acelera de 0 a 100 km/h en cuatro décimas menos que su rival y, sobre todo, resulta mucho más contundente a la hora de recuperar: de 80 a 120 km/h en 13,9 segundos, frente a los excesivos 17,6 segundos del Q2. Además, el japonés saca pecho con un consumo medio real de 5,6 litros contra los 6,1 l/100 km del coche alemán. Pero aquí no acaban mis elogios al motor del Mazda. Su funcionamiento es más suave, responde con mucha energía y su rumorosidad y vibraciones son menores que las del Audi. Sin duda, junto con el motor diésel i-DTEC del Honda HR-V, es de lo mejor que te puedes encontrar en el segmento.

Vídeo: nuestra opinión tras probar el Mazda CX-3:

Donde no se ha lucido tanto el Mazda CX-3 ha sido con su capacidad de frenado. Durante la brusca maniobra de 100 a 0 km/h, el CX-3 ha sido capaz de tenerse en una distancia de 38,0 metros, el Q2 es capaz de hacer esta misma prueba en tan solo 35,5. El dato del coche japonés no ha sido malo (suspendería si estuviera en los 40 m) pero sí ha quedado muy lejos del Audi.

Calidad/precio: el Mazda vence

El Q2 1.6 TDI tiene un precio inicial de 27.450 euros mientras que el CX-3 1.5 SkyActiv-D te saldrá por 22.245 euros. Una diferencia de 5.205 euros que no está justificada ni por la mejor calidad de realización del alemán ni por ofrecer un equipamiento de serie más generoso. Cuando analizas los acabados del Q2, notas que no están tan cuidados como, por ejemplo, los de un Audi A3. Los plásticos del salpicadero tienen un tacto más duro de lo que nos tiene acostumbrado Audi y los paneles de las puertas no transmiten una sensación premium. El Mazda está al mismo nivel de acabado de su rival y, además, tiene una dotación de serie mucho más generosa.

Lo peor del habitáculo del CX-3 es su escasa habitabilidad: las plazas traseras son más pequeñas que las del Q2 y lo mismo sucede con el maletero (350 frente a 405 litros). No obstante, si abates el respaldo de los asientos posteriores se cambian las tornas (1.260 para el Mazda contra los 1.050 del Audi).

A pesar de su buena relación calidad/precio y su excelente motor, el CX-3 no se ha podido llevar este cara a cara. Su peor dinámica, habitabilidad y confort le han hecho perder unos valiosos puntos, que le han costado la victoria. Eso sí, sigue siendo una compra diez.

Vídeo: probamos el Audi Q2 sobre barro:

Conclusión

¡Prepárate! Este año van a llegar más SUV dispuestos a conquistar la ciudad. Uno de ellos es el nuevo Seat Arona; un coche que, como el Mazda CX-3, también quiere darle dónde más le duele al Audi Q2: su elevado precio de venta. Pero el coche alemán te apasionará por una estética y un comportamiento que te hacen olvidar el dinero.

Lecturas recomendadas

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Audi Q2 1.6 TDI 116CV Design Edition
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.598 cc

  • Par motor

    250 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    116 cv /3.250 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1050.00 L

  • Aceleración 0-100

    10,3 s

  • Velocidad máxima

    197 km/h

  • Consumo oficial

    5,0/4,4/4,6 l/100km

  • Precio

    27.450

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Audi Q2 Todo sobre Audi Q2

Buscador de coches