Comparativa

Comparativa GTS: 4 Porsche para soñar

Versiones comparadas:

Luis Meyer

10/05/2015 - 08:00

Porsche quiere demostrarnos que el 911 no es el único deportivo de raza de su gama. Por eso nos invita a probar en el circuito de Ascari sus otros modelos, todos en su versión más radical: GTS. ¿Logrará convencernos?

Porsche: cuando se menciona este nombre, uno piensa automáticamente en esto: fuerza, caballos, deportividad. Pero es más: en estos 20 años, la marca se ha consolidado también como fabricante de SUV y berlinas de lujo. Los de Zuffenhausen lo justifican por haber vendido, solo en el último año, 189.849 vehículos. De ellos, 135.000 corresponden al Panamera, al Cayenne y al Macan. Bajo nuestro punto de vista no son deportivos puros, ya que según un definición estricta deben tener dos puertas y ser compactos y ligeros. Pero Porsche quiere convencernos de que todos los modelos de su gama son deportivos, y para ello nos ha invitado al circuito de Ascari en España: 13 curvas a la izquierda y 13 a la derecha, y hasta 12% de desnivel en un circuito con una longitud total de 5.425 metros. Y cada montura en su versión más radical: GTS.

Porsche 911 GTS

2 minutos, 30 segundos y 135 centésimas ha logrado el 911 Carrera 4 GTS. Es el tiempo con el que deben medirse el resto de los modelos. Muy pegado al asfalto y atlético, el seis cilindros bóxer del 911 empuja desde la zaga, y gracias a su tracción integral, el agarre no plantea problemas en ningún momento. Los 430 CV proyectan a este nueveonce de 0 a 100 km7h en solo 4 segundos, y pasa por curvas con una neutralidad pasmosa, imperturbable a las inercias y las fuerzas centrífugas. No balancea en ningún momento, y su dirección, directa y precisa como una flecha, se encuentra en todo su elemento. 

Porsche Cayman GTS

El Cayman GTS es sin duda un buen candidato para medirse con el todopoderoso 911. Es 110 kilos más ligero, y sus 90 CV de desventaja apenas se notan en curvas. Y la verdad es que ya desde los primeros giros, este Cayman se siente como un 911 de hace dos años. Muy ligero y ágil, se acerca peligrosamente a su hermano mayor, si bien donde se notan las diferencias es en la tracción. Su motor central le permite afrontar los giros a una velocidad endiablada, pero no alcanza la neutralidad del 911. Ese es el motivo por el que se queda dos segundos por detrás

Porsche Panamera GTS

¿Cómo responderá el Panamera en circuito? No olvidemos que la berlina pesa dos toneladas, por no hablar de sus grandes dimensiones. El puesto de conducción, eso sí, es típico de Porsche. Vas muy abajo, con todo a mano, y un volante forrado que se ajusta a la mano como un guante.

Pero ya en las primera curvas su elevado peso se hace notar. Tiende mucho más a salirse de las curvas, si bien en todo momento resulta sorprendentemente manejable. Y es que después de un par de vueltas, queda demostrado: permite girar a base de acelerador, como un deportivo auténtico. Tiene unos reflejos rápidos para su tamaño, y bastan unos pequeños movimientos de volante para corregir la trayectoria. Finalmente, es solo un segundo y medio más lento que el Cayman. Sin duda, es más rápido que cualquier otra berlina de su tamaño. 

Porsche Cayenne GTS

Y nos queda el Cayenne, el modelo más vendido de Porsche. Pero el circuito no es su terreno natural. Se muestra aún más violento e ingobernable en situaciones al límite que el Panamera, lo que no quita que proporciones elevadas de dosis de diversión al volante y permita una conducción muy dinámica. La electrónica controla con eficacia los balanceos de la carrocería, y para ser un SUV de posición elevada, su respuesta es increíblemente deportiva. Tan increíble como su tiempo por vuelta, en un coche de este segmento: 2:37,156 minutos.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches