Comparativa

Comparativa: Grand C-Max, Mazda5, Verso y Touran

Versiones comparadas:

Enrique Trillo

13/06/2014 - 10:29

Dura pugna entre monovolúmenes compactos. El Ford Grand C-Max, Mazda5, Toyota Verso y Volkswagen Touran se enfrentan para dejar claro cuál de ellos es el mejor del segmento. Todos con motor turbodiésel de 1,6 litros y siete plazas.

"En el amor y en la guerra todo vale” dijo una vez el filósofo y general chino Sun Tzu. Este militar vivió hace 2.500 años y no podía prever una cooperación entre Toyota y BMW. Y es que en la guerra por los clientes, estas dos firmas tan diferentes llevan trabajando juntas desde 2011, una alianza de la que apenas se tenía noticia. Sobre todo colaboran con tecnología para respetar el medio ambiente, pero también hay un deportivo sobre el papel. Aunque claro, los japoneses no han perdido su oportunidad de pedir a los bávaros que les presten su 1,6 diésel para, por ejemplo, su Toyota Verso. Los pequeños diésel se llevan un pedazo de tarta muy grande en el mercado de los monovolúmenes compactos (el 50% en Europa) y Toyota no tenía ninguno en su gama. Así que lo ha tomado prestado, aunque sea de la competencia. Y es que BMW ya no necesita este motor, porque en breve estrenará su flamante 1,5 de tres cilindros diésel en el Mini.

Como hemos dicho: todo está permitido. La cuestión ahora es en qué medida BMW ha ayudado a Toyota. Y lo vamos a comprobar enfrentando al Verso contra el Volkswagen Touran, el Ford Grand C-Max y el Mazda5, todos con motor diésel de 1,6 litros. Y la verdad es que todos cumplen muy bien sus papeles: logran ser vivos en carretera, a la par que ahorradores. Los consumos están entre los 5,4 litros del Volkswagen y los 6,3 que bebe el Mazda. Además, todos ofrecen siete plazas, aunque solo el Mazda las tenga en su monovolumen sin coste extra. Y en todos la última fila es solo apta para niños. Si quieres saber de qué más es capaz cada uno de ellos, sigue leyendo.

Mazda5

El espacio y el motor son notables, no así su comportamiento: cuarto puesto

Por el espacio disponible y por el motor logra el notable, no así su comportamiento: por eso queda cuarto. Mazda denomina Nagare al diseño del 5, y esas ondulaciones en los laterales recuerdan al viento y el agua. Menos romanticismo hay en el interior, que data de 2010 y ya se ve anticuado. Con todo, delante lleva asientos grandes y mullidos. El espacio en la segunda fila es bueno y está al nivel del Ford y el VW, la banqueta se puede deslizar por partes y regular la inclinación del respaldo. Todo muy confortable. También el 1,6 litros diésel de 115 CV cumple bien su papel. Una mecánica con empuje, pero algo ruidosa. El problema llega cuando pasas por una curva al límite: el Mazda5 no tiene claro si subvirar o sobrevirar, y necesita echar mano sí o sí del ESP. Y es el que peor frena. Por último, la suspensión es demasiado blanda y balancea mucho. El 1,6 diésel está disponible en varios acabados. Los más altos son el Luxury y el Sakura. Esta última es una edición especial de este año, mejor equipada.

Toyota Verso

Cuenta con mucho espacio y rendimiento del motor BMW le sienta muy bien. Peor es su comportamiento. Tercer puesto

A veces el destino es imprevisible, y ahora el Verso lleva bajo el capó un motor diésel de BMW. Este 1,6 litros de 112 CV aporta vida al Toyota y le transmite empuje. Pero eso no basta para cambiar su carácter. Que cuente con esa elevada capacidad de carga de 700 kilos tal vez tenga que ver con que el tacto de conducción recuerde al de un vehículo de gran tamaño: dirección poco precisa y un manejo menos ágil. Y aunque lleva neumáticos 205/60 de elevado perfil, la suspensión es seca. Los puntos fuertes del Verso son su espacio y versatilidad, especialmente detrás, donde es más amplio que sus rivales. Los tres asientos individuales se deslizan de forma autónoma, y la inclinación del respaldo es regulable. Además, con solo darle a un mando tienes una superficie de carga plana. Muy práctico. Cuesta 24.200 euros y, por tanto, se presenta con un precio muy interesante.

Ford Grand C-Max

Quien quiera diversión en familia, esta es su opción. Y, además, no se olvida del confort a bordo. Segundo puesto

Nadie relacionaría un monovolumen con el concepto de deportividad, pero Ford demuestra que esta combinación puede ser posible. Ninguno en esta comparativa es tan estable en recta ni pasa por las curvas tan ágil como el Grand C-Max, merced a su precisa dirección. Y no te preocupes: incluso con su tarado rígido, este Ford es bastante cómodo. Comparte la mecánica de 1,6 litros diésel de 115 CV con el Mazda y, por tanto, su mismo empuje, aunque no es silencioso. Pero tiene que lidiar con 150 kilos más. Con 1.667 resulta, sobre la báscula, el más pesado de la comparativa, lo que explica que las prestaciones sean algo menores. En espacio está al nivel de VW y Mazda: es desahogado, pero no tanto como el Toyota. Detrás tiene el mismo sistema de asientos que el Mazda. Los dos exteriores se deslizan individualmente y el central se puede usar como mesa o extraerse. En ese caso, quedan dos cómodas plazas. Y aunque no es barato, con un precio de 25.400 se gana el segundo puesto en la clasificación general.

VW Touran

El Touran tiene todo lo que se le pide a un monovolumen: espacio, confort y flexibilidad. Resultado: primer puesto

Cómo pasa el tiempo. El Touran lleva una década en el mercado y su última versión es de 2010, pero aún sigue imbatible. ¿El motivo? Es espacioso y práctico, confortable y manejable. Pero tiene más méritos: con 4,40 metros es 12 cm más corto que el Ford, pero ofrece un espacio similar. Sus formas rectangulares lo hacen posible. Delante su postura de conducción es inmejorable y detrás presenta tres plazas desplazables y extraíbles. Es flexible, pero requiere esfuerzo. En el Toyota basta con darle a un mando para plegar los asientos y dejar una superficie plana. El 1,6 litros de 105 CV es más suave que en sus rivales y entrega la potencia de forma más homogénea. En general, el Touran es un coche muy equilibrado. Se conduce especialmente bien y con mucha facilidad. Con cinco plazas es el más barato, pero si quieres dos más, son las más caras. Eso no le impide hacerse con el primer puesto.

Clasificación:

1. VW Touran

Lo ha vuelto a conseguir. Es manejable y equilibrado, tiene mucho espacio, una elevada flexibilidad y el motor más ahorrador. Además es barato... siempre, claro está, que renuncies a bastante equipamiento o a una versión de más 'empaque'.

2. Ford Grand C-Max

El ágil Ford es la opción para los que quieren combinar familia y diversión al volante. Además ofrece confort y espacio, pero peca de una instrumentación bastante confusa. Su precio es elevado y su equipamiento es bastante completo.

3. Toyota Verso

A su favor hablan su increíble espacio, su gran flexibilidad y su viva mecánica BMW. Pero tiene un comportamiento impreciso que recuerda al de una furgoneta, resulta bastante perezoso y demasiado rígido.

4. Mazda5

Lo penalizan, y mucho, su desajustado chasis, el elevado consumo de su mecánica, un maletero pequeño y unos frenos mejorables. Su contenido peso y un precio asequible que, además, incluye las dos plazas de la tercera fila de serie, son sus fuertes.

CONCLUSIÓN

El Volkswagen Touran vuelve a ganar una vez más, sencillamente porque es el más homogéneo y equilibrado. Su falta de defectos reseñables es imbatible. El siguiente puesto es para el vitalista Ford Grand C-Max, el ganador en nuestros corazones. Gana en el apartado de comportamiento dinámico. ¡Si tuviera un poco más de espacio y un habitáculo más refinado! El Toyota Verso, con el motor BMW, sigue siendo voluntarioso y ofrece mucho espacio, pero merece un chasis más afinado. Lo mismo vale para el Mazda5, que además debería montar mejores frenos.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre

Volkswagen

Modelos de Volkswagen más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches