Comparativa

Coches 4x4

Comparativa Ford Kuga TDCi 140 frente a Hyundai ix35 CRDi

Versiones comparadas:

Jorge Arenas

15/04/2013 - 09:20

La segunda generación del Kuga ya está aquí. Es más grande, más rutero y soluciona los problemas de espacio que tenía. En esta comparativa el Ford Kuga se enfrenta al Hyundai ix35, que está a punto de actualizarse este mismo año y no piensa hacerle el camino fácil.

Fabricantes como Ford saben ir al grano cuando lanzan un producto nuevo. Su forma de pensar es la más práctica de todas de cara a ganar esa valiosa clientela que te hace subir en el ránking de ventas. Y un claro ejemplo de lo que digo es el Ford Kuga, que necesitaba limar unos detalles para poder competir con garantías en el atroz segmento de los todocamino. Los del óvalo sabían que tenían un buen producto desde muchos puntos de vista, pero también tenían claro que no llegaba a ser redondo por su escasa habitabilidad. Evidentemente, eso de llegar al concesionario en busca de un SUV (que se presupone espacioso) y encontrarte con que ni las plazas traseras ni el maletero ofrecen una clara ventaja frente a un modelo compacto, no era nada bueno. Y es justo en este momento cuando Ford lanza al mercado la segunda generación del Kuga, que te presento en este cara a cara y que soluciona de raíz esta carencias. 

La clave está en un aumento de talla (y de peso, más adelante hablaré sobre ello), que hace que el Ford Kuga sea más voluminoso por dentro y por fuera. La fórmula mágica no es fácil de hallar, porque con una ganancia de ocho centímetros en longitud y la misma distancia entre ejes que antes, el espacio para las piernas en la segunda fila ha crecido nada menos que ¡12 centímetros! Una barbaridad esta cifra, que rara vez se encuentra en el salto generacional de un modelo, sea cual sea el segmento al que pertenezca. Pero esto no es todo: sigo descubriendo cosas y me encuentro con que la altura libre al techo ha mejorado y el maletero ha crecido 46 litros, hasta alcanzar una cifra total de 456 con los asientos traseros en uso. La pena es que no es todo lo aprovechable que uno espera por las formas irregulares de las paredes laterales. Pero bueno, la realidad es que no es fácil encontrar una zona de carga de formas cuadradas. Por otra parte, el sistema de apertura del portón pasando el pie por debajo del paragolpes es otro puntazo a su favor. Este sistema también está disponible en otros modelos como el Volkswagen Passat o el BMW Serie 3 GT.

Así que con estos datos en la mano, se puede decir que el Ford Kuga se ha puesto las pilas, pero bien. Sin embargo, no hay tiempo para relajarse, porque todo lo que te vengo contando hasta ahora no le va a servir de mucho en el enfrentamiento con su rival de esta prueba, el Hyundai ix35, ya que el coreano juega esta baza con unas cartas muy parecidas. Su habitáculo es prácticamente igual de amplio y su maletero también parecido (gana en volumen mínimo, pero pierde en máximo). En el Ford el mecanismo de plegado de los respaldos es más cómodo, pero sus banquetas no se desplazan longitudinalmente, como sí lo hacen en el Hyundai. En fin, lo que veo en este apartado de habitabilidad/practicidad es un constante tira y afloja que hace imposible decantarse por uno u otro modelo. 

Toca seguir analizando otros aspectos para ver dónde sobresale cada uno, así que es momento de hablar del comportamiento dinámico. Aquí sí que veo claras diferencias, y en principio me quedo con el Ford Kuga. Su tacto de suspensión es más firme que el del Hyundai ix35, lo que se traduce en mayor aplomo en carretera. A pesar de sus 1.700 kilos, pisa bastante bien para tratarse de un SUV, se mueve entre curvas de forma ágil y responde a las órdenes de la dirección con una confianza que invita a seguir haciendo kilómetros con buenas sensaciones a los mandos.

¿Y qué dice el Hyundai sobre esto? Que prefiere tomarse las cosas de otra manera. Que las prisas en carretera no le van, porque su chasis tiene un tacto más blando y su carrocería tiende a cabecear en exceso en los cambios de peso. También el tacto de la dirección está un escalón por debajo. Lo bueno es que para el campo es más apropiado. Los dos tienen tracción total, pero precisamente por esa suspensión más suave y por otros detalles como el bloqueo electrónico del diferencial, el ix35 me parece el más recomendable para quienes suelan atravesar pistas con frecuencia. En caso contrario, creo que es más acertado apostar por el modelo de Ford.

Sobre los motores diésel, es más refinado el TDCi de 140 CV. Suena menos en el interior (la insonorización del habitáculo es clave) y gira más suave, pero como puedes ver en la ficha técnica las prestaciones del Kuga son peores. Evidentemente, los 167 kilos de más se tenían que notar... Por contra, el CRDi de 136 CV, aunque más ruidoso, tiene algo más de patada, una arrancada mejor y, puestos a hilar fino, un consumo ligeramente inferior.

Al echar un vistazo a los precios de ambos modelos en sus acabados básicos veo que son muy parecidos. Pero lo cierto es que en este sentido es justo reconocerle al Hyundai ix35 que lo hace mejor, porque no solo es algo más barato, sino que su equipamiento de serie cuenta con elementos (sensores de luces, lluvia y aparcamiento, climatizador bizona...) que su rival no tiene. Por contra, el Ford Kuga se defiende con una presentación más refinada, que ofrece mayor sensación de calidad y un diseño más cuidado y, lo más importante, con la posibilidad de incluir una serie de elementos tecnológicos en materia de seguridad (detección de ángulo muerto, frenada automática, mantenimiento de carril...) que no existen en el Hyundai.

Conclusión

A pesar de que ha perdido algo de dinamismo en esta nueva generación -antes tenía un chasis quizá demasiado firme-, el Ford Kuga sigue siendo un coche aplomado en carretera, que transmite buenas sensaciones a las manos. Pero su mayor logro es, sin duda, haber mejorado el espacio disponible en el maletero y las plazas traseras. Aquí se ha ganado unos buenos puntos, que le sitúan al nivel que debía estar frente a su competencia. Además se ha puesto un traje nuevo y más grande, que le hace parecer un poco más monovolumen y menos todocamino. Sobre si le sienta bien o no, ya que cada uno juzgue en base a sus gustos estéticos. Más tecnológico y mejor presentado, es el ganador.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Ford Kuga Kuga

Acabados de Ford Kuga 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Ford Kuga

Buscador de coches